Top 10: Las mejores series de la última década

Después de consultar los rankings que varios sitios especializados (ImDb, Rotten Tomatoes, GQ, Cinemania, entre otros) presentan sobre las series televisivas, es que nos encontramos hoy depurando los datos, transformándolos de forma cuyana y resolviendo una gran pregunta para el mundo cinéfilo mendocino ¿Cuáles son las diez mejores series en lo que va de estos 10 años? Y cuando digo serie, no me refiero a una simple sitcom que uno puede dejar y retomar en cualquier momento. Me refiero a esos programitas de cuarenta minutos… una hora, y que nos dejan con el culo pegado a la silla y con la sed de pedir más, más y más.

Si bien los gustos personales varían en diferentes zonas del mundo, no podemos dejar pasar el ojo crítico mendocino. Ojo hincha huevos e inconformista como pocos. Por eso, desde El Mendolotudo tomamos la posta, sembramos la duda y nos la jugamos con el TOP 10 de las mejores series de la última década.

Puesto Nº 10: Dexter.

Duración: 2006 – ¿?

Sinopsis: Dexter es un forense especializado, fiel novio, divertido padrastro, un hermano confidente. Pero además, es un psicópata que, al terminar su turno en la comisaría, busca a criminales cuestionables para saciar su particular moral y los mata: Dexter es un asesino en serie.

¿Por qué verla?: 50 minutos de un guión impecable, buenos actores, escenarios muy cuidados y unas tramas sólidas. Impacta ver esa dualidad entre asesino y buen tipo.

Puesto Nº 09: Homeland.

Duración: 2011 -¿?

Sinopsis: Carrie Mathison una oficial de operaciones de la CIA que, después de realizar una operación no autorizada en Irak, es puesta en régimen de prueba y reasignada a un centro de contraterrorismo de la CIA . Mientras ella estaba llevando a cabo la operación en Irak, fue advertida por un activo que un prisionero de guerra estadounidense se había unido al grupo terrorista Al-Qaeda.

¿Por qué verla?: Es una historia actual, donde la trama política, implicaciones internacionales y demás, afectan a individuos de carne y hueso. La moralidad es principal protagonista, donde en un mismo capítulo, el espectador es capaz de cambiar de opinión respecto a los personajes un centenar de veces.

Puesto Nº 08: Sherlock.

Duración: 2010 – ¿?

Sinopsis: Ubicada en el Londres del siglo XXI, la serie sigue los pasos del excéntrico detective Sherlock Holmes junto a su compañero John Watson, en su búsqueda para resolver los brutales crímenes que se van desarrollando. Sus insuperables habilidades de deducción y su arrogante distanciamiento emocional le convierten en el perfecto detective.

¿Por qué verla?: Si bien es una miniserie, no deja de ser una gran adaptación con una actualización muy acertada. Excelentemente filmada en lugares exquisitos y con la actuación de dos monstruos como son Benedict Cumberbatch y Martin Freeman.

Puesto Nº 07: House of Cards.

Duración: 2013 – ¿?

Sinopsis: El congresista estadounidense Francis Underwood y su esposa Claire no se detendrán ante nada para lograr sus propósitos. La historia de este drama político se adentra en un mundo repleto de avaricia, sexo y corrupción en la ciudad de Washington.

¿Por qué verla?: Para empezar hay que señalar que esta serie está dirigida por David Fincher, y protagonizada por Kevin Spacey ¿Hace falta decir más? El inescrupuloso protagonista de la serie termina comprándonos ya que lo vemos sometido a situaciones donde la realidad es casi tan similar como la ficción.

Puesto Nº 06: Vikings.

Duración: 2013 – ¿?

Sinopsis: Vikings está basada en las leyendas sobre el vikingo Ragnar Lodbrok, uno de los héroes más famosos de la cultura nórdica que saqueó Northumbria, Francia y Bretaña.

¿Por qué verla?: Si te gusta el rigor histórico, la sangre y el quilombo, Vikings es tu serie. Con un perfecto equilibrio entre fiereza y fragilidad, la primera serie del canal History es una de las más bellas en paisajes y simbolismos. Un ritmo constante y sin estancamientos nos muestra de forma perfecta la odisea de Ragnar Lodbrok.

Puesto Nº 05: The Walking Dead

Duración: 2010 – ¿?

Sinopsis: The Walking Dead cuenta la historia de las secuelas de un apocalipsis zombi, siguiendo a un pequeño grupo de supervivientes que viajan a través de Estados Unidos en busca de un nuevo hogar, lejos de las hordas de zombis

¿Por qué verla?: Si bien la serie ha sufrido un estancamiento en la última temporada, no deja de ser una de las tiras más amadas por el público en general. Walking Dead le plantea al televidente una oportunidad única: la de sentirse parte de un apocalipsis zombie. Es decir que si sos de la generación del 80 en adelante, la serie toca todas tus fibras de aventura. Walking Dead podría tranquilamente acomodarse en puestos más adelantes, pero como ya dijimos, el estancamiento nos hace dudar de lo que vendrá, aunque siempre estamos esperando las aventuras de Rick y compañía.

Puesto Nº 04: Mad Men

Duración: 2007 – ¿?

Sinopsis: Ambientada en los década del 60 cuenta la historia de Don Draper uno de los mejores publicistas del Nueva York.

¿Por qué verla?: La actuación de John Hamm interpretando a Don Draper es algo sublime. El guion es perfecto. La serie incita a debatir sobre la moralidad de la publicidad, las tácticas para ganar dinero y las estrategias para hacer que compres todo aquello que los publicistas quieran. Además el tabaco y el alcohol se consumen sin control ni vergüenza; nunca se han vendido las drogas de manera tan elegante. Los hombres desconocen algo más allá de los trajes y las mujeres saben que el escote es necesario para su supervivencia laboral. Serie de dandis si las hay.

Puesto Nº 03: True Detective

Duración: 2014 – ¿?

Sinopsis: Mediante varias líneas de tiempo, la miniserie cuenta la historia de la caza durante diecisiete años de un asesino en serie por una pareja de detectives en la planicie costera del sur del estado de Luisiana.

¿Por qué verla?: True Detective empieza y termina en cada temporada. Es una miniserie de 8 capítulos donde todo concluye. Cuenta con las actuaciones principales de Matthew McConaughey (la que es para mí, una de las mejores actuaciones de su carrera) y Woody Harrelson. Estamos frente a una serie hipnótica por la ambientación, el tratamiento de la imagen, la fotografía, incluso por el tono de voz de los protagonistas. Es una serie que necesita que el espectador tenga todos los sentidos alerta. Tiene una estructura narrativa única donde parece que True Detective se transformara en una película de 8 horas.

Puesto Nº 02: Game of Thrones.

Duración: 2010 – ¿?

Sinopsis: La serie sigue las múltiples líneas argumentales de “Canción de hielo y fuego” (saga de libros de George R. R. Martin). La mayor parte de la historia tiene lugar en Poniente, un continente ficticio donde las estaciones pueden durar años, y se centra en las violentas luchas dinásticas que surgen entre varias familias nobles por el control del Trono de Hierro.

¿Por qué verla?: El guión es tan perfecto y la adaptación tan bien lograda, que Game of Thrones se postula para quedar entre las mejores series de los últimos 20 años. Las tramas son tantas y tan bastas que dan como resultado un excelente elemento de atrape para el televidente. Las batallas, la sangre, las traiciones y el sexo están repartidos como factor común en esta gran apuesta de HBO. No faltara (y así también la saga termina de comprar al resto del público) la parte mitológica y fantástica. Game of Thrones cuenta con una baraja de personajes tan grande que es imposible no empezar a querer a uno o a dos. Las localizaciones son perfectas, al punto de que nos hace pensar que todos los territorios pueden llegar a ser reales. Y por último (y como se fuera poco) Game of Thrones es la serie que hace agarrarte la cabeza cada dos capítulos ¿Por qué? Cada escena puede estar cortada por tantas sorpresas que uno ya no sabrá que esperar de esta gran adaptación.

Puesto Nº 01: Breaking Bad.

Duración: 2008 – 2013

Sinopsis: Walter White es un frustrado profesor de química, padre de un joven discapacitado y con una mujer embarazada. Cuando le diagnostican un cáncer pulmonar terminal se plantea qué pasará con su familia cuando él muera. En una redada de la DEA organizada por su cuñado reconoce a un antiguo alumno suyo, Jesse Pinkman, a quien contacta para fabricar y vender metanfetamina y así asegurar el bienestar económico de su familia. Pero el acercamiento al mundo de las drogas contamina la personalidad de Walter, el cual va abandonando poco a poco su personalidad recta para convertirse en alguien sin demasiados escrúpulos cuando se trata de conseguir lo que quiere.

¿Por qué verla?: Bueno, a ver. Estamos ante la mejor serie de la historia. Punto. Vince Gilligan (el creador) logra algo único: partir desde una historia común y corriente, y transformarla en algo extremadamente increíble y a la vez es muy tangible. La evolución de los personajes es precisa y excelente. Los buenos se transforman en malos, los malos se transforman en buenos y algunos malos ¡se transforman en más malos aún! Desde personajes cómicos hasta personajes que nos darán temor pasando por personajes totalmente sorpresivos. Una serie que logra meterse dentro del televidente y dejarlo knock out durante las 5 temporadas que dura. Hablando desde el punto de vista técnico, la serie es totalmente novedosa. Gilligan toma muchos de los mejores recursos fílmicos de los grandes directores de cine, junto con ideas y tomas totalmente nuevas (y muy laboriosas) logrando un coctel que revienta en lo visual. Si aún no viste Breaking Bad, dejá de leer esta nota y ¡ponete ya mismo a hacerlo!

Y para vos ¿Cuál es tu mejor serie? ¿Cuál es tu ranking?