Me-quedé-soltero

Puede pasar a veces que después de mucho transitar la vida al lado de una persona, las cosas por su propio peso caigan, o te mandes alguna cagada y no te la perdonen, o te pongan terrible par de cachos, o te aburras, o enviudes, u otro tendal de opciones por las cuales cambies tu estado de “novio o casado” a ¡soltero!

Sin dudas y dependiendo de las circunstancias que rodean el caso, muchas veces este nuevo estado civil puede ser motivo de grandes alegrías, disparador de fantásticas aventuras, impulsor de innumerables salidas y motivador de excepcionales experiencias, sin importar mucho tu edad…

  1. Primero y principal está uno: Es muy importante tener claro que antes que las la familia, las minitas y los amigos, ¡está uno mismo! Así que esa “balada” de tristeza y melancolía que nos acompaña a cada paso tiene que cesar rápidamente. Regálese una semanita como mucho para dar lástima, duerma con el paquete de Carilinas al lado, vea películas románticas que nunca en su sano juicio elegiría, escuche esos temas “canelón” que le hacen acordar a Ella y por lo que mas quiera, después de esa semana de autoflagelación, póngase de pie, deje de dar asco y salga a conquistar nuevamente la vida, ¡como corresponde! ¡Cagón!
  2. La familia es la mejor contención: Sin lugar a dudas cuando las cosas están mal en serio, siempre podrá acudir a su familia, padres, hermanos, tíos abuelos, primos, son nuestros primeros amigos y nos conocen como nadie. No hace falta caretearla con ellos. Las cosas son como son y seguramente ellos serán los primeros en querer que uno se reponga. Confíe en el olfato de madre, escuche los consejos de padres, tíos y abuelos, déjese consolar por esos mejores amigos que son los hermanos… Y bien, una vez que termine con toda esa mariconeada simil familia Ingalls, ya se puede ir preparando para hacerse hombrecito y salir a dar una vueltita a la manzana. ¡Pusilánime!
  3. Esos amigos del alma: Nada mejor para los momentos post-ruptura que refugiarse en los AMIGOS con mayúsculas, esos que te entienden con solo mirarte, esos que ya la detestan a esa yegua desde el segundo posterior a que te peleaste/largaste/largaron/etc., esos vagos que no se van a asustar si se te cae una lágrima o te clavás un pucherito. Esos vagos que te bancan a pesar de todo, que te invitan a cenar hasta con sus novias/esposas. Esos locos de fierro. Pero bueno, una vez obtenido el reconfortante sentimiento de seguridad y ya completamente repuesto, es un buen momento para dejar de hacerse el suavecito y necesitadito y empezar a calentar gomas para salir a la pista. ¡Timorato!
  4. Old black book: Una vez finalizada la etapa de molestar y llorisquear con sus afectos mas cercanos, es tiempo de reponerse como corresponde, y eso en idioma “Neandertal Masculino Antiguo” puede significar solo una cosa: ¡PONERLA! Pero también es cierto que salvo algunos tiritos inocentones, lo más probable es que hace mucho que no garche  con otra persona que no sea su ex novia/esposa y le sea relativamente dificultosa la vuelta a las pistas. Pero tanto ud. viejo zorro, como yo, sabemos que es como andar en bicicleta, uno nunca se olvida, pero hay que empezar practicando de a poco. Y qué mejor para encarar esa etapa que un antiguo amor, una suripanta fiestera, esa minita con la que siempre tuvimos ondita, ¡o una amiga gauchita! Para el caso de que ud no tenga buena parla, no sea bueno para el levante o simplemente sea muy viejo o muy feo, suplante los ingredientes antes citados por mujeres rentadas. No será lo mismo probablemente, ¡pero dejará de relacionar el sexo con una sola vagina! Hágase machito de una vez por todas y a ponerla como corresponde. ¡Acomplejado!
  5. Último y no por eso menos importante es la vuelta a las pistas: ¡¡¡Qué felicidad compadre!!! Si Ud. ya está listo para asaltar las pistas nuevamente, es un gran síntoma que ha dejado atrás  las pelotudeces, las inseguridades, las tristezas y las mariconeadas en general, para volver a ser un macho cabrío ponedor y dedicarse a la juerga como Dios en su infinita sabiduría quiso que sea. Nada mejor para aprovechar la soltería, ¡¡¡que una actitud arrolladora desprovista completamente de dudas y mieditos afeminados!!! ¡Y acá es donde empieza la joda! Vamos con un resumen del 1×1:

Amiguis: que divino es tener amiguis, esas compañeritas de estudio o de laburo con las que siempre jugueteabas inocentemente y se hacían la pasadita, se calentaban el agua y no se tomaban el mate. Bueno ahora es el momento para volverse bien gauchito y empezar, desde tempranito a ¡¡¡tomarse todos esos matecitos que quedaron esperando!!!

Boliche: ¡Nada supera al supermercado de la joda! ¿Cómo no relacionar directamente a la soltería con el Boliche? ¡Esla Iglesia del soltero! Tenemos que intentar aparecer como buenos feligreses, una vez por semana ¡¡¡como mínimo!!! Pendejos, renovar las pilchitas por unas de onda. Pendeviejos, renovar la rural  por una coupe importada. Viejos: ¡abultar la billetera y apuntarle a los togas furiosos!

Celular: Rápidamente buscar la opción de conectividad full, para un tiroteo completo en todas sus versiones. ¡Nada mejor que un Blackberry para esto! El BB msn se pone al rojo vivo y siempre es una buena excusa para tener el contacto, ¡sin pedir el fono!  Te pasas fotitos, te tiroteas a cualquier hora ¡y encima con la “D” y con la “R” sabés cuando llegó y cuando lo leyeron! Para reemplazar estos dispositivos móviles también sirven los smartphones con conectividad, pero no es lo mismo…

Gimnasio: Obviamente que lo primero que tenés que hacer apenas te soltereás es ¡volver o empezar el gym! Tenés que quemar esas calorías que antes no te calentaban y trabar un poco esos chorritos de soda que tenés por brazos. Aparte el gimnasio bien entendido, es como un boliche diurno.

Facebook y Twitter: Las redes sociales, cualquiera que sea tu edad son un “must” no podés estar afuera y si lo tenés en desuso, desempolvalo y empezá a darle vida a esos perfiles interactivos que facilitan las cosas en un 500%. Muchos de nosotros no tuvimos esa opción en nuestras épocas de levante púber…

Tiroteo olímpico: Entendé de una vez que entrenar está bien, pero ¡¡¡el tiroteo se tiene que convertir en una disciplina olímpica para vos!!! ¡¡¡Hay que tirarle a todo lo que se pueda!!! Si te gusta o te pinta, o te la imaginaste en bolas…. ¡TIRALE! Las minas por mas que los tiempos cambien, raramente te vengan a encarar de frente mantecol, ¡vos tenés que hacer tu parte como “caballerito” que sos! Y el tiroteo como todo deporte se va perfeccionando con la práctica.

Eso es todo por ahora estimado colega soltero. Ya  sea que esté contento o triste por su condición, sepa que tiene que aprovecharla y exprimirla todo lo que pueda, porque nunca se sabe… podría ser la última vez…

N. de la R.: Get your head up, your pants down, and let the good times roll !!! 

Fuente de la foto: http://www.despedidasdesolteros.com/despedida-soltero.php

También podes leer:
Maipulotudos

El año pasado escribíamos:
La loca historia de Juan

Compartí, no seas paco