¿Existen realmente los fantasmas? Relatos escalofriantes Mendocinos

De todas las personas sobre la faz de la tierra, no hay ninguna que NO crea en la actividad paranormal y esas cosas que yo, hechicerías, apariciones, gualichos, gñomos, todo una cagada, al menos hasta ayer.

Esa pregunta tiene una respuesta, según las Santas Escrituras, algunas verdades están relacionadas con apariciones, fantasmas y visitas de espíritus de personas que han pasado a un plano de vida superior. Hay sólo unos pocos incidentes que tratan de personas vivas que en realidad tiene comunicación con una persona que ha muerto.

No soy de ir a la Iglesia (si mi mujer) pero debido a los hechos y cosas que han estado pasando en mi casa voy a empezar a hacerlo. Siempre escuché historias sobre apariciones, fantasmas o almas en pena, pero era mas importante ver si Boca ganaba un puto partido que lo que estaba sucediendo a mi alrededor, lo que estaba viviendo mi propia familia dentro de mi mismísima casa.

Cierta noche, ya bien entrada la madrugada, me encontraba mirando tele en mi pieza, mi mujer dormía y las nenas en su habitación ya estaban sumergidas en el país de los sueños, recuerdo que estaban pasando Los Simuladores en el canal 9, cuando de repente vi una sombra que se había instalado detrás de la cabecera de mi cama, siempre sentí que alguien me observaba, pero no le daba bola, mi pieza a pesar de tener la estufa prendida, de un momento a otro se puso helada, los pies se me congelaron, y una parálisis afectó la mayor parte de mi cuerpo, fue allí donde pude agarrar la mano de mi mujer y apretarla, logrando que despertara y pudiera percibir lo mismo, rápidamente realizó una oración y esa escena desapareció, asi también mi parálisis. Esa noche me traje a los niños a mi cama y con mi mujer no pegamos un ojo, hasta que se hizo de día.

Aprendí que en tres pasajes de las escrituras, en Samuel, Mateo y Lucas , existen compartimentos en los cuales hablan de los espíritus de personas que ya han fallecido, hay pocas ocasiones en las cuales Dios permite interacción entre los vivos y los espíritus. También Lucas indicaría que no les está permitido a los ángeles, regresar a visitar a los vivos sin permiso, y si el permiso no es otorgado aún con el propósito de prevenir a la gente de escapar de la ira venidera, menos sería dado por razones frívolas o por pelotudeces.

Dios nos explica que son espíritus o ángeles, imitan las voces de los difuntos, y que no son propiamente esas personas muertas, que estas cosas si EXISTEN y que en muchos casos son peligrosos.

Conozcamos algunos de los relatos de contactos del facebook, que pasaron por hechos sobrenaturales, y que sus testimonios pueden aparejarse a lo que estoy pasando, y a lo que pueden pasar ustedes, si no toman las medidas y buscan la ayuda necesaria, siempre enmarcadas en la Fe.

 

Yanina Verón (La Paz) : “A mi me paso hace unos meses, en la casa que alquilaba en Godoy Cruz, las puertas de la alacena y del horno se abrían solas ..la puerta del baño era corrediza y a media noche sentía que la abrían y la cerraban, me levantaba pero no veia nada…y lo peor fué cuando mi marido estaba durmiendo y sintió que se le había recostado alguien arriba y de ahí nos fuimos a la mierdaaaaa!!! A otra casa.”

 

La Italiana Mazzuca (Ciudad) : “A mi me paso que me taparon la boca, me agarraron los pies y las manos mientras dormía abrí mis ojos y no había nada y todavía me sostenían, y asi siguieron pasando cosas y tuve que recurrir a lo que te dije (ayuda profesional) me dijeron que algo malo me estaban haciendo pero jamas hice nada, ahora no me paso más, pero siempre ando con los ojos abiertos no le tengo miedo pero nunca esta de mas buscar ayuda”

 

Viviana Chaves (San Martín) : ” Una noche me quedé estudiando sola en el comedor, yo no tenía hijos, todos dormían profundamente, tenía que rendir un exámen de enfermería, cerca de la medianoche, algo me desconcentró de mis estudios, era como que alguien o algo había irrumpido en el lugar donde yo estaba…traté de no prestar atención, pero un frió de muerte inundó mi cuerpo al mismo en que en la ventana se escuchó el sonido de las uñas cuando rasguñan un vidrio, me encomendé a Dios, y en ese instante la silla en al cual estaba sentada se sacudió sola, desperté a mi hermana, la cual dormía profundamente, tanto que parecía muerta, al cabo de unos segundos despertó, le pedí que orara conmigo y todo se sumió en una calma inexplicable, pero solo era una antesala de las cosas que me estaban por pasar, pongo a Dios como testigo, creer o reventar”

 

Cecilia Gentili (Las Heras): “Estaba en mi cama en la misma posición en la que me acosté, boca arriba y veia una sombra que se sentaba a la orilla de mi cama, yo creyendo que era mi madre le pregunto mami?.. y me responde como en mi mente NO, automáticamente parte de la sombra toca mi brazo y empieza a hacerse piel y hueso de a poco y hacia arriba, desesperada empiezo a sacudirme y pego un salto en la cama… y logro sentarme, reee cagada obvio pero no había nada.. prendí luces desperté a todos pero nada de nada… me acosté nuevamente, me puse a rezar y me dormí… nunca volvió a pasar pero no me lo voy a olvidar mas… después de eso fui a una señora, un poco chanta para mi, que me dijo q eso se me había pegado porque yo era la fuerza de mi casa y quería alimentarse de eso, que era una persona “punte” o algo así…”

 

Para concluir, quiero agradecer a muchas personas, que a pesar de tener diferentes pensamientos o ideas sobre religión, me dieron y me están dando de su apoyo incondicional, amigos del facebook y familiares, y les dejo una oración muy buena, que siempre nos alienta a salir del pozo y a pensar las cosas buenas de la vida misma.

A pesar de que muchos se toman esta nota como joda, comparto algunas oraciones publicas (es decir, que pueden rezar todos): “Señor de los Señores, Jusús, defiéndenos en la lucha, sé nuestro amparo contra la maldad y las asechanzas del demonio. Pedimos suplicantes que Dios lo mantenga bajo su imperio, y tú, Príncipe de la milicia celestial, arroja con el poder divino, en el infierno a Satanás y los otros espíritus malignos, que andan por el mundo tratando de perder las almas, protege a mi familia, y que tu escudo no deje que estas cosas nos toquen, a ti me encomiendo Señor del Universo, Señor de la existencia del hombre. Por los siglos de los siglos.. Amén.

Espero les haya servido de algo, no es el tipo de nota con la cual se identifica el personaje, pero debido a los sucesos transcurridos, incursioné en un tema delicado, fuera de todo chiste, de alguna u otra forma abrí mi mente, mi corazón y un segmento de mi vida, en este caso no espero se me conceda el menor crédito a esta nota, ya que mis propios sentidos, no rechazan mi propio testimonio. Dios los bendiga.