El hombre de ningún lugar

¿Me decís que podes vivir en el libertinaje por siempre? ¿Así que decidiste seguir tu estúpida filosofía de vida? Mira vos que bien. Pues discúlpame que te diga, yo no te veo así.

Se lo que sos cuando nadie te ve. Se leerte entre esos falsos testimonios que levantas en tu defensa. Ese estandarte que te guía no es más que humo. Podes escaparte del compromiso, pero no esconderte. Porque el compromiso te llega, tarde o temprano, pero te llega. Cuidado hombre de ningún lugar. Ella está por aparecer…

Ella lo conoce. El se encuentra.

Ella se enamora. El siente algo similar, pero se asusta.

Ella se juega. El evade.

Ella se confunde. El gana.

Ella se hace la desentendida. El se enamora.

Ella llora. El no entiende.

Ella le pide por favor. El se escapa.

Ella está sola. El está escapando hacia ningún lugar.

Ella lo extraña…

¿Así que pusiste en práctica tu plan? ¿Conseguiste lo que querías? Que estas confundido me decís. Bueno, en tu silencio solo encuentro temor. ¿Estás esperando algo más? La tenes ahí adelante ¡Jugate! ¡Oh, hombre de ningún lugar, no sabes lo que te estás perdiendo!

Cuidado, el tiempo es cíclico en esta época del año. Ella está ahí, a la vuelta de la esquina. Y vos, en tu subconsciente, queres encontrarla. Lo sé. Ahí viene de nuevo…

Ella lo deja entrar de nuevo. El agacha la cabeza, pero por dentro lo desea con todas las ganas.

Ella se abre de a poco, no quiere salir lastimada de nuevo. El entra brindando todo y solo eso.

Ella se siente cómoda. El está feliz.

Ella no puede creerlo, todo está saliendo perfecto. El esta sintiéndose como en casa…pero en su cabeza vuela un “pero”.

Ella se juega del todo. El se niega a aceptarlo, se atemoriza.

Ella se sienta una estúpida. El otra vez sigue su necia filosofía sin mirar a quien esta lastimando.

Ella lo espera para hablar. El no aparece.

Ella lo llama. El contesta con incoherencias.

Ella entristece. El escapó.

Ella lo ama. El también.

Ella es valiente…pero él es cobarde.

Ella lo extraña otra vez…

¿Hasta cuando pensas seguir con este estúpido juego? ¿Te daras cuenta alguna vez que dejaste de ser un niño? ¿Lograra tu mente asimilar que la historia esta en tus manos y que vos podes cambiarla? Deseo de corazón que el cielo nublado sobre tu cabeza se abra, y te deje ver esa estrella a perseguir. Esa estrella tiene el nombre de Ella. Y muy adentro tuyo lo sabes.

¡Oh, hombre de ningún lugar, despierta! Espero que no te des cuenta tarde de lo que te estas perdiendo. Porque cuando estes viejo, solitario y triste en una cama; las estrellas dejaran de brillar por vos, y solo te quedaran las cosas vacías para hacerte compañía en tu afligido final.

Hace click acá para bajarte mi libro pelotudo!!!!

También podes leer:
Destino: Desconocido

El año pasado escribíamos:
Yes, soy nerd