Como Cagarse-En-Todo en diez cómodos pasos

Las miradas que no miran perdidas en la jungla asfáltica, escudriñaban atentas aquella mañana de los inicio de la primavera. Observando esta antinomia, propia de los habitantes de las grandes urbes modernas, me encontraba yo en aquella exquisita mañana.

Más precisamente esperando el colectivo en la parada del Hospital Central, en donde dicho sea de paso, confluyen la mayoría de las líneas de transporte. Una pequeña multitud de almas hacia lo mismo en este caótico escenario.

Al momento que esperaba el arribo del bondi, me puse a hablar con un tipo de fisonomía común y vestimenta normal, pero con una cara de cagador que si hubiese estado ahí el Gordo Valor se iba a la mierda por exceso de competencia. El asunto es que entre pito y flauta, el clima y el gobierno llegó el micro y dio la casualidad que el tipo con el que charlaba esperaba el mismo bondi que yo. En ese momento en que el transporte se aproximaba la parada, el chabón en cuestión  se echó un pique y de un saltito se subió al bondi todavía en movimiento; recontra cagándose en un par de viejas, una mujer, tres chicas adolescentes y un viejito de corbata.

Una vez arriba del micro (y después de que subimos las 15 personas restantes de la parada) le pregunté sutilmente al tipo si no se había dado cuenta de los viejos y las mujeres que había detrás de él, a lo que me contestó:

– “Más vale fiera, pero si los dejaba subir antes me quedaba sin asiento y hoy tengo una paja feroz”.

Conclusión: el tipo mantecol y maleducado viajó sentado y las viejas, las pendejas y yo, todos parados.

Hasta acá todo bien, pero basado en la poco conmovedora experiencia consideré con muy buen tino que este suceso revelador y sus consecuencias no podían quedar olvidados en los arcanos del tiempo. Por eso, amigos, decidí compartirlo siguiendo la línea editorial de mi anterior nota (que usted puede releer en este link “Haga click acá”); y les presento con mucho gusto este cúmulo de ideas que los transformará en un exponente más de una de las especies más repudiadas por los medios pero no así por sus miembros: la especia de los Cagadores.

N. del R.: Los siguientes puntos están escritos desde el trato de “usted” para darle un aire más científico y glamoroso al texto. Chúpeme un huevo si no es de vuestra apetencia.

Paso 1: Si usted tiene pendejos chicos que van a una escuela céntrica, busque un auto en doble fila y clávese en triple fila, ¡que mierda! Cierre el auto y bájese a dejar al crio. Y aparte si tiene que hacer un trámite, ahorre tiempo y hágalo. ¡Que se caguen todos!  Y que se pierdan la bocina en el culo también.

Paso 2: Cuando usted vaya en el colectivo sentado en los primeros asientos y sube algún anciano o mujer con niños en brazos, tire para atrás la cabeza, abra la boca a medias y deje caer un hilo de baba por la comisura de los labios, es decir, ¡hágase inmediatamente el boludo y el dormido! En ese orden. Hay que descansar un cacho también ¿o no tenemos derechos humanos?, ¡que se caguen todos y la sociedad también carajo!

Paso 3: Si está en el supermercado y las colas de las cajas están hasta el orto, ni se haga problema agarre a su hijo o a su sobrino y mándeselo a upa. No importa si tiene 3, 4 o 10 años, usted cárguelo igual y vaya a la caja reservada para tal fin. Si los otros clientes que están hace 40 minutos en la cola le ponen cara de orto cágueseles de risa en la cara y dígale al nene que se cante una canción del sapo pepe para amenizar un poco el ambiente. Que va ser, el mundo es de los que se arriesgan… ¡y de los que se cagan en los demás también! Obvio.

Paso 4: Supóngase que está en el trabajo, y su compañero le cuenta una idea genial que tuvo para aumentar la producción. Usted lo que tiene (y debe hacer) es decirle a su amigo que esa idea es una garcha y después cuando no lo vean corra a contársela a su jefe como suya. (Tenga en cuenta que su jefe puede ser igual que usted así hágasela saber también al dueño de la empresa por otro lado). Garcador precavido vale por dos garcas nivel begginer.

Paso 5: Si tiene la suerte de tener una 4 x 4 (o sino no desespere que siguiendo estos sencillos pasos la tendrá en un abrir y cerrar de cantos), y si el semáforo se pone en rojo, amarillo o verde, en realidad da igual, tírele la camioneta encima a lo que se mueva, total el seguro garpa!. Uno también tiene derecho a circular tranquilo por la calle ¡que mierda!  (El transporte escolar vale doble score!)

Paso 6: Ni se le vaya a pasar por esa cabeza de Genio del Dub el estudiar o trabajar, ¡ni en pedo! Hágase cuidadoches y goce de todos los beneficios de los que estudian o trabajan sin tener que perder tiempo por esas estúpidas actividades de caretas. Total, el hombre propone, la mujer dispone y la gilada provee.

Paso 7: Póngale que está en un aula cerrada, ya sea del colegio o de la facultad o símil, y que afuera arrecia el más crudo invierno.  Y resulta que usted viene de una noche de juerga , asado y bebidas con los vagos. Póngale también que son aproximadamente las 10:15 Am y que la panza le comienza a burbujear como la soda Chic caliente. Bueno, ¡no reprima al upite! déjese llevar por naturaleza y cáguese de la manera más deplorable e inhumanamente posible. Total usted se caga y ellos que se caguen con profesor y todo. Eso sí, apiádese un poco y aconseje que respiren todos al unísono así se va más rápido el fétido olor.

2

Paso 8: Si no le quedó  otra que ir al supermercado en horario pico y no consigue estacionamiento, pues no se aflija,  para eso inventaron los lugares para discapacitados y embarazadas. Si se ve increpada por los guardias dígales que está embarazada de anoche o que no ve bien de cerca y listo. Y si es hombre respóndale con un “Acaricito el píame” y no le dé bola. Cáguese en las reglas, ¡usted puede!

Paso 9: ¿Anda flojo de dinero y no quiere ganárselo ni con el sudor de la frente ni del culo?  No se preocupe para eso están los familiares y los amigos en ese orden. Puede usar los siguientes fundamentos: “Bolu, necesito la guita para no tener que volver a decir necesito la guita” o bien, “Primo, te aseguro que la plata la necesito más que el cajón ese donde la tenés guardada”, o sino esta otra: “No hay que ser egoísta que la tumba no reconoce riquezas”. Esta demás decir que el dinero recibido se lo cobraran a ésta. Total, amigos y familiares son los que sobran.

Paso 10: Póngale que anda un sábado a la mañana por la calle Godoy Cruz y España o alrededores, y que la zona explota como de costumbre. Entonces le suena el celular porque le llego un sms o un  wasapp, entonces sin titubear se manda a responder el mensaje mientras camina. Obviamente llevándose puesto a los viejos, las viejas, los maniseros, los pendejos chicos, los carritos con bebes, las sillas de ruedas, los mendigos ucranianos, los ciegos y las preñadas. Ahora le digo que ni se le ocurra un atisbo de pedir “perdón” o “disculpas” eso es para los pusilánimes y débiles; usted es un aprendiz de garca y no se lo puede permitir.

Luego de seguir todos estos pasos al pie de la letra (o al menos la mitad) usted ya es un egresado de la famosa Universidad de los que se Cagan-En-Todo; o sea que  se felpeará a la gente a diestra y siniestra y no dudará en vender a su madre por un par de peniques. Pero ¡ojo! que el actuar de esta manera hará que algunos intolerantes pueden mandarlo a la recalcada concha de su hermana o bien molerlo a piñas por maleducado o en el peor de los casos terminar en cana. Si esto llegase a ocurrir, no se queje, es la vida que usted eligió.