Los típicos hinchas – Bienvenida a Don Patadón

Güenas y santas, me presento, soy el Manager de la Pagina “Don Patadón” (click acá para verla) y desde ese humilde espacio me predispongo a colaborar desde hoy con el Mendolotudo. Me dedicare a comentarles algunos aspectos de ese lindo deporte que es el fútbol. Como diría Homero Simpson, “si los caballos es el deporte de los reyes, el fútbol… el fútbol es un lindo deporte también”. Generalmente cuando uno va a una cancha suele encontrarse con distintas subespecies del género humano. La popular es un crisol de razas, ese crisol de razas que nos caracteriza a los argentinos. Podemos encontrar desde el viejo puteador que aprovecha la libertad que le da la cancha para explotar en un refusilo de puteadas aprovechando que la bruja de su mujer esta en la casa, se predispone a descargar toda la furia contenida en sus entrañas, la ha venido cargando cada vez que la señora lo manda a pasear el perro, a limpiar el jardín, a hacer las compras, etc. En la cancha nos encontramos de todo o con todo bah. Esta la típica minitah (así con ha al final) que pela calzas y solo va a la cancha por dos motivos:

1) mostrar el toto y hacerse la ofendida si alguien le grita alguna guarangada del tipo “Mami con ese culo le ganamos por penales la final del mundo al Barcelona”

2) porque lisa y llanamente esta caliente con tal jugador de fútbol y ojito si alguno lo putea, este tipo de pendejas esta tan fuera de orbita que es capaz de enfrentarse al gordo tatuado líder de la barra con olor a reactor nuclear si este puteo a su carilindo jugador sin medir ningún tipo de consecuencias, aunque en definitiva es mucho mas peligrosa una adolescente hormonada hasta las extensiones que un barra recién salido del penal de Olmos. En la cancha hay puteadas y putedas, dependerá de cada uno de los hinchas. A Saber:

El hincha amenazador: Es el que amenaza a propios y a rivales, ni hablar de al arbitro y al lineman. Por más que estos individuos apenas lleguen a los 50 kilos y al metro y medio de altura, ellos amenazan de muerte o con hacer algo macabro a cualquiera que ose hacer algo en contra de su lógica. “Che arbitro puto, nos cagaste un lateral, voy a matarte a vos y a toda tu familia, de acá no salís vivo cornudo, te voy a llenar de plomo, puto”; “te voy a despeinar el caniche toy que tenes en tu casa”; “Te voy a buscar a tu casa y te voy a prender fuego con un lanzallamas” suelen decir estar barbaridades a pesar de que lo mas cerca de un arma de fuego que estuvo fue cuando le encendió una hornalla a su madre con el magiclick.

El hincha creativo: No putea, pero se la pasa todo el partido creando mas que el propio enganche de su equipo, sus puteadas no busca herir con sus palabras sino generar risas en su alrededor, “puteadas” del tipo: “Che 10 tenés menos creación que Dios el séptimo día” o las del tipo “uh vamos a atacar que ellos tienen menos fondo que un monoambiente” o sino “Che 9 tenes menos movimiento que Stephen Hawking”. Cuando te tira mas de 3 por partido es porque en la casa se quedo sin internet.

El hincha matemático: No conoce a ningún rival, ni siquiera a los de su equipo, este meta a repetir numero “Che 7 dásela al 10”; “Uh que malo que es el 3 de ellos”, “¡Hey 4 deborda carajo!” Cuando el pobre flaco puede aprenderse los jugadores, la temporada ya termino y se vendió medio equipo.

El hincha Pacifista: El nunca putea, es mas ni siquiera se pone en contra de decisiones conflictivas del arbitro. Siempre encuentra una explicación para darle la razón al arbitro o al rival. Supongamos que el 9 del equipo enfila solo hacia el arquero y desde atrás recibe una patada caníbal del 2 rival dentro del área dejándolo en un coma inducido con fractura expuesta de tibia peroné con tres costillas fisuradas, pero el arbitro no cobra nada. El pacifista mientras se rasca la barbilla suele decir frases del estilo “Y bueh, me parece que no fue penal” o “El arbitro estaba tapado” o las que generan bronca en la misma hinchada del tipo “Fue sin intención, pobre el 2 de ellos, llego a destiempo”. Generalmente a este tipo de hinchas suelen tirarlo al foso con agua.

El hincha puteador: Putea en toda situación, protesta por todo y si su equipo mete un gol cierra el festejo con una puteada. Se queja de todo, sus frases no salen de estas:

 -Ni bien arranca el partido “¡¡¡Vamos a ganar la conchadesumadreeeeeeeeeee!!!”

-Cuando un defensor la tira afuera evitando un ataque rival: “¡¡¡Pero que haces rusticojodemilputa!!! ¡¡¡Hay que salir jugando muerto!!!”

-Cuando un jugador de su equipo le devuelve la pelota al rival luego de que estos la hayan tirado afuera para que atiendan a un jugador lesionado “¡¡¡No la devolvaaaaaaaaa’ pelotudo!!!”

-Termina el partido y su equipo gano. “¡¡¡vamos la puta madre!!!”

-Termina el partido y su equipo perdió “¡¡¡perdimos de nuevo la puta madre!!!”

-Termina el partido y su equipo empata. “¡¡¡No ganamos mas la puta madre!!!”

El hincha explotador: Este hincha generalmente suele diferenciarse del resto porque se comporta como un jefe explotador, a la primera cagada de un tipo ya quiere echarlo. “¡¡¡Andate 2, sos un muerto!!!”; “¡Que se vayan todos los de la comisión, son todos chorros!”; “El DT ya tendría que haber renunciado”; “Este arquero es un inútil, habría que colgarlo”; “Este arbitro no puede dirigir nunca mas”.

Estos son algunos de los hinchas con los que solemos convivir en nuestra estadía en las canchas, uno generalmente llega temprano a la cancha, ponele uno 20 minutos antes, estarás en total unas dos horas y media en total, salvo que te gane el visitante, ahí tenes comerte no solo las cargadas sino 3 dias de esperas, pero mientras podes ir conociendo a tus compañeros de aventuras en el tablón y analizarlo detenidamente, total va a estar tan absorto que no se va dar cuenta. Un abrazo me voy a putear al 5 de mi equipo que esta más viejo que la prostitución.

El año pasado escribíamos:
Alessandro Rampollo responde tus dudas sexuales