Los maravillosos cuentos del Testigo: Hay que…

Hay que vestirse para ser.

Hay que gastar para tener.

Hay que matar para ganar

Hay que acabar para ser hombre.

Hay que votar y botar.

Hay que saludar a todos cuando llegás a un cumpleaños.

Hay que ver el termómetro y quejarse del calor.

Hay que conjugar mal los verbos para llamar la atención de los intelectuales.

Hay que usar lentes para corregir a quienes conjugan mal los verbos.

Hay que ver televisión, leer los diarios y escaparse los fines de semana.

Hay que estudiar y trabajar.

Hay que estudiar o trabajar.

Hay que hacer algo.

Hay que fumar alguna vez para saber que se siente.

Hay que ir alguna vez para ver como es.

Hay que hacer el amor o garchar, porque no es lo mismo dicen los expertos.

Hay que usar redes sociales.

Hay que saber lo que es una aldatraba y relacionarlo con las redes sociales.

Hay que dar el pésame en los velorios

Hay que cuidarse para no morir

Hay que cuidarse para no vivir.

Hay que cuidarse para no contagiarse.

Hay que leer un libro alguna vez en la vida.

Hay que tener una novia.

Hay que casarse.

Hay que tener hijos.

Hay que hacer que los hijos repitan todos los pasos anteriores.

También podés leer:
La sequedad de mis ojos