Los típicos personajes de Bariloche

Ya preparaste la valija, el día que esperaste por tanto tiempo por fin llegó,

Esta es la primera parte de los típicos personajes que te podés encontrar en Bariloche durante tu viaje de egresados.

Tu amigo el rata: Ese que ya de entrada se trajo sanguchitos por si le da hambre, para evitar comprar en cualquier kiosco. Para él todo lo que sea ahorrar plata, está directamente relacionado con felicidad.

Apenas llegan al hotel, él te aclara que no piensa comprar ninguna excursión aparte, e intenta convencerte de que hagas lo mismo. En el boliche, vive de los tragos de todo el mundo y lo peor es que el hijo de puta se pone en pedo y si es mujer, seduce hasta el tipo de aspecto más vomitivo solo para que le compre un trago, después se va corriendo hacia  el paradero de sus amigas, escapándose de dicho boludo que se pensó que iba a garchar con ella, pobre.

El virgen: Desde que se sube al micro con destino a bariloche, su único objetivo es ponerla. Se puede notar en su cara de perro alzado y cómo te convida tragos con el objetivo de hacerte perder la conciencia y que al otro día te despiertes en su cama, mires para el costado y lo veas a él, en pelotas, festejando, mandando mensajes de texto contándole a todo el mundo que tu concha es lo más y que fueron los mejores treinta segundos de su vida.

La putita: He aquí la típica despechada que anda buscando cariño por las 321902390812 habitaciones del hotel, nunca la vas a ver sola, siempre de la mano con un chabón, o dos. El objetivo máximo de ella, son los coordinadores.

La mina tiene la falda tan corta que parece un cinturón y arriba se pone cualquier cosa cortita, que muestre sus atributos y sea fácil de sacar (pobrecita, las cosas lindas se las debe haber olvidado en su casa)

El energizer: Si este tipo no tiene 20 kilos de merca en la habitación, todavía no entendés como hace para seguir vivo. Este personaje no para nunca, siempre lo ves dando vueltas por el hotel, jodiendo como si fuera el primer día, es el último en llegar del boliche, está en todas las excursiones, se vive cagando de risa, vive saltando, agitando, en fin, por inexplicables razones este tipo sigue vivo, y no para nunca.

El coordinador: Se caracteriza por ser un banana total, se cree el pijon del grupo, le hace filo a todas las pasajeras, tanto en el viaje como ya de vuelta. Sueño de todas las pasajeras, odiado por la mitad de los pibes.

La abuela: No importa a qué hora llegues del boliche si a las 2 o 8 de la mañana, ella ya llegó antes, pero no acompañada, sino sola y está durmiendo. No sabés en qué momento de la noche a la vaga le pintó el sueño  y se fue a dormir, lo peor es que cuando le preguntan como le fué ella dice: ¡GENIAAAAALLLLL! – ¿Cómo sabés pelotuda, si te la pasaste durmiendo?.

De novio en Bariloche: Desde la terminal, cuando lo fué a despedir el novio o la novia, ya se le veía el cartel que decía “GORRIADA/O”.

Después de la típica conversación de “- ¿Te vas a portar bien? – Si, mi amor no te preocupes”  este personaje ya no siente ni culpa ni cargo, por las noches, un chacal, de día habla con su respectiva pareja mintiéndole de lo bien que se está portando, de lo lindo que está el paisaje, de lo feas que son todas las chicas y de lo mucho que la extraña.

También podes leer:
Memorias de una looser

El año pasado escribíamos:
Diosas gatos

TAGS: