¿Qué nombre le pongo a mi animalito?

2-TrenConejos

Encontrábaseme en la calle Federico Moreno, ahí nomas, a pasitos del San Pedro Nolasco caminando, pensando en nada y por esos vaivenes de la vida me encuentro con un compañero de la preparatoria que hacía años que no veía. El guacho se llamaba (se llama) Matias y solían decirle “cabezaechota” por el corte de cabello ochentoso que ostentaba; cruzamos las miradas y al verme ahí parado en la esquina detiene el micro de la línea 6 el cual venía manejando y se baja a saludarme:

–       ¿Qué haces choto? – me dice al tiempo que me estrecha la mano firmemente.

–       Y… Aquí andamos, Mati, ¿Y vos?

–       Si… Che, ¿No querés un perrito?

–       ¿…? –  lo miré dubitativo como el resto de los pasajeros que habían quedado arriba del micro.

–       ¡Un perro culiado! ¿No sabes lo que es un perro? – inquirió con un tono bien de micrero pesutti.

–       No gracias viejita, vivo en un monoambiente y no cabriamos los dos; si te cuento que si se caga adentro, la caca, el perro o yo, uno de los tres tendríamos que salir.

–       Dale puto, es un coquer espaniel o algo así, de esos que tienen las orejas con pelos…

–       ¿Sabes lo que pasa?, que cuando era más chico tuve uno y me lo piso una citrola, y jamás jamás pude superar el trauma… – le digo con los los ojos enrojecidos a punto de llorar por el recuerdo.

–       Puchaaaaaaa, bueno mirá, te pido un favor,  te dejo esta cajita con agujeritos; cuídamela que voy hasta el quiosco de la esquina y vuelvo. – dicho esto se subió al micro y se fue.

Lo espere como tres horas y media al Matias y nunca apareció. Ahí fue cuando decidí irme a casa. En eso advierto que la caja hacia ruido y se movía. Cuando retiro la tapa para mi sorpresa me encuentro con un perrito del orto que miraba con esos ojitos lastimosos que ponen estos animales cuando los miras. Mientras tanto pasaban las semanas y ni noticias del Matias: – “Para mí que este gil me ensocó el perrorto”- pensé – Debo sacarme de encima el animal usando alguna artimaña como me hizo este infeliz. – y me puse a “cranear” el “Operativo Caniche”.

Entonces intenté hacer la misma manganeta que él me hizo primero con un amigo y después con un tío mío que vive en Eugenio Bustos. Pero no funcionó con ninguno ya que estos sabían adonde vivo y me lo trajeron de vuelta. Aparte mi tío me dijo si lo intentaba de nuevo me iba a meter una ardilla en el upite ya que tanto me gustaban las mascotas. Un intolerante de mierda el hombre.

Desesperado, sin encontrar salida a este brete, me dije:

– ¡Ma si!, me lo dejo al perrorto este, pero… ¿y ahora qué nombre le pongo? –  Recién ahí caí en cuenta que había comenzado una duda existencial que me carcomería las entrañas por algún tiempo… No dormía en las noches, no iba a trabajar, no salía de mi casa, pensando en un nombre honesto y digno para honrar a aquel animal que de ahora en más me acompañaría en la vida.

Fue entonces que me puse a investigar exhaustivamente sobre el tema, consulté libros de nombres en varios idiomas, hable con dueños de mascotas, pregunte en veterinarias, etcétera y varios etcéteras mas hasta que concluí en el siguiente pensamiento: “No hay mejor nombre de mascota que el que le pone cada uno y para que el nombre elegido le quede bomba la mejor forma de hacerlo es de acuerdo a la especie de cada animal.”

Entonces basandome en esta genialidad les mostrare ejemplos de cómo sería el tema propuesto: vamos a clasificar las especies de las mascotas y sus posibles nombres basado en un complejo algoritmo de mi autoría. Acá van algunos ejemplos, ustedes deberían seguir la misma línea.

Perros grandes (mas que caniches): Toby, Pirata, Corsario, Indio, Pluto, Puto, Sandocan, Mario, Lassie, Jamon, Bestia, Dogui

Perros chicos (tipo caniches toys-chihuahua): Pichi, Tonga, Sorete, Choti, Turca, Japi, Chulapi, Garronero Pinchilita, Canario, Juani, Pistola

Lagartijas e iguanas: Mili, Juana, Sandunga, Fumetita, Verdolaga, Moquera, Orion, Pity

Víboras y sapos: Soto, Mauricio, Termo, Sapeja, Oscar, Gimena, Escamoso

Peces y mojarritas: Fanta, Pashazo, Yoni, Zanahoria, Orlando, Aletita, Culo

Arañas: Almejita, Pelusa, Patona, Raquel, Muraco, Armanda, Eva, Kevin, Guampa, Cañufla

Caballos, burros y derivados: Matungo, Venoso, Olguin, Zabeca, Calabacin, Polenta

Gatos: Boludo, Ojito, Ojete, Marcos, Cawazaqui, Rocha, Mamertito, Roque, Grano

Chanchos: Toto, Hediondo, Costillita, Valentin, Gusti, Mamon, Peron, Adobe

Patos: Abbondazieri, Donald, Fontanet, Fire, Raqueta, Tribilin, Cagon, Patita, Silva

Galinas, gallos, pollos: Pipio, Popi, Bolita, Cazuelita, Caldo, Carlos, Batata, Pilar, Guzman

Ratones y hansters: Copito, Choti, Danilo, Kili, Jerry, Ratatuil, Beto, Esmeril

Ornitorrincos: Ricardo, Nick, Pancho, Sarita, Perno, Chicho, Polera

Vale aclarar que las sugerencias listadas son totalmente unisex y que pueden cambiar la “o” por la “a” según tenga pitito o chuchina el animalito, y recuerden que esas huevaditas también quieren tener un nombre copado como el que te eligió tu vieja cuando eras chico.

Bueno amigos, hasta acá llego porque como todos sabemos el tiempo es tirano y espero que la lista anterior les sirva de fidedigna guía a la hora de bautizar algún animal al cual han decidido adoptar; ah! y también recuerden que el dejar cagar al perro en los aloe vera de los vecinos no está bueno.

dsfsdf