¡A una semana de publicar su libro!: Aforismos de Fernando Hidalgo

  • Hay muchas probabilidades que, al final de una película, se corte la luz cuando la estés viendo en el cable.
  • Los barrios que incluyen números son generalmente re bandos.
  • Aún siendo de cuero, jamás se lustrarán bien un par de zapatillas.
  • Los colores de ropa que de chico odiabas de grande vas a amar.
  • Cuando alguien hace referencia a quien lo acompaña en la intimidad como “su pareja” seguramente es homosexual.
  • El chorizo de la foto del cartel de Old Bull de la calle Vicente Zapata esta re contra quemado.
  • Cuando una mina dice de otra que es un gato, es simple envidia.
  • Quien de chiquita amaba dormir con medias, de grande amará dormir con media… media japi adentro.
  • El tamaño de los aros de una mujer es proporcional a la edad, hasta que llega a los 43 y nuevamente se vuelven a achicar.
  • Es ley buitrear wifi en el laburo desde el cel.
  • De chiquito siempre creí que era un transformer, hasta que me di cuenta de que nunca podía transformarme.
  • Los gastos gruesos del supermercado son erogaciones causadas por “lujito y gustadas”.
  • No ha existido jamás de los jamases un video porno de un trío formado por dos hombres y una mina donde los dos hombres se besen. Tampoco ha existido el de un trío de dos minas y un vago donde las dos minas no se besen.
  • Un 69 entre travestis más que 69 es 77.
  • Para pegarle a alguien no hace falta tener razones, basta con las ganas.
  • El Domingo es el único día donde dan ganas de hacer cosas a la hora del almuerzo.
  • Los flacos con panza son los peores ordenando papeles administrativos.
  • Podes tardar cinco años es recibirte de bio-ingeniero espacial, en licenciado en filosofía y letras o licenciado en psicología, pero no te alcanzará una vida completa para conocer tan solo a una mujer al 100%
  • Este es mi aforismo número 1.000… Solo sé que lo sé todo, ¡chupala Sócrates viejo mamón!
Bueno, últimos 7 días para que dejen de ser unos estúpidos ignorantes y pasen a tener en vuestras manos todo el conocimiento y la sabiduría impartida por mí. Se que han esperado mucho, pero su paciencia va a ser pagada con creces, van a poder leer una obra literaria excepcional y todo lo que lean a partir de mi libro los va a defraudar. Paciencia, la semana que viene sale… y no saben lo que va a ser.

También podes leer:
Aforismos de la semana pasada

El año pasado escribíamos:
Desde el hartazgo

TAGS: