Típicos personajes en los recitales

El otro día me estaba preguntando, ¿Cómo es eso de que las bandas no quieren venir a Mendoza? Sacando que casi todos los lugares para tocar son una bosta porque no están hechos para este tipo de cosas entonces suelen tener un sonido del orto, se rumorea que somos un público muy aburrido. Para no quedarme solo con el rumor decidí hacer una investigación  avalada por la Real Academia Españoña sobre los distintos personajes que podés encontrar en un recital de acá, de Mendoza.

Y también como llamado a la solaridad del Indio Solari, que se conmueva y venga a tocar acá. Pobre mina, se pensaba que esto le iba a llegar al Indio.

  • Ultras fanáticos: Una semana antes se juntaron en la casa de Carlos a hacer un trapo que va a decir algo como “LA BANDA DEL CHARLY PTE” y alguna frase de algún tema de la banda. Estos se ubican lo más cerca de la valla posible. Se la pasan todo el recital aullando los temas y les gritan cosas que a la banda no le interesa escuchar, si son minitas gritan desaforadas cosas como “te hago tooooooooooodooooo” o “¡¡sos el amor de mi viiiiiiiida!!!”, si son hombres “Genio, capo sos un maestro”.
  • La parejita: Estos a mi parecer son unos de los más asquerosos, empezando por ver como el flaco le hace una muralla a la novia con los brazos para que no la empujen. Pero sobre todo cuando la banda toca ese tema bala, entonces el vago todo chivado la agarra a la mina, también bastante chivada, la alza y se entran a hacer bosta en el medio de todo mientras cada tanto se separan y se dicen frases del tema. Vomito instantáneo y encima me hacen acordar lo sola que estoy.
  • El del sweater mojado: Generalmente son tipos gordos y  grandotes. Al tipo este no se le ve la piel en la espalda, es todo pelos, puro chivo, pura fiesta, puro rockanrol  hasta que te roza con el sweater mojado que tiene por espalda. El gusto saladito y el asco express son inexplicables.
  • Los del pogo: La idea del pogo es descargar toda tu ira en 3 minutos más o menos, empujando gente, abrazado con algún amigo saltando cual persona hipermerqueada o dejándote llevar por la corriente.  A mi parecer es la mejor parte de un recital, estos casi siempre se ubican al medio y teniendo en cuenta que estamos en Mendoza suelen ser bastante pocos.
  • El del faso: Mires cuando mires el tipo se está fumando un porro, todo el tiempo, a todo momento. Lo mirás a los ojos y los tiene color escarlata, el tipo no sabe donde está parado ni donde está su gente, pero lo que sí sabe es que esta re loco y la está pasando “bomba”.
  • Los principiantes: Cuando tienen la entrada, le sacan una foto y la suben a twitter, facebook, Google + o cualquier red social. La onda es que vos veas que ellos van a ir. Una vez en el recital se sienten perdidos, gritan mucho y se sienten lo más.
  • The coro: Estos están ubicados casi siempre detrás de donde se arma el pogo. Esta es la pose: Boca abierta aullando el tema, brazo derecho señalando al cantante o al techo con intenciones de alguna especie de dedicatoria, mirada hacia arriba y movimiento al ritmo del tema.
  • Fotógrafos y periodistas: Algunos son detestables, pasan gratis, a veces tienen contacto con la banda, se creen Dios, pero ellos a diferencia de vos, quieren hacer su trabajo rápido e irse para después teclear en sus oficinas que estuvo buenísimo.
  • Los que viajaron a ver a la banda: En Mendoza no existen.
  • Los que se ponen en bolas: No existen muchos acá tampoco, pero creo que si lo hicieran, le pondrían un poco más de asco y risa a la cosa.

También podes leer:
Típicos personajes del casino

El año pasado escribíamos:
Un Cacho de Tango para Mendoza

TAGS: