¡Queremos que vuelva la santidad de la tortura!

Lamentable mente ya no está permitido utilizar la tortura como medio para obtener confesiones o purificar el alma de aquellos que se alejan del rebaño del señor o no conocen su nombre. Siglos atrás, valientes guerreros de la cruz comenzaron una campaña para eliminar el pecado del mundo, la Sagradísima Santa Inquisición.

Seguro muchos me tomaran por loco y me insultarán por estar 100% a favor de esta hermosa práctica, pero no me importa… Lucharé hasta que vuelva la Santa Inquisición y se lleve a toda alma corrompida por aquel que surfea por los largos de azufre, el bicho rojo de cuernos largos y barba tipo candado, belcebú.

¿Qué puedo hacer yo, como fiel Católico si quiero contribuir a la causa si esta práctica es ilegal?

Fácil, hacerlo en secreto. ¡Secreto no es mentir! El secreto es algo que se nos enseña desde pequeños cuando en las visitas privadas a la casa del cura se nos pide que guardemos en secreto todo lo que ahí ocurre. Para no ir presos hay que recurrir a técnicas de “guerrilla Cristiana”.

¿Cómo?

Primero debemos realizar un estudio intensivo para dar con las personas peligrosas que queramos purificar para evitar que sus almas se pudran en el infierno.

Lugares como Conciertos de Rock (metal pesado rocanrolífico), Fiestas paganas (Peñas, reuniones otaku, asados etc.), Escuelas de paracaidismo y los Sex Shop son lugares llenos de Ateos/Satánicos a los cuales podemos llenar con el amor de Dios.

Luego procedemos primero a preguntarles si son seguidores del Macho Cabrío Pentagramál, ellos no van a querer admitirlo y es entonces cuando debemos llevarlos a la fuerza a el cobertizo de la Iglesia o a algún lugar alejado donde no se escuchen los sonidos de su purificación.

La tortura medieval me parece algo pasado de moda  ¿Que métodos modernos podemos utilizar para obtener una confesión?

Podemos utilizar los siguientes métodos:

1. Música Divina.

De seguro los ateos van a tener gustos musicales diabólicos, según estudiosos en el tema, los ateos escuchan en un 98% Metal pesado y Black Metal, un 1% Rock de tatuados y el 1% restante, bandas satánicas extremistas como Luciano Pereyra, Skrillex, Chi Chi peralta y Charanguito.

Entonces debemos elegir UNA sola canción del genero opuesto y reproducirla de forma consecutiva hasta que el Satánico/Ateo confiese todo.

Las contras de los estilos son así:

  • Metal Pesado   – Justin Biever.
  • Black Metal   – Cualquier estilo que no sea Black metal.
  • Rock de tatuados – Metal Pesado o Folklore.
  • Bandas Satánicas – Música de órganos de tubos y harpas.

2. La caminata edificante.

Se debe tomar al ateo o al satánico (que en realidad son lo mismo) y debemos vendarle los ojos. Luego debemos esparcir piezas de lego, rásti o “mis ladrillos” y hacerlo caminar descalzo sobre ellas hasta obtener la tan deseada confesión.

3. El llanto de misericordia.

Se debe abrir los ojos del hereje con cinta adhesiva y con un gotero, echarle Shampoo para niños “No más lágrimas” hasta que el pagano cante como un monaguillo.

4. El círculo del amor Cristiano.

El blasfemo debe ser atado a una silla y vestirlo con una remera o playera con la leyenda “Ozzy puto, todos los metaleros son unos maricas locas desatadas”. Debemos hacer entrar a la habitación 1 grupo de músicos de Brutal Death Metal y otro de Super Black Metal. Ellos sabrán que hacer. Una vez obtenida la confesión, repetimos el método 1 con los músicos.

¡¡¡Hermanos, yo sé que el día en que vuelva la Santa Inquisición está próximo!!! ¡¡¡Debemos estar preparados para batallar contra los Herejes y contra el demonio!!! ¡Juntos limpiaremos el pecado del mundo! ¡Somos los mejores seres humanos del mundo!

¡Un abrazo Católico!