6 cosas que solo una mujer sin lolas entiende

mendo3 (1)

Estoy segura de que muchos, muchos deben recordar la nota de mi querida colega  LORELAI LEE: Seis típicas cosas que solo una tetona entiende” en donde habla de bueno, 6 cosas que solo las tetonas entienden, valga la redundancia.

Sucedió entonces que la otra tarde, una de mis bellas lectoras me comentó que se había pasado toda la tarde buscando un corpiño que le quedara bien y cómodo, porque aparte de la sensualidad de la prenda, la comodidad es más que necesaria y me acordé de la nota de Lorelai y pensé: “Mierda, yo también he pasado por esa situación, pero al revés” si, si, al revés,  el de arriba no me dio un notorio busto pero se esmeró un poco más con mi parte trasera (el cual es otro tema, otro lío, otro problema)  El hecho de no tener pechos puede hacer que ciertas cosas, que para una tetona es un problema, algo simple y común como respirar, por ejemplo:  las camisas no se explotan por la presión que ejercen las lolas, por lo tanto nadie va a perder un ojo por culpa de un botón saltarín, correr y saltar es tan simple como caminar, no hay necesidad de acomodarlas, ellas están siempre en el mismo lugar de donde las dejamos, pero como nada es perfecto, el no tenerlas también tiene sus contras, ya sabrán ustedes cómo es esto de los extremos.

Por eso voy a ser la voz de las que no llegan a tener 100 gramos de tetas y contarles como es nuestra, no completamente triste, pero si complicada vida para esa parte de la población sin lolas.

1-      Los escotes no nos favorecen del todo.

En lo personal no soy una chica  a la que le importe el escote, de hecho, no me gustan mucho y por eso no los uso, pero en estos tiempos en los que el cuerpo ocupa un lugar importante en la sociedad muchas los usan, pero no a todas les queda bien.

Siempre escucho el comentario de “¡Ay! Deberías usar algún escote, te ves muy aburrida así con esa remera tan asfixiante” Bueno, sabes que pasa Pechugas Larú, no tengo tetas para lucirlas, si te parecen aburridas mis remeras, me la soba, no quiero parecer un pibe con escote en “V” Si sos tan cool, hacérmelas crecer y solucionado el problema.

U otros comentarios como “Si queres conseguir el laburo, ponete una camisa que te deje ver el escote” A ver muchacha, yo voy a buscar trabajo para ganar plata, no a que se hagan una paja conmigo, así me ponga un escote no se me va a ver nada, no hay nada para ver.

Igual cabe remarcar que no a todas las tetonas les quedan bien los escotes y que hay chicas que por más que no tengan nada de lolas, escote que se pongan, escote que les queda bien, porque ante todo estilo y personalidad.

 

 

 

2-      Los hombres se cansan de buscarlas y nos miran la cara.

Si, así es, algunos se quedan mirando a ver si por arte de magia aparece algo pero no campeón, si no crecieron en 20 años, dudo que en estos minutos lo hagan, a menos que tengas una mirada poderosa y bueno, pero no.

Ahí es cuando le empiezan a prestar atención a tu cara y si no ganas con la delantera al menos asegúrate de haberte sacado el mostacho o depilado las cejas, hay más con lo que se puede ganar a parte de un par de gomas: Tu linda cara y la simpatía, y si no sos linda, te digo que a nadie le importa lo simpática que seas.

3-      Hacer que se vean más grandes.

Y no hablo de pagar un fangonte de guita para ponerte dos implantes que te las hagan ver tersas, duras y divinas, sino de hacer uso de cualquier cosa para sacarte del apuro, y cuando digo cualquier cosa me puedo referir hasta un par de medias.

La amiga de mi vecina, bueeeeeee era mi prima Julia en realidad, no tenía absolutamente nada y para ella era importante ese tema, así que cuando quería salir, para disimularla se ponía un push up con un par de medias en cada lola. Se veían naturales, nadie se iba a dar cuenta a menos que metieran mano.

La cosa es que para muchas mujeres el hecho de no tener busto es un verdadero drama, las hace sentir mal y hasta muchas se deprimen para cuando tienen que salir y ponerse esa remerita escotada divina.

4-      Comprar corpiños.

Es algo que detesto con toda mi alma, no me puede joder tanto ir a comprar un par de corpiños y todo debido a que mi espalda es más grande que mis pechos y eso es un terrible problema para mí y para muchas. Un ejemplo sería yo en este caso, según mi espalda soy talle 95 pero tengo mucho menos y eso significa INCOMODIDAD.

No da andar con un sostén 3 tallas más grandes que tus pechos, la remera se hunde al mínimo movimiento y ya de por si, andar con algo que definitivamente no es tuyo, es incómodo. A parte por ahí las vendedoras te dice: “Mira muñeca, este push up te las deja divinas” Si señora, pero sabe que pasa, que es 95% algodón y 5% tetas y no me pinta, parezco un air bag.

La solución sería comprar los adaptadores de corpiño, que sería como agregarle 4 ganchitos más atrás y listo, pero PAJA y prefiero quejarme.

Lo mismo pasa cuando tenés espalda chica y pechos grandes, se cosen al costado y problema resuelto.

5-       Hora de la acción.

Sí, me refiero a tener sexo, hacer la cochinada, coger, yo no me quiero imaginar que pasó cuando mi prima Julia fue a la casa del chico que le gustaba a la salida del boliche.

Como dice el dicho: “Las mentiras tiene patas cortas” y en este caso es algo que definitivamente no se puede esconder. En ese momento se mete mano en todos lados y si el flaco vio un par de copadas gomas y en el momento de tocar se da cuenta que hay medias, algodón, papel, lo que sea, no dudo que se guarde esa anécdota para el solo.

¿Cómo harían en un momento así? Yo me las tomo definitivamente, no tendré tetas pero dignidad definitivamente sí.

6-      Poco atractivo

Para mí esto es una pelotudez del tamaño de una casa, pero si, los pechos más allá de todo son algo “estético”, muchas mujeres hasta consiguen cosas por sus “gemelas” y las que no tenemos nos podemos sentir intimidadas desde cómo nos queda la ropa hasta usar bikini.

Incluso hay hombres a los que no les gustan las minas sin pechos, pero sobre gustos no hay nada escrito, hay de todo, pero asegúrate de que no te guste ese tipo de hombre, porque usar medias para aumentarte el busto no te va a llevar muy lejos.

Yo creo que todo es cuestión de actitud, ser sexi es una cuestión de actitud, a mí no me hacen falta un par de tetas para ser… bueno, en fin,  se puede ser súper chata pero depende de cómo se sienta cada una, como dicen “ámate a vos primero para ser amada y aceptada “ y yo siempre pienso de esa manera, de hecho me encanta tener lo que tengo,  a mí no me importa si el pibe que me gusta esta con mi vecina tetona, ni tampoco me importa ese puesto de trabajo que no conseguí por culpa de las tetas de la que pasó a la entrevista antes que yo porque al menos yo puedo dormir boca abajo y amo dormir por sobre todo, las cosas como son.