Antony Bond 007 – Arreglo Vendimial

Principio

Viernes 1 de Marzo de 2013, 11:40 AM

Un día común, dormía como un angelito cuando de repente suena mi celular

“Con los Kirchneristas…ta…ta…ta, con los kirchneristas!! ♪ ♫♪ ♫”

– Hola ¿Quién parla?

– Celso

– ¡El muerto que parla!

– No, Anto, soy Celso Jaque, el ex gobernador

– ¡Mama mía!! Exclamé mientras me tocaba para ver si estaba vivo y afirmando que estaba rico.

– Te necesito para un trabajo, luego recibirás instrucciones

“Tu tu tu tu tu…este teléfono se autodestruirá si no lo cuida como se debe.”

Salté de la cama, me cambié rápidamente, me clavé una tota, ya que había amanecido con la tobiana como para colgar toallones mojados, me medio vestí y salí a la redacción. Toco el timbre y una voz me dice

– Contraseña

– Dale Don Rata chupa pija abrime la puerta de una buena vez la san concha de Dios

– Contraseña aceptada.

Al momento de llegar todos me miraban en forma esquiva, nadie se animaba a decirme nada hasta que de repente un mensaje al celular me afirmaba lo que estaba imaginando, el Gurkha me ponía

“Choto, tenés el cierre bajo”

Se escucha un grito desde la gerencia

-¡Antonymooooou! A mi oficina ahora mismo.

-¿Qué querés Bomur?

-Nos han pedido a alguien del medio, que se pueda infiltrar en la vendimia y arreglar algunas cosillas, nos pidieron al mejor, al más preparado, al más valiente, y bueno como no quería ir nadie y viendo con Conep que vos sos el que menos nos importaría si le pasa algo, decidimos darle tu nombre a Jaque.

– ¿De qué se trata y que ganaría?

– La misión es simple, es clara, tenés que meterte hasta la parte de atrás del escenario y cambiar la urna por una nueva donde la mayoría de los votos sean para Malargüe, entonces nos ganamos unos mangos y la predicción del Mendolotudo se haría forzadamente realidad.

– Listo loco.

– El Martin te espera en la puerta, a por ellos

– ¿Un Aston Martin como James Bond?

– No choto, el Martin, el taxista tío de Enanoslife.

Día Sábado 2 de Marzo de 2013, 18:10 PM.

Nudo

Desenlace

Como todo James Bond yo a esa hora estaba garchando con dos minas que no se de donde salieron, una se llamaba Manuela y la otra Soledad, deben haber sido parientes ya que las dos eran de apellido Palma.

La idea de esconderme dentro de un perro gigante durante la apertura fue genial, solo un pequeño detalle, el tipo que iba conmigo había comido guiso de porotos seguramente.

Apenas pude me disfracé de hoja seca y ni bien terminó “El otoño en Mendoza” encaré para la parte posterior del escenario.

Tenía el cofre a la vista, pero también la tenía a ella,  Julieta Thomann la candidata de Las Heras, quien al verme, cual sirena a un pescador, me idiotizó con unas estrofas de Agapornis.

Cuando recobré la conciencia estaba siendo golpeado por dos monos gigantes y delante un tipo muy bien vestido.

– ¡No se molesten, nunca diré nada, he sido preparado para soportar todo tipo de tortura!

Uno de los monos me tiro agua helada por la espalda, mientras el bien vestido me pregunta

– ¿Qué estab…?

– ¡Fue Conep y Bomur, no se que les pasa, yo no tengo nada que ver, tengo una gata a la que tengo que alimentar, soy joven, soy lindo, puedo ser un buen drag queen en la vendimia gay y hasta representar a Sab Rafael pero no me violen ni me maten, o al menos no me maten por favor!

Al parecer como que les di lastima o bien me confuncieron con el Loco Juan, porque de repente me desataron y se fueron cagandose de la risa. Sin embargo yo no me rendía, me puse de pie, me saque la ropa orinada y cagada y así como Dios me trajo al mundo debía terminar la misión.

Entonces fue en ese momento donde recordé las palabras que una vez cuando era chico me dijo mi padre

“Hijo mio, nunca te compres un Fiat, son muy talleristas”

Palabras justas para juntar la fuerza necesaria, entrar en escena, cambiar la urna,  decirle a Candela saluda que ganas seguro, plantarle un getazo a la Thomann, y decirle a Vila que Bergoglio será el nuevo Papa.

Y asi fue como se saboteó la ultima elección vendimial, pasa siempre, sin ir mas lejos también estuve en el Vaticano, donde solo se podia entrar conclave,  ¡Ja! Con clave ¿entienden? Igual esa es para otra nota. No se inviden, cuando necesiten apoyo llamen men, Antony Bond 007, agente de la K G Ton.

(Esta es la parte donde canta Adele, y salen las siluetas bailando y al final salgo yo caminando de costado y de repente me paro, miro para adelante y en una pose sexy/putaza disparo contra tu pantalla, un poco de imaginacion che).

 

También podes leer:
Dulce locura

El año pasado escribíamos:
¡Te aniquilaré con mi pistola de rayos, alienígena mutante!