Mendoza diseña sus propios vehículos

Hace algunas semanas, un millonario Niuyorquino llamado Peter Kalikow logró que Ferrari le diseñase su propio modelo, ya que el tipo es un excéntrico coleccionista de Ferraris.

El modelo se llamó Ferrari Superamerica 45 ya que hace 45 años que el Peter se compró la primer Ferrari. Pueden ver más fotos y la nota completa en el Diario Uno, haciendo click acá.

Ni lerdos ni perezosos, algunos millonarios menducos decidieron diseñar sus propios vehículos. Otros, no tan millonarios los siguieron e hicieron lo mismo y todo terminó cuando cualquiera, de cualquier clase se puso a diseñar sus propios modelos de trasporte. Hasta uno de los integrantes del Staff de El Mendolotudo se diseñó su propio modelo.

Tenemos fotos de los más simpáticos y contamos sobre sus dueños y los motivos del diseño, algunos son de famosos y otros de personas comunes y corrientes.

El buen gusto de Celso Jaque lo llevó a pedirle a Nissan que le construyera una berlina aerodinámica personalizada. Luego de las risas que le causara a los ingenieros japoneses el diseño que Celso les mandó por email, el orejudo decidió hacerla con los fondos del Estado. Esto es lo que le quedó.

Daniel Cassia transformó con ayuda del Comisario Santucho su Duna Weekend para dejarlo con algún detallito mínimo de su gusto por las “botas y el bigote”. Fue así que crearon el “Botuna”, fusión entre el Fiat y la bota con la que aplasta zurdos.

La voz femenina de “Hola País”, Pato Amico, consiguió que desde Ford le rediseñaran el Ka que se compró hace unos años a cambio de publicitarlo en la radio. El Ka quedó de lujo, medio incómodo para entrar.

El auto de Goy Ogalde se lo regalaron los de la revista THC por su amor al yuyo y al verde. El ex Karamelo Santo se pasea con el “Yuyogalde” por toda la capital. Tiene un motor 1.0 que no consume una goma.

Larisa y Damián sos dos hermanos Lavallinos que pidieron a Peugeot que le modificara el auto del Chiche, su papá, ya que no soportan las calores de la finca. Desde Córdoba, ingenieros en diseño automotriz le transformaron la “Piletaot 505”.

Acá vemos a Bruno Rosi, el típico tontito del parque que le rompe los tímpanos y la paciencia a los viejos y a los conservadores con el punchi punchi y el regetón barato, con su Gol rural tuneada por AudioCrazy. Ahora si tiene más de 17.000 watts para romper la paciencia.

Don Omar de la florería de la calle Catamarca y San Martín consiguió que desde Chevrolet le plantaran girasoles a su Aveo de fábrica. Corre viento zonda y el tipo agradecido.

El Odontólogo Luis Muños y su hermana decidieron transformar su Porsche del 64 en una verdadera prótesis dental. Así consiguieron que más de 70 clientes con los dientes a la miseria ingresaran a sus consultorios.

Marcelo Ortiz decidió fusionar sus dos placeres en uno solo. Logró que la BMW le pintara su propio Mini con lo que más le gusta del sexo opuesto. Acá vemos la foto del vehículo con el que llega al canal 7 todos los días.

Alfredo Montepeluso, dueño de “Hamburguesas Freddy” remodeló su Volskwagen para poder publicitar su negocio. El único problema es cuando los limpiavidrios me intentan mordisquear el paragolpes.

Con lo que le van a pagar con el primer programa de Cada Día, Juli Navarro se dio el gusto de pedirle al dueño de Calzados Alonso que le rediseñe la moto que le regalaron para los 18. Aquí vemos su “Zapamoto”, digno de una diva.

Elvira, la dueña de la veterinaria “Mis Mascotas” le pidió a Whiskas que le hicieran este particular modelo se su Fiat 600. Apodado “michito” en honor a su Michi y a su Fitito.

Este es el auto de Mike Amigorena, pasando sobre todas las botellas que se escavió antes de salir a conducir el Martín Fierro. Un desastre el maipucino.

Juan Carlos de El Carrizal y su “Lanchamóvil”. Junté unos mangos y fusioné mi lancha con un motor de un Falcón del 74. Tiene caja automática y el volante es símil timón.

Roberto de Tupungato y su “Vacamión”. El sueño de Roberto era tener un 1114, pero solo le alcanzó para comprar el chasis. Es para 4 personas cómodo, tiene aire y tracción manual.

Renault no le quiso modificarle el Megane del tío de Conep. El Ingeniero pidió a gritos que le agregaran una hilera de asientos para poder conectar todos sus gadgets y cosas de computadoras. Acá vemos al tío llevándolo al trabajo y a él empedernido dejando su material de trabajo.

El Doctor Bomur solucionó su problema de esfínter fácil y vergüenza en baño ajeno agregándole un hermoso inodoro a su Ford Escort.
TAGS: