El día que me levante a la mina más rica de Facebook

dsc525

Esta historia se las cuento, pero antes destapemos un porrón imaginario y porque no, imaginémonos en esa charla después del fulbito con los vagos, todos chivados y sucios.

Creo que todo el que lea entenderá como me sentí cuando la besaba. Al decir verdad, no me entregué tanto al beso ni al momento en sí, si no que ya estaba pensando en el material que usarían mis amigos para hacerme la estatua por el tremendo minón que me estaba comiendo.

Como todos ya sabrán, las redes sociales me han abierto la caja de pandora a nivel relaciones con mujeres, así fue como la chica en cuestión me envió una solicitud, en lo que al principio sería una suscriptora más que me usaría para reír de mis chistes y nada más (como si yo fuese una laught machine, ja).

Con el tiempo, fuimos entablando pequeñas conversaciones en mi muro, hasta que me anime a chatearla y pasarle mi face real. ¡FUAAA, LA MINA QUEDÓ RE LOCA!  No sé bien si serán mis ojos, o mi actitud, quizás fue la disonancia entre el personaje y la persona que hay detrás lo que atrajo su atención de manera tan obscena. Fue cuestión de horas para que ya la tuviera en mis contactos de Whatsapp y me estuviera bombardeando, meta emoticon, meta corazoncitos, obviamente noté su interés en mi persona cuando me preguntaba cosas y ante mis “Jajaja” (que en cualquier idioma informático significa “hasta acá llegó la parte interesante de la charla”) ella siempre preguntaba otra cosa, o buscaba pie para seguir la charla.

¡LA MINA UNA PESADA, MAL! Ya era cosa de todos los días que me invitaba a salir, que quería tomar algo conmigo, o aunque sea acompañarme a pagar las cuentas al banco. Con cada negativa mía ella se esmeraba más y más en hacer algo para encontrarnos, una pesada.

Fue un sábado que mis amigos me agitaron para ir a NIKI y como siempre, antes de salir me meto al Facebook a ver a quien puedo llegar a encontrarme y ¡Sorpresa! La señorita en cuestión anunciaba que estaría en el mismo lugar. Llegamos al boliche y luego de dar unas vueltas la ví con sus amigas, admito que era mucho más bella de lo que me imaginaba, alta (más que yo, obvio), pelo largo, vestidito al cuerpo. Decidí jugar un poco y me aparté del grupo y le mandé un “Wapp” que decía “Veo, veo”. Veo que saca su celular de la cartera, sonríe con entusiasmo y mueve su cabeza buscándome, me vió y se me acercó.

-Ey linda, como est…

Me interrumpe partiéndome la boca de un beso, un beso largo. Solo me dejaba separarme para respirar un poco y volvía, arremetedora, a besarme. Luego de unas horas bailando, sin despegar nuestras bocas. Yo paseaba por el boliche y los tipos me miraban de arriba abajo para ver donde garcha tenía escondido el oro o las escrituras de alguna chacra, pero nada, no encontraban ningún papel que certificara mi seducción.

Como ya saben las manos empiezan a acompañar a los besos. Algo para destacar en esto es que no habían conocidos nuestros cerca. Cómo ya sabía lo que iba a pasar, tenía las llaves de la camioneta de mi amigo y nos fuimos al telo de una.

Ya eran como las 8, yo estaba exhausto (realmente le había dado lo mejor de mí) y ella estaba arriba de mi pecho, me miraba y me peinaba. “Sos increible” me dijo, “tu sex-appear me vuelve loca” añadió.

-No bueno pará un poco nena, hagamos una cosa para que esta noche sea perfecta, NO LE CUENTES NUNCA A NADIE QUE ESTO PASÓ, pero nunca, y si alguien te pregunta ¿Es verdad que te garchaste al Rata? Por favor, por lo bien que la pasaste esta noche, respondele “Bah, es todo mentira, no sé quién pija es Don Rata”. Hacete la boluda, fingí odiarme por haber escrito esta nota, es más, deciles a todos que no sabés ni mi verdadero Facebook. ¡NEGALO TODO! PUTEAME, TRATAME DE LOCO, DENIGRAME DE LA PEOR FORMA,DECÍLES QUE NO SABÉS NI PORQUE ME SEGUÍS,  hacelo por mí y por esta noche mágica.

-Está bien, me rompés el corazón pero lo voy a hacer por este amor.

Como vi que funcionó bastante bien, lo hice con muchas otras mujeres… que al parecer, tampoco han podido olvidarme a mí, ni a nuestro pacto sagrado de amor eterno.

Como ven, he dejado una tan buena imagen que las chicas no se animan a romper nuestro juramento, gracias chicas, no esperaba menos de ustedes…

TAGS: