Locura

Algunos suelen estar locos, otros sin embargo se vuelven locos intentando escapar de la misma demencia, descontrol y disturbio que provoca la tan mentada LOCURA, pero cuando hablamos de locos nos referimos generalmente a ese personaje antagónico que vive dentro nuestro, que desea hacer algo y es reprimido por nosotros mismos, por miedo quizás, este último es la razón de todos mis problemas, lo juro. Si no hubiera tenido miedo esa vez de saltar del columpio y no hubiese bajado normalmente quizás mi pie nunca hubiese desembocado en ese hormiguero, lo que me provocó quedarme una semana en mi casa porque se me hizo una infección (mi pie parecía una rodilla), a causa de mi tercera rodilla mi mamá tuvo que ir a la farmacia a comprar un remedio, se ve que pegó onda con el de la farmacia porque después de unos cuantos meses venía seguido a mi casa, yo al principio pensé que era un médico, pero sin embargo no entendía porque carajo venia tan seguido si encima ya estaba curado, bueno resulta que un año después nace mi hermana, que me vuelve loco y tan loco me vuelve que me cambiaron de habitación, me llevaron acá y creo que usted es mi tía, aunque si es así tampoco entiendo porque no puedo tutearla, ya fue, a la mierda, creo que VOS sos mi tía. ¿Es normal que un pariente mío anote todo lo que digo en una hoja? Bueno, al fin y al cabo yo creo que la normalidad es algo subjetivo, la normalidad es lo que está dentro del límite, dentro del circulo, de lo seguro..

La gente que es normal generalmente no explora mas allá de sus propios límites, no se anima a ser diferente, ¿Por qué? Porque tiene miedo, entonces nos encontramos acá nosotros, mis compañeros, que somos diferentes, porque decimos lo que pensamos y hacemos lo que sentimos.

Hasta que nadie compruebe que es verdad lo que decimos seremos considerados unos estúpidos, locos e ignorantes, ¿No fué Galileo Galilei quién dijo que la tierra era redonda en vez de plana? ¿Y no fue Galileo considerado loco por decir algo fuera de lo “normal”? Si, si, si y totalmente afirmativo; Haaaaaaaaaasta que comprobaron que galileo tenía razón, desde entonces no fue llamado “loco” sino “genio”.

¿No es demasiado delgada la línea entre un loco y un genio? Son simplemente etiquetas creo yo.

William ya no tenía nada más que decir, la psicóloga que estaba en frente de él lo miraba atónita y se limitó solamente a darle un vaso de agua con tres pastillas: – “Tomá la roja ahora y luego la mitad de la azul; La blanca es para la noche”.

El chico alto y delgado vió salir a la psicóloga de su “habitación” totalmente blanca y cerró sus puertas dejando ver un cartel que decía: Área de salud mental grado III – habitación 8.

También podés leer:
Vestigios de julio

Hace un año escribíamos:
Ley de discapacidad 24.901: Dejen de hacerse los boludos!