Pelo por pelo

La otra vez me pararon por la calle y me dijeron: Fernet, encontrar una pareja estable es más difícil que limpiarse el culo con papel picado. Yo me quedé tildado y pensando en por qué una persona random me dice cosas por la calle y se va. Pero la idea quedó y me di cuenta que el problema es este mundo macho y capitalista que nos hace ser lo que no somos y matarnos por algo efímero y banal.

Como los cuadraditos, el auto, celulitis cero, ropa cara, aumento de busto o agrandamiento de poronga.

Todo eso en vez de ponernos a laburar en la personalidad, en ser felices con lo que somos y ponerte a pensar que si sos gorda… al menos haces unos raviolis de la puta madre o si sos feo… bueno… al menos sos un gran programador de computadoras. 

Como yo soy un sabelotodo en muchas cosas, hoy les vengo a hablar de un tema crucial en el debate eterno del género: LOS PELOS. 

Hijo de re mil puta el hombre que no se aguante ver un pelo. Primero pasate la cera caliente por el denominado ”puente” de entre los huevos y el upite y después decime si te jode que la piel de tu jermu no sea tan suave y tersa como la seda. 

Eso sí, a la hora del fellatio/cunnilingus colaboremos todos, porque es medio incómodo, a menos que tu hombre tenga ínfulas de Indiana Jones y le pinte adentrarse en la selva… recortate un poquito nena, no te cuesta nada. Te voy a hacer probar el cepillo de pelo a ver si te gusta. 

Recuerdo una vez que estaba con una amiga. Empezó la calentura ahí nomas y cuando bajé vi que la cosa estaba tupida y frondosa cual Amazonas, la miré con una cara de ”me estás jodiendo, ¿no?” y la guacha me miró, sonrió y le puso play al Cd de Gun’s con “Welcome to the jungle♫”. De más está decir que pasamos una noche de locura. Conclusión: Es cuestión de actitud. 

La cuestión es que cuando vas miti miti con tu chica, puede darse la casualidad de quedarse barbudos los dos… y eso está bueno solo si están jugando a disfrazarse de cavernícolas en uno de esos extraños juegos eróticos que hay hoy en día. 

Obviamente, yo hablo siempre desde la experiencia, habiéndome depilado todo el pecho para verme más sexy, o porque estaba borracho o cual puta fuere la razón. No me crean puto por hacer lo que hice. A lo sumo De vez en cuando me quiero tragar una garompa, pero quien… ¿no? Ah, ¿vos no? Uh. 

Volviendo al tema que nos compete, hombes, les digo que después de ese tipo de experiencias no le das bola al diminuto vello corporal del otro/a, empezás a ser mas agradecido si no tiene un matorral ahí abajo. Y vos empezás a recortarte para que no sientan lo mismo, cuidás que no haya ricotita ni que necesariamente los huevos tengan olor a huevo. 

 Acá me pongo del lado de las mujeres cuando digo:

Hermano, no seas desagradecido… vos te bañas, te lavás el pelo con Plusbelle de Manzana, te sobas el culo, los huevos y los zobacos, te empilchás, te ponés permfumito y sos un galán hollywoodense en 10 minutos. Después vas al boliche/bar/trolas/casa de tu tía/circo/misa y despreciás o ni te fijás en la minita que se bañó, se lavó el pelo con Pantene Pro-V con savia de arándanos en almníbar y néctar de morcilla; se hace un baño de crema; sufre depilándose las gambas, se autoflagela con la pinzita de depilar para las cejas, se gastó un centenar en corrector de ojeras, rímel, pintalabios, sombras, esmalte, ungüentos y cremas varias. Se quema planchándose el pelo, piensa en el detalle trabita, pulsera, faja y zapatos combinables para levantar.

Y vos no le das bola porque tiene un aliento a marsopa muerta o capaz tiene una muela hecha de caca, o porque de bebé le hicieron chupar un limón y la geta le quedó así para todo el viaje. Así no va; capaz la mina tiene buena personalidad abajo de todo ese tufo.

Y seamos sinceros… vos no sos el galancito “hoolywoodense”, sos un pelotudo más que apenas te quedas solo en casa, pensás en que vas a garchar a morir y te terminás clavando una tocona deluxe a lo mas Indio (solari) 

Y me pongo del lado de los hombres: 

Porque nosotros somos mas transparentes, si nos imaginamos al galán hollywoodense ese del que hablábamos  hace un ratito, es un boludo con barba desprolija, pilcha común, no tiene culo, pelito desordenado que hasta denota un par de entradas no muy pronunciadas, y zapatillas de no mas 200 pe. (No como esos wachiturros que no tienen para comprarse un cd original pero si para garpar unos resortes de 1000 pesos) y la geta, la geta es la misma que viene de fábrica. Asi, el tipo es como lo ves…ves lo que hay. En cambio, su par femenino, es un camaleón humano la hija de puta, usan jeans apretadísimos que levantan hasta el culo más caído, esconde momentáneamente bajo 3 capas de maquillaje todas las imperfecciones, granitos y puntos que el Señor les dio. Calzan unos tacos de14 centímetrospara levantar aún más el culo, marcar gemelos, denotar cuadriceps, arquear la espalda y sumarse altura. Ni me hagan hablar de los corpiños, indumentaria mentirosa si las hay. Pendejas que… parece, nacieron destituidas del órgano mamario, hacen aparecer mágicamente 2 bochas ni que de Copperfield se tratara. Hijas de puta.  

 Yo les digo, ámense tal cual son; más gustan las mujeres que se denotan confianza de sus otras cualidades. Testimonios los hay de a montones como tales:

 *Si, naci sin tetas pero te gano en el PES sin jugar con el Barca y te canto los jugadores de Lanús con formación y suplente.

*Soy tan fea que con mi foto le obligaban a tomar la sopa al cuco, pero me gustan las pelis de acción y tengo un doctorado en Ciencias Políticas. 

*Soy tan gorda que fui al cine y me senté al lado de todos… ¡pero te hago unos ravioli que mamita querida!

El día que dejemos de darle bola a lo superficial, que tengamos una sonrisa sincera en el rostro siendo tal cual somos… será tal vez la última revolución social…

También podes leer:
El día que me levanté una Wachiturra

El año pasado escribíamos:
Ama de cama