La nota que la paja se merece

“Paja”, “tota”, “manuela”, “fap fap fap”, “matar al gato a puñaladas”, “puñeta”, “acogotar la gallina” y miles de formas  hay de llamarle a ese acto intimo, a ese ritual al que miles y miles de hombres en el mundo le rendimos culto, en esta nota entérate de todo lo que necesitás saber sobre este interesantísimo tema.

Es justo cuando te empiezan a salir granitos en la cara, como a los 12 años, que descubrís que los días del hombre tienen un sentido aparte del futbol y los video juegos. Es ese momento en el que la vida de todo muchachito da un giro inesperado y un mundo nuevo se abre. Es cuando largas ese primer chorro de alegría, cuando sentís ese manantial de cosquillas, cuando te das cuenta que no sabias un carajo de la vida. Ahí notas el verdadero alcance que tiene tu mente y que con solo pensarlo podés tirarte, garcharte y empomarte a cuanta mina quieras, si, la que quieras. Pensas en tu profesora, tu tía, tu prima y bueno, si tiene tetas, tiene dedicatoria. No hablo de otra cosa que no sea de tu primera paja, de esa que empieza y es el puntapié a un sin fin de futuras experiencias lactosas.

En resumen, son tantas las charlas y tantos los temas que  salen disparados al hablar de la paja, que me parecía injusto que nadie le dedique un tiempo de análisis y reflexión, por eso hice esta nota. Empecemos analizando los distintos tipos de paja que existen:

La paja de la granja:

Eeeee, jajaja siempre les hacia lo mismo. No bueno en serio, tenemos distintos tipos de paja.

La paja STD (standard): Esta es la tota que te haces con la mano derecha y usando la imaginación. Es la más frecuente cuando entrás en la época de la secundaria y a tus compañeritas les empieza a crecer todo. Ahí te ves sacando fotos mentales de cada movimiento, cada pose que te parezca sugerente para llegar a tu casa y encerrarte 15 minutos en el baño. Acá es cuando empezás a patinar en los exámenes porque tu disco duro mental se empieza a llenar con imágenes de minas y no podés pensar en otra cosa, si estás en esta etapa tranquilo, ya se te va a pasar cuando descubras internet (cosa que expongo mas adelante).

La paja PP (paja, Paja): ¿Una redundancia? ¿Un error conceptual? No, la paja paja es esa manola que te haces pero en otra etapa de tu vida, cuando ya te da flojera ponerte a recordar las tetas de tu vecina en la playa y acudís directamente a la fuente de luz, el vergel, el cielo y el paraíso del pajero…internet. Acá vas a descubrir para que sirve la navegación de incógnito de tu navegador y vas a encontrarte con páginas como XVIDEOS, DOSUAL, PORINGA y  el orgullo argentino que es NOTIBLOG. Entonces, podés guardar espacio en tu mente para cosas de la facu y a la hora de tocarte, tener un estimulo visual directo sin usar recursos de memoria, es genial.

La paja CC (Con culpa): Esta paja es una de las más peligrosas, porque te puede transformar en un precoz. Es esa puñeta que te hacés de manera frenética en la casa de alguna tía. Como es a escondidas, la tenés que hacer rápido para que nadie sospeche. Mi consejo para este tipo de ocasiones, es que te metas la mano al bolsillo un rato, porque si te miran como te quedó temblando, seguro alguien te manda al frente al compás del grito: “Por acá alguien se anduvo pajeando”, como me hizo una ves un tío.

La paja Deluxe o Paja lujosa: Este tipo de paja nació un día que dos jóvenes bolas tristes fueron al parque y les entregaron forros, pasaron algo así como dos años y todavía los tenían, por lo que decidieron ponerse uno para hacerse la manola. A mí punto de vista es un desperdicio de recursos, aparte como que dificulta las cosas, todo se pone resbaloso y llenas de vaselina todo lo que tocas, una cagada.

La paja CVC (chuavechita): Cuantas veces habrás estado bañándote y mirado la crema de enjuague con cariño. Esta es una de las mas higiénicas y recomendables de todas las formas masturbatorias, no solo esta re piola jugar al palo enjabonado, si no que después te queda con un perfume y una suavidad, que dan ganas de echarle talquito como a la colita de un bebe y acostarla a dormir.

La paja MC (a mano cambiada): Ya lo has probado todo y tu novia sigue sin entregar. Ahora necesitás nuevas experiencias y acudís a tu mano izquierda. Esta técnica al principio es incomoda y después de unas 35 gomeadas, decidís terminar con la derecha porque es mas rápida. Pero con el tiempo te das cuenta que si entrenas bien la izquierda, podés manejar cómodamente el mouse con la derecha y cerrar la ventana rápidamente en caso de que entre alguien inesperado a tu pieza.

La paja AA (Adormecida): Esta ya es una paja que te hacés cuando sos un Extreme fap fap XXI. Esta técnica me la enseño un amigo que ya juega en las grandes ligas de la paja y hace cosas como garcharse a las muñecas Barbye de la hermana, pero no va al caso. Consiste en sentarte unos 20 minutos arriba de la mano con la que te vas a manosear y después la vas a sentir tan adormecida, que va a parecer que te la está haciendo otra persona (pero bien hecha, todos sabemos que las minas son malísimas haciéndolo). Algo así como si te la estuviera pajeando un traba…creo.

La paja EVOLUTION SUPER SAYAYIN: Esta paja es a elección del cliente, o sea cada quien se inventa la suya. Yo lo que hago es agarrar una media, llenarla de vaselina y darle como si fuera la puta mas hermosa que me he pagado en la vida. Tengo amigos que prueban cosas más ásperas, como untarse mermelada en la garcha y meterla a un frasco lleno de moscas, dicen que se siente como que te la chupen 450 minas súper diminutas al mismo tiempo. También esta la mas quemada y normal de todas, pero que entra en esta rama que es la típica que te pones picadillo y llamas al gato.

Agrandes rasgos estos son los principales tipos de masturbación, ahora analicemos este gráfico.

¿Porque nos pajeamos?

Porque estamos al pedo: No sabés que puta hacer, ya has leído todas las notas del mendo y de pronto aparece una ventana emergente con un escote y decís: Why not? Y sale paja con fritas.

Porque estamos solos: Llegas a tu casa, saludas con un grito y no hay respuesta. Ya ponés cara de picardía y revisas cada habitación corroborando que no haya nadie, acto seguido vas a por el rollo de servilletas y la notebook.

Para distender: La primera cita es algo difícil, asique lo mejor es ir relajado y no con toda esa furia de testosterona acumulada, asique te haces la gran y tan amada Paja Dalay.

Porque si: Esta es la más cojonuda de las causas de la masturbación, y esta perfecto man. Si pinta, pinta loco, no te censures.

Por Andrés: Esto es cuando no te gusta que juegue el payasito y bueno, no te queda otra que pintar las paredes de tu habitación.

Por masoquista: Típico, volvés de echarte el polvo de tu vida y los recuerdos te atormentan. A pesar de tenerla roja, tomas coraje y te mandas al baño de una a acogotar el ganzo.

Porque estamos calientes: Aunque es muy raro y personalmente para mi desconocido, se dice que hay hombres que se pajean porque están realmente excitados, ahora, yo creo que es un mito urbano.

Hablar de este tema me emociona, aún recuerdo cuando yo di mis primeros pasos, mejor dicho, mis primeros pajos y ese libro que me regalo mi vecino, que no me dejaba hacer nada divertido…

Bueno amiguitos, eso fue todo por hoy, espero que les guste y que en caso contrario no me soben el lomo, que no estoy en un pozo depresivo, ni me ha dejado mi novia y mi gato la chupa mejor que nunca.

Y nunca olviden esto, no importa cuantas miles de pajas se hagan en su vida, jamás ninguna será tan espectacular y sensacional como la primera.

También podes leer:
Tres formas de levantar minas sí o sí

El año pasado escribíamos:
Malditus Horoscopus 

TAGS: