La Doctora Lí te desburra: ¿de dónde viene el OK?

Lo usamos muchísimo, y para muchas cosas.

-¿Venís a mi casa más tarde?

-OK.

-¿Qué te parece ese pibe?

-Está OK.

-Vos lo distraés y yo entro por el costado.

-OK.

-¡Que sea la última vez que te veo sacándote los mocos en la mesa!

-OK.

-¿Qué es de tu vida?

-Todo OK.

Y así puedo seguir todo el día, pero lo importante es que quiere decir “bueno”, “bien”, “bárbaro”, en resumen, algo afirmativo, algo bueno.  Ahora, uno se pregunta ¿qué tiene que ver una O y una K con algo bueno? La que explico a continuación es una de las versiones más aceptadas popularmente.

Resulta que allá por el tiempo de la guerra civil estadounidense, por el 1860 y algo, al terminar las batallas los oficiales debían informar las bajas. Utilizaban una pizarra donde anotaban la cantidad de muertos. Imagínense que no era lo mismo leer 23 killed que 0 killed, esto último era una noticia espectacular, que se festejaba y llenaba de orgullo y esperanza a todo el pueblo.

Cero muertos: 0 killed. Y abreviado: 0 K. Para los que no saben, en yanquilandia, el 0 se pronuncia “zero” y también “o”. Así queridos amigos, llegamos al OK, oukey, como le dicen allá;  okey u oca, como le decimos acá.

¡Así que ya lo saben! La próxima vez que les pregunten: “¿Nos vemos allá?” Tranquilamente pueden responder: “Cero muertos”. Y después explicarle, al pasmado interlocutor, de qué se trata el asunto. 

También podes leer:
Dime quien eres y te diré con que perro deberías andar

El año pasado escribíamos:
Así somos las estrellas 

TAGS: