El inesperado día que encontré a mi mujer con otro

…Mientras tanto en el salón de la justicia…

Mascarpone – Sentado debajo de un árbol, de un árbol de mango. Sentado me puse a pensar, los arboles tenemos que cuidar…♪♫♪

Gurkha – ¡Deja de joder con el Discovery Kids la puta que te parió!

Penitenciario – Dale sacá rápido así nos vamos a los penales…

Antonymou – No me funciona bien la tecla…¡¡dale chino del orto terminalo!!

Peni – ¡Dale dale dale, se va solo, pegale!

Anto – ¡¡Tomá!!

¡¡Es penalti!! El árbitro indica que debe chutar desde el punto del penal… ¿Qué opinas Paolo Maldini?

El jugador ha salido a cortar sin medir las consecuencias, el resultado ya estaba sellado.

Anto – ¡¡Que cobrás Chino y la concha amarilla de tu vieja!! Estos putos también defienden como el Boca.

Peni – No me mirés es Joystick…

Anto – No te miré nada

Peni – ¡¡Tomaaaá!! Cantalo.

Anto – Te dejé ganar, si los tenés todos con la flechita para arriba también vos, aparte este Joystick anda para el culo…

Peni – A llorar a la oficina de Bomur perdedor.

Anto – si, allá voy pero no a llorar, sino a pedir permiso para irme, se me revienta la cabeza.

Anto – ¡¡Parte para el jefe mas fachero, bueno y lindo, más lindo que los modelos histéricos!!

Bomur – No lo escucho…

Anto – ¡¡PARTE PARA EL JEFE MAS FACHERO, BUENO Y LINDO, MÁS LINDO QUE LOS MODELOS HISTÉRICOS!!

Bomur – Pase.

Anto – ¡¡VOY A PASAR SEÑOR!!

Bomur – ¿Qué necesita Antonymou?

Anto – ¡¡SOLICITO AUTORIZACION PARA RETIRARME, ME DUELE LA CABEZA!!

Bomur – Deja de gritar pelotudo, ¿terminaste la nota? No veo nada en mi escritorio.

Anto – estoy en eso, en realidad ficticiamente me encuentro situado aquí, pero mi alter ego, Roberto Carlos, está detrás del teclado redactando cada cosa que decimos.

Bomur – No suena creíble, ¡¡SOY  PUTOOO!! Si te creo, retirate.

Hola gente, no había tenido tiempo de saludarlos, y en realidad solo quería presumir de que ayer Viernes 07 del 06 del 2013, osea 07/06/13, cumplí un año en el Mendo, y… nada, eso… sigamos con la historia.

Con un dolor de cabeza impresionante salgo del laburo, llamo a mi mujer para decirle que me voy a demorar porque quiero visitar al Doctor.

Anto – Hola amor

Mi jermu  – Hola, ¿qué, que, que paso?

Anto – ¿Qué te pasa a vos, que estas así nerviosa?

Mi Jermu – Na, nada, solo que…que…no me pasa nada.

Anto – No me siento bien así que voy a pasar por el doctor.

Mi Jermu – ¿Pero Bomur no es Doctor?

Anto – Date cuenta que me estas cagando la nota…

Algo me había parecido raro en aquella conversación, su vos agitada, entre cortada,

Con miedo, mejor me voy rápido a casa, pensé.

En el camino me encuentro a Gonza Román.

Gonza – ¡¡Anto viejo y pelotudo nomas!!

Anto – ¿No era peludo?

Gonza – No, peludo es Fernet. Che ¿te tiro un chiste y me lo explicas?

Anto – Meta, no me puedo resistir

Gonza – Mamá mamá ¿a quién le saca la lengua papá?

A los que lo ahorcaron hijo

Anto – El niño aun  vivía en la inocencia, y al ver el rostro de su padre que se encontraba con su órgano lingual fuera de la cavidad bucal este pensó al momento que su progenitor se burlaba de alguien, entonces en búsqueda de una respuesta favorable acude a su madre, la que le contesta que el mismo ha sido ajusticiado en la horca por puto ladrón de gallinas belichas.

Gonza – Jajajajaja ¡sos un hijo de puta!

Anto – Yo diría, primogénito de una mujer empleada de burdel.

Apuro el paso, ya que este pelotudo me había demorado un rato, y mi mal humor crecía, mi cabeza estallaba.

Llego a casa, todo parecía normal, saco las llaves y abro la puerta sigilosamente, ingreso en puntas de pie, sin saber que buscaba, sin saber porque lo hacía, ideas absurdas cruzaban en mi mente, tal vez producto de mi dolor de cabeza.

Mi mujer no estaba en ninguna parte, subo hasta el segundo piso y nada, me voy al último piso, la puerta de la habitación estaba entreabierta, la luz apagada.

En puntas de pie ingreso, el cuadro fue espantoso, entre gemidos y sollozos, entres quejidos y sonidos raros, debajo de las sabanas estaba mi mujer con otro….

Con otro dolor de cabeza igual al mío…