La importancia de la publicidad en el hoy y ahora

Hay algo que no me queda bien en claro, si hoy es el día del publicista o de la publicidad.

En fin, cualquiera sea el caso, me gustaría exponer la importancia de este concepto en nuestra vida cotidiana.

Hoy en día vivimos una realidad de consumismo pleno. Sea cual sea nuestro trabajo, lo hacemos para vender algo. Lo que sea. Desde un médico hasta una prostituta. Todos vendemos para intentar alcanzar una vida capitalista. Pero como me enseñaron en mi facultad una vez: Podés tener el mejor producto del mundo, pero si no lo sabés vender, te lo vas a quedar vos.»

La carrera de publicista ( -¿Qué vas a hacer cuando seas grande? – Publicista – ¿POLICÍA? – No, ¡PUBLICISTA! ) la cual debe ser una explosión de imaginación y originalidad en todo aspecto. Es de esas profesiones que te hacen trabajar el bocho de manera diferente al resto, porque te obligan a usar y potenciar la creatividad, y a mi entender eso es fantástico.

No hay nada peor para un publicista que le confundas “publicidad” con “propaganda”. Es como que alguien pregunte de qué juega Messi, o se a las milanesas hay que ponerle mayonesa. Son cosas obvias que les da por el centro de los huevos u ovarios, según sea el caso.

Pero reflexionando un poco sobre esto, descubrí que en realidad en el fondo todos tenemos algo de publicista. Muchas veces acudimos a tácticas impensadas para convencer a familiares, amigos o parejas para tal o cual cosa. De forma inesperada apelamos a recursos que nos hacen crear argumentos que ni siquiera nosotros mismos podemos llegar a creer o interpretar. Y mágicamente funciona.

Todos en algún momento inventamos alguna excusa, ya sea en el trabajo, la escuela, facultad o en lo cotidiano para justificar alguna falencia. Y sin querer, estábamos vendiendo una idea. Estábamos exponiendo una sarta de boludeces con el solo fin de convencer al otro para que compre eso que decíamos.

También, y más hoy que abundan los micro emprendimientos por doquier, ¿quién no recibió un pedido de algún amigo o conocido para que le ayude a elegir el nombre del negocio que lo hará millonario? Y es en ese momento en donde comienza a salir humo de nuestra cabeza por horas y horas hasta que finalmente se nos ocurre y… ¡zas! el pelotudo viene y le pone el nombre que le dijo su novia. En fin.

A continuación voy a mostrarle algunos ejemplos de porqué, a pesar que todos podemos, la carrera de publicidad es tan necesaria en la actualidad.

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

¡FELÍZ DÍA DE LA PUBLICIDAD, O DEL PUBLICISTA, O DE LO QUE SEA!

Fuente imágenes:
proyectocartele.com 

También podes leer:
La verdad sobre las misteriosas luces en el cielo de Luján 

El año pasado escribíamos:
Un asunto de gravedad

TAGS: