Fiestita Pedorra

Si hay algo de la mendocinidad que me toca poderosamente el bajovientre son los festejos vendimiales. Me lo han querido inculcar desde chico, y aún siendo un núbil no me conquistaba la idea de ligar un racimo de uva revoleado, se imaginarán que mucho menos ahora.

Siempre comprendí como mendocino que la Vía Blanca, el Carrousel y la Fiesta Central , a pesar que no me gustan y no participo, le hacen un gran beneficio a la provincia por lo cual hay que bancarse esas 3 cosas que joden pero me encantan otras tantas que se dan por estas épocas.

Pero este año me ganaron la pulseada por lejos con los autodenominados artistas vendimiales y sus reclamos.

Ver una sarta de pelotudos reclamando me jode desde el vamos pero esta vez superaron todo lo tolerable. Detallemos

Primero se autodenominan artistas vendimiales. Pongamos algunas cosas en claro no hay tanto puto ni tanta pelotuda con aires de artista en la provincia, así que hay que repetir. Eso no significa que repiten por calidad sino que en la fiestita meten gente para llenar y agarran lo que hay. Esto no significa de manera alguna que estos cristianos cuenten con cualidad ni de artista ni de vendimial.

Segundo, como joden con lo de los benditos derechos adquiridos. Yo tengo los huevos al plato con como rompe mi ex, lo cual no significa que ella adquirido el derecho a romperme la paciencia. Se lo auto autoadjudicado tal cual como estos joputas que se hacen los artistas.

Ahora vamos  a la calidad del trabajo, habían unas cuantas de esta pelotas, a los gritos diciendo , “¡No se puede trabajar escenarios que se rompen y casi me rompí una pierna, luces que no funcionan, baños que se tapan!”

Vamos a aclarar algunas de estas cosas, es muy probable que el escenario donde hacía sus monicacadas esta srta. se haya roto, ahora ¿te diste cuenta el día después del acto o nunca reclamaste a tiempo?, es decir durante los días de ensayo que son muchos andabas pelotudeando. Si las luces andan o no, no debiera ser motivo de tu preocupación, vos naciste sin luces y nadie puso una queja en derechos al consumidor. Y la última, si los baños se tapan es por contratar minitas mugrientas que deben tirar todas sus porquerías en el water.

Los tipos que se sumaban a los mismos reclamos, no se los puede tomar en serio. Un muchacho que hace pis sentado no es de respetar.

Se abran dado cuenta que a medida que pasa el relato más me caliento, será por que la fiesta de la vendimia puede ser pedorra, grasa y demás , pero es mía como mendocino y me jode que una sarta de pelotudos hagan quedar como el orto a Mi Mendoza.

También podes leer:

Un pelotudo bárbaro

TAGS: