En Navidad regalemos nuestro dinero a la iglesia

Pasado mañana, 25 de Diciembre es el cumpleaños de nuestro señor Jesucristo Rey. Todos acostumbran gastar dinero en regalos para familiares y amigos, pero se olvidan del verdadero significado de la Navidad. La propuesta en este año tan cerca de la sagrada batalla contra Mandinga es reunir absolutamente todo nuestro dinero, Posesiones, Electrodomésticos, Joyas, Autos, Casas etc. Y regalarlo al Vaticano.

¿Porque he de realizar semejante cosa?

Muy simple. El Vaticano es sumamente pobre. Existe el mito de que en ese lugar abundan las riquezas y el lujo pero es una total mentira. En lo que va del 2013 ya hay registrados 12 casos de muerte por desnutrición y otros 22 casos de clérigos que están en pésimo estado de salud debido a la extrema pobreza que azota la santa sede.

En el vaticano, los escasos recursos económicos son invertidos en la lucha contra el Diablo comprando material demoníaco (Remeras de Rock, Discos de metal pesado rocanrolero de bandas como Kiss, HIM, Skrillex y Madonna) y muchos DVDs para quemarlos todos en la hoguera santa así evitando que caigan en las manos de los más jóvenes y salvándolos de que terminen siendo adictos al porro y al porno hentai.

Así se vive en el Vaticano.

¿No me arriesgo a quedar en banca rota y viviendo en la  calle si hago esto?

No. Porque lo que a Dios le das, Dios lo devuelve 3 veces. ¿Regalaste tu auto último modelo? Dios te devolverá un camión. ¿Vaciaste los ahorros de tu vida? Preparate para ser millonario y volver a donarlo al Vaticano. ¿Regalaste tu casa y no tienes donde vivir? La iglesia siempre abrirá sus puertas y podrás dormir en algún lugarcito ahí hasta que Dios te regale una mansión.

No existe ni un solo caso en la historia de la humanidad en la que Dios no haya devuelto las ofrendas y eso es la verdad indiscutible.

¿Por qué no venden el Oro del Vaticano si tanto necesitan dinero, eh?

Es de muy hereje pensar eso. ¿Acaso el Oro se come? No. El Papa y sus iguales son las mejores personas del mundo y merecen estar rodeados del metal noble. Esta Católicamente comprobado que el Oro es un excelente conductor, por lo tanto, tener cosas de oro cerca, los conecta más rápido con El Señor… Irrefutable. Los Ateos diabólicos son quienes pretenden hacernos creer que el Papa no necesita del oro para conectarse con Dios. Ridículos.

Hermanos, no seamos tímidos, el Vaticano no emite sus cartas de socorro porque confían en Dios, pero es nuestro deber aportar a su santa lucha.

Los Judíos pueden aprovechar y convertirse al catolicismo donando todos sus bienes, sus dólares y su oro, ¿para que lo quieren?

¡¡¡Así que todo!!! ¡¡¡toooooodoooo se tiene que ir!!!! ¡Felices fiestas! ¡¡¡Feliz navidad!!!