Los 7 peores disfraces cinéfilos de la historia

Cinéfilos somos muchos. Y el cinéfilo no descansa. Se es cinéfilo con los amigos, con la novia y hasta con los parientes. Se es cinéfilo en el trabajo, en la facultad y hasta en las reuniones sociales. Acá es donde me quiero detener: ¿Qué pasa cuando un evento nos permite explotar nuestra fascinación por el cine? La respuesta es obvia: le vamos a sacar el jugo a esa oportunidad.

En esta ocasión, la oportunidad fue una fiesta de disfraces. Qué mejor lugar para demostrar mi pasión por el cine que en un evento así. Puedo terminar disfrazado de mi héroe favorito, de ese personaje clave en aquella película, o en aquel héroe de dibujos animados. ¡Sí! Puedo ser quien yo quiera ser de ese maravilloso mundo que es el cine.

Con mucho entusiasmo salgo a conseguir todo el material necesario para recrear el personaje que elegí: me voy por todos los locales habidos y por haber de goma espuma, casas de telas, librerías industriales…hasta le afano la máquina de coser a la nona. Todo está listo para hacer mi disfraz. ¡Sé que va a quedar genial!

Pero…

Se me olvida que los personajes de película sólo se ven bien en las películas.

Pero no estuve solo. Por suerte, llevé conmigo mi cámara de fotos. Entonces fue así como logré retratar a mis amigos y a sus “increíbles” disfraces.

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Fuente de las imágenes:
www.listasmania.com
www.cinemania.es 
www.nextround.net 

También podes leer:
Las 10 mejores películas de animación para niños (y no tan niños)

 El año pasado escribíamos:
De aquellos días que recuerdo