Pétalos de Oro

Leo, Kevin, Iván. , Fer, Sofía, Andrea

 1er acto

Escena primera

 (Un escenario vacío con solo 6 sillas ordenadas en círculos, Entra Kevin)

Leo: Hola, ¿Qué tal? ¿Bien? Un gusto, yo soy Leo y estoy acá para abrirme a ustedes y a contarles toda la emocionante aventura que estuve viviendo el año pasado. Tal vez sea interesante, tal vez no… Pero vine acá al taller, justamente para contarles mi historia. Para que sepan que todavía hay esperanza hasta en el último momento.

(Se desahoga mirando al suelo y retoma el discurso)

         Pongámoslo así. Yo soy un tipo normal, ingresos ni muy altos ni muy bajos, tengo un negocio de instrumentos musicales y es porque si hay algo que me apasiona, es la música, para mí la música es un mundo, un universo de tal forma que después de conocer cada rincón, puede manipularse hasta darle la forma perfecta para encajar en el corazón, y cuando ese mundo encaja en el corazón no hay nada mas bello e incorrompible como la sensación de un instrumento bien tocado retumbando en el tímpano. No hay nada que me interese más que la música, excepto quizás una sola cosa. Las mujeres…son tan…Frágiles y dulces, diversas, unas llenas de energía, otras llena de cosas para dar…ninguna deja de ser hermosa, ya sea por su físico o por su personalidad.

 Debería considerarme un problemático en este tema…ya que estoy enamorado de cada mujer del universo, pero hoy vengo a contarles mi historia…de “ella” esa mujer que me robo el sueño desde hace mil noches y aun hasta el día de hoy lo sigue haciendo.

(Bajan las luces)

Escena Segunda

(Suben luces, las sillas siguen igual pero esta vez ocupadas por gente con una mesa en el centro, a excepción de una sola silla) 

Andrea: y bueno ¿Para cuando el feliz cumpleaños?

Iván: (sonríe) sabes que falta para las 12, mirá si me quedo con otro año de mala suerte como este. (Ríen todos)

Kevin: Pero no seas boludo ¡che! que con esa actitud nunca te vas a poder acercar a las niñas.

Leo: Escuchá lo que dice el maestro (ríen)

Iván: bueno pero por lo menos esperen a la torta

Sofía: Ah ¿hay torta?

Iván: Obvio que hay torta, mi mejor amiga me dijo que me la traía, por no venir el cumpleaños pasado, que se yo

Andrea: ¿Ah si? ¿Una amiga?

Iván: (ríe) ¿vos pensás que con la cara de topo que tengo encima se me van a acercar las mujeres?

Kevin: ah pero no seas boludo, si lo que les gusta a las mujeres es que seas terrible boludo atrás de ellas

Sofía: ¡Viste Leo! terrible boludo tenés que ser

Leo: (ríe) sabes que hago lo que puedo.

Kevin: ¡hey! no le bajes tanto los ánimos al amigo que hace lo que puede

Sofía: (sonríe) si tenés razón, lo que tiene de boludo lo compensa con lo que tiene de original

Andrea: ¿Amor por que vos no sos original?

Kevin: Porque yo me mantengo en las viejas andanzas, soy astuto y se lo que querés (le guiña el ojo)

Andrea: (le devuelve el guiño) ¿por que sos tan boludo?

Kevin: Tu boludo

(Sofía le hace señas a leo mientras se ríen del momento. Iván mira al Costado de escena.)

Iván: Che, me preocupa, ya son las 11 y la flaca esta me dijo que venia a las 10 y recién llamó diciendo que había salido.

Leo: No te preocupés seguro se atrasó por la Alameda o alguno de esos nudos de mierda del centro

Iván: es que no, ella vive para el lado de Godoy cruz.

Leo: Bueno, en la España me he comido un Par largo de garrones

Kevin: ¿por qué no la llamás?

Iván: Estoy sin crédito, ¿Alguien me presta?

Andrea: A mi me quedan 3 pesos si se me terminan no lo puedo llamar gratis al infeliz que tengo de marido

Sofía: Vos querido, que siempre tenés crédito al pedo

(Todos miran a Leo. El le da el celular a Iván de mala gana. Iván marca el número y se va detrás de escena)

Leo: ¿Y como vamos con los ahorros para el mundial?

Kevin: Ahí vamos, intento guardar lo que mas puedo, pero tengo termitas en la billetera

Andrea: Hey

Sofía: (ríe) que amarrete Kevin!

(Vuelve Iván)

Iván: Sep, definitivamente nos quedamos sin torta

Sofía: bah, ¿Pero no venia?

Iván: Sí, pero se le quedó la moto y no sé, no hable mucho

Sofía: bueno. Vayan a buscarla

Andrea: Bueno, tengo el auto acá nomás, así que… ¿Vamos Iván?

Iván: Bueno vamos…Me dijo que no era tan lejos..En 5 volvemos ¡eh!

Sofía: Vayan de una vez.

(Salen Iván detrás de Andrea) 

Kevin: (ríe) que mujer dios.

Leo: ¿Te acordás cuando la conociste?

Kevin: Si, fue el cumpleaños pasado ¿te acordás? un año pasó y ya estoy con el anillo en el dedo, me quiero cortar los huevos.

Sofía: No digás eso, si la querés

Kevin: ¡Si! si la quiero, pero pasó un año, ¿quien se casa al año?

Leo: Y vos boludo, pero por algo lo hiciste

Kevin: Si, por que la amo, no hay manera de no desear a una mujer como es Andrea.

(Ríen, y luego silencio)

Kevin: Estos cumpleaños tienen algo raro ¿No?

Leo: ¿Por qué lo decís?

Kevin: Por vos y la Sofi, después yo y la Andre…y ahora le debería tocar al Iván (ríen). ¿Saben qué? Busquemos algo para brindar.

Sofía: ¿Brindar? ¿Para qué?

Kevin: ¡Por estos cumpleaños! y que ahora le toca a Iván…es el patrón

Leo: Y dale

Kevin: a ver…Yo sé donde guarda ese vodka destilado (sale a buscar el vodka)

Sofía: eh, pero pará nos querés dejar en coma alcohólico?

Leo: Dejálo, ya estoy acostumbrado a sus pelotudeces.

(Entra Kevin)

Kevin: Woalá!

(Sirve)

Kevin: Hoy brindamos, por que le toca a Iván, y por los cumpleaños mágicos. Feliz cumpleaños Iván

Leo: Pero pará!

Kevin: ¡Chin Chin! (brindan)        

(apagón)

Fuente imágen:
www.Deviantart.com 

También podes leer:
Crónicas de un chotofóbico 

El año pasado escribíamos:
Estamos cagados, pero…