El último adios de Celso Jaker

Llego de la oficina mas temprano de lo normal, hoy no tuve reparos de ningún tipo. Miro a mí alrededor y todo me convence de desistir. Pero al fin y al cabo solo son banalidades materiales. Siempre sostuve que hay que vestir en francés, calzar en italiano, beber en inglés, acelerar en alemán y amar en latín.

Sobre la mesa un revolver Smith & Wesson calibre 44, no voy ahorrar en precauciones el día de mi muerte… Una botella de Johnnie Walker Blue Label, no quiero sorpresas en lo último que se va a deslizar por mi garganta. Un atado de Parisiennes, no fumo generalmente cigarrillos negros, pero en vistas a la ocasión, no veo porque no. De fondo suena una trova española que decora esas líneas blancas, equidistantes y prolijamente armadas sobre un espejo, recién llegadas de Colombia. Un blister de Valium que no creo que consuma y enla MacBook AirPro solo se ve la página del Mendolotudo con todas mis notas de fondo… ¡Uffff casi 60!

Supuse que tardaría más tiempo o que sería más difícil hacerlo, pero bastaron un par de aspiradas y un trago largo de amarillo para empezar a operar con ese juguete que carga el Diablo. Abrí el tambor y sin dudarlo introduje la única bala con mi nombre grabado. Un par de vueltas y comenzaría el juego que ya tenía el final escrito. 1 de 6 eran las chances. Cada gatillada determinará si el juego sigue o si llega el fin. Mientras sigo con la ingesta de este lindo combo que armé, me iré despidiendo y gatillando hasta que todo acabe. Las letras acompañarán mi destino. Y ahí va la primera… ¡CLIC! (nada)… (sigo vivo).

Nunca quise ser muy trágico, no por que no me guste, simplemente por que lo veo muy complicado. Pero si podía ponerle algo de romanticismo a mi muerte, sin dudas sería firmar mi testamento ológrafo con mi propia sangre. ¡CLIC! (nada)… (sigo vivo).

*A Bomur le dejo mi ejemplar Nº1 de los 1000 Aforismos de F.H. dedicado y autografiado por el mismísimo Fernando Hidalgo. También incluyo una copia de bolsillo de la versión Aforismos de Nietzsche.

*A Conep le dejo mi BlackBerry Dev Alpha, con lo más valioso que tiene, que son los contactos de BB Messenger y de Whatsapp. Al fin y al cabo alguien tendrá que encargarse de mis viudas. También le dejo mis tarjetas y precintos VIP para ingresar a prácticamente todos los boliches y casinos de Mendoza y alrededores.

*A Diem le dejo mi colección de poemas sin publicar, con el deseo de que de su mano, puedan ver la luz algún día. No deseo reconocimientos post-mortem, solo quiero que puedan liberarse. También le encargo que sea él quien se dirija a los presentes en mi entierro. Si es que va alguien…

*Al Chori le dejo un carnet de fundador del C.D.G.C.A.T. y mi colección de balones mundiales que consta de las dos Telstar, las dos Tango,la Azteca,la Etrusco,la Questra,la Tricolore,la Fevernova,la Teamgeist yla Jabulani. Tb. quiero dejarle todos mis buzos de Gap.

*A Marcos le dejo mi biblioteca completa, que debe estar con el flete por Santa Fe, si mis cálculos no me fallan. Es un camión de mudanza de los grandes, por lo que va a tener mucho tiempo para leer sobre muchas cosas interesantes. Me gustaría de él, que escribiera mis memorias, con mi unicornio azul.

*A Don Rata le dejo las llaves de mi departamento debajo de la alfombra y el título de propiedad a su nombre en la escribanía de enfrente. Para que pueda invitar a su “amigo” Fernet Basualdo a vivir con él. Solo hay una cama matrimonial, por lo que al principio deberán compartir…

*A Don Rubén le dejo unos manuales, unos rituales y otros librillos raros junto con algo que se asemeja a un delantal rojo y blanco, con una calavera (?). También le quiero dejar especialmente mis herramientas, todas ellas.

*A Facsf le dejo mi ejemplar de “Mi Lucha” en idioma original. Una colección de libros sobre la vida de Julio César y mi Enciclopedia dela Segunda Guerra Mundial. Ahhh ¡y un par de remeras negras que me quedan grandes! Y un par de medallitas alusivas.

*A Enanoslife le dejo mi participación en el Estudio Jurídico y las llaves de la caja fuerte donde están todos los poderes… Se va a enterar de cada cosa…

*A Fernet Basualdo le dejo las llaves del Bar y el título de propiedad en la misma escribanía de enfrente… de enfrente a lo que ahora será su nidito con el Roedor. Quedan un par de boletas sin pagar, pero con un fin de semana recupera todo.

*Al Ángel Gris, le dejo mi colección de discos de tango y milonga y una Ginebra para el mal de amores.

*A Vampichoco, le dejo mi carnét de conducir y mi cédula de identidad para que pueda entrar a los boliches para mayores de 18 años. Y una colección de los mejores modelos de Prime de toda la historia. Seguro que me los va a hacer cagar en una semana…

*A Antonymou le dejo mi compu para que pueda seguir creando maravillas.

*A Bestyal le dejo a mi vieja de tanto que confío en él.

*A Torombolo le dejo un par de cajas que por fuera no dicen mucho pero que sus contenidos etílicos cuentan años de a cientos.

*Al Viejo de la bolsa le dejo todas mis millas de One World y de Sky Team ¡para que nunca mas tenga que viajar en bondi!

*A Vicario le dejo toda mi colección de discos y vinilos, y una Fender Stratocaster que está colgada en la oficina.

*A Cuentin le dejo mi colección de cine francés y mi suscripción a Netflix.

*Al Profe le dejo mi Atlas y la promesa de volver a visitarlo, si existe vida después de la muerte

*Al Gurkha, le dejo todo lo que encuentren sobre la mesa cuando retiren mi cadáver sin vida… Sé que lo va a saber aprovechar…

*A las chicas del staff les dejo lo más importante: ¡Todo mi corazón y toda mi admiración! Ahhhh y también mis cuentas en Suiza. Mi abogado Enanoslife se pondrá en contacto con Uds. para la transferencia de fondos.

¡CLIC! (nada)… (sigo vivo).

El Mendolotudo me dejó muchas cosas buenas y casi no hubo malas. Me dio un espacio de expresión, para una clase de ideas muy fuertes, muy controversiales y con alto contenido polémico. Nunca se dejó de publicar una nota mía, por mas que hubo varias que no merecían ver la luz por su cuestionable calidad. Se creó un hermoso vínculo de amistad con los responsables del Mendo (qué loco suena eso) y con todos los demás colegas que escriben a mi lado. Aprendí mucho de ellos, pudimos hacer innumerables notas en conjunto, colaborábamos e intercambiábamos ideas y pareceres, éramos una disfuncional familia de orates bizarros.

¡CLIC (nada)… (sigo vivo).

Trascendencia y grandes éxitos. Sin dudas hubo muchas de las notas que escribí que me gustaron y otras tantas que no. Pero no puedo despedirme sin darles el correspondiente homenaje a las notas que me catapultaron. El primer gran éxito de taquilla vino, como muchos recordarán, de la mano de “Los Chacrolotudos” y continuó con la saga de “Los Palmarolotudos” y “Dalvianolotudos”. Tiempo después y luego de defenestrar a los residentes de los distintos barrios y departamentos, llególa Bomba. Lanota que hizo caer el hosting de la página con sus 450 comentarios: “Los Dorregolotudos” incluso superando a la popular “Los negros hacen cosas de negros”. Cómo olvidar las notas de los partidos políticos, los dibujitos de los distintos estudiantes universitarios, algunos poemas, un merecido homenaje a Maria Elisa Norton Farmache… ¡Cuántas cosas lindas van a quedar en la memoria!

¡CLIC! (nada)… (sigo vivo).

Pero bueno Uds. querrán saber sin dudas ¿Cuál es el verdadero motivo de mi suicidio como autor? Sin dudas que el destino quiso que se los transmitiera. Seguro comprenderán que mis motivos son lo suficientemente sólidos como para tomar una determinación de tal magnitud (un largo trago de scotch…).

Y sin dudas el motivo de mi eterna despedida es…

¡¡¡BANG!!!

También podes leer:
Manual del mendocino bien

El año pasado escribíamos:
El calorcito, los hombres y sus piropos