Tácticas para enamorarte

Nunca he sido una de esas mujeres que se enamoran o se pone como tonta con una sola persona, pero cuando lo vi por primera vez dije: “Apa che”… No era mi estilo de hombre, en lo absoluto, pero algo me llamo la atención desde que lo vi. No se si fueron sus cachetotes o esa sonrisa pícara, tal vez fue el meneo sensual que hacia cuando se emborrachaba o quizás que tenia novia y sabia que no iba a poder tenerlo. Cualquiera fuera la razón, él me había cautivado

Uno de esos días en los que estaba muy al pedo (en realidad todos los días estoy así) me dije: Voy a conquistar a ese hombre. Y así fue que empezaron mis tácticas para hacer que él dijera “acepto”, nos casáramos y tuviéramos 11 hijos para armar un equipo de fútbol.

Táctica Nº 1: Tenia que tantear el terreno, ¿vieron que dicen que todo lo que se dice en joda tiene un gran grado de verdad? Bueno yo agarré y le dije: “con vos me caso”. Pasó lo que esperaba, se me cago de risa en la cara y me dijo “estas re loca”. Por lo visto no funcionó.

Táctica Nº 2: Le conté mi verdadera identidad, a ver si eso me hacia un poco más interesante para él (si Conep conseguía tantas minitas chamuyando con el mendo yo iba a seguir sus pasos con este pichón que me tenia enamorada….continuemos), no me creyó. Tuve que taparme un ojo y hacerme rulos para mostrarle el  parecido que tengo con mi avatar. Creo que todavía duda. Le dije que por él le enseñaba a mi loro ha cantar la marcha nupcial y que si quería nos casábamos en Hawái. Se me volvió a reír  y me dijo “sos re brava”. Por lo visto no le gustan los loros…

Táctica Nº 3: Esta vez aposte a la originalidad y a mis atributos. Soy una mujer que tiene dos grandes razones para llamar la atención si me miran de adelante, pensé en escribirle mis votos matrimoniales en mi pecho, pero iba a tardar mucho en leerlo, asique resumí todo en 3 palabras y un corazón: “XXX (nombre del muchacho, sobre el cual prefiero mantener secreto profesional) Te amo”.  Lo intervine en el medio de la pista de un bar muy conocido de la San Martin sur, el dj que es un amigo de confianza tenia el “Aleluya ” cantado por el Guachón listo para hacerlo sonar cuando el dijera “yo también”. Llego el momento, abrí mi camisa y le dije “Mira”… se rió como siempre pero esta vez dijo “Ponete que te saco una foto”… sé que le gusto, sus cachetes se le pusieron colorados y le dio vergüenza. No podía negar que de todas las que lo perseguían yo era la más original.

Táctica Nº  4: Caí de improviso en Pop and Roll, ese lugar tiene algo que me inspira y saca lo peor y lo mejor de mí. Lo encontré de casualidad justo cuando llegaba en la puerta y nos pusimos a charlar. Me quiso presentar a un amigo, a lo que yo le respondí “vos sabes que yo te amo a vos”. Se rió… parece que era lo único que sabia hacer. Nos quedamos charlando, no recuerdo bien de que, porque yo me había puesto como una pelotuda mirándolo. De repente me acorde que horas antes me habían regalado un bombón milka en una estación de servicio porque me había chamuyado al que cobraba en el minimarket. ¿Adivinan lo que hice? Le regale el bombón seguido de la frase: “No es tan dulce como mis besos” a lo que el sonrió y me abrazó, sé que le enternecí el corazón, fue un gol de media cancha.

A estas alturas y después de varios intentos  mediocres y palos muy pocos sutiles por face y en persona, note que él se reía de todo lo que le decía y siempre pensaba que lo estaba jodiendo incluso cuando le decía “te lo digo enserio”. Le hice propuestas indecentes, decentes, mitad y mitad, quise aprovecharme de él estando borracho pero apareció lo poco de moral que tenia, quise aprovecharme de él estando sobrio pero apareció la novia y me cagó los planes, en fin… Ya llevaba más de 4 meses dando batalla para conquistar su corazón y no había logrado nada más que hacer que se riera cada vez que me veía y tocarle un par de veces la cola cuando pasaba.

Pero al fin logré avanzar después de mi último movimiento.

Me sentía la Napoleón de las relaciones amorosas. Pensaba todo el día con que podía sorprenderlo para que de una vez por toda se entregara. No tenía mucho tiempo para llevar a cabo mis tácticas, ya que siempre lo veía en el mismo bar, a la misma hora y en situaciones muy similares. Asique me mande…

Táctica Nº 5: Lo vi, me vió. Lo saludé, me saludó. Y le dije: “Siempre que te hablo enserio me tomas para la cagada y te reis, haber si ahora que te hablo en joda me tomas enserio” en ese momento me dí vuelta y cuando lo volví a mirar tenia puesta una nariz de payaso…. Para mi no sorpresa se me rió en la cara más de lo normal, debo haber tenido mucha cara de pelotuda.

Pero esa noche tenia olor a victoria, no saben lo que fue mi cara cuando sin darme cuenta el me abrazó y me dijo “Sos muy tierna”. En ese momento  y con esas tres palabras supe que había logrado tocar tierra, estaba más cerca de mi objetivo.

Táctica Nº 6: Dedicarle esta nota, asique…¡Esta es para vos!

N.D.A: Te doy hasta que Tevez aprenda ingles, hasta que las culisueltas se den cuenta que  nadie les tiene envidia. Te entro como milanesa a la napolitana, como piquetero al bombo, como rocha al flúor, como cornuda al cd de Karina…  ¿Se entendió?

Fuente de la imagen:
manualdeperdedores.com 

También podes leer:
6 tipos de mujeres que anduvieron con nuestros ex

El año pasado escribíamos:
¿Y si el capitalismo cayera?