La novia del diablo es policía

Resulta que le domingo pasado me encontraba trabajando como todos los domingos en la cancha (al final les digo de dónde) y mientras hacía mi rutinario control de plateas, junto a un viejo amigo y compañero, vemos a una mujer policía, pero no una simple mujer policía…era una cosa de otro planeta como una Robocop riquísima, más fuerte que cachetada de foca, una cosa de locos y déjenme que sea redundante en el tema porque realmente se las tengo que describir: es una morocha con rasgos arábigos, debe medir 1.75 mts, pelo negro largo, el cuerpo se imaginarán. Tiene dos montañas de tamaño justo como pechos, la panza sumamente plana y la mejor cola uniformada que exista en todo América. Lo peor de todo y ya buscando el camino de la nota, es que todos, pero absolutamente todos los que pasaban cerca de ella, se detenían a mirarla, más conociendo en público de cancha. Ella sabía de su poder, de su mirada, era imposible sostenerle la mirada fija más de un segundo por más valiente que fueras, te miraba como diciendo “sé que me estas mirando, ¿sabes las cosas que puedo hacer? Pero no sos mi tipo” o simplemente te miraba como diciendo “te voy a sacar el alma y me la voy a tomar en un Martini seco”.

Bueno la tarde fue pasando y en los ratos libres que tenía solo podía mirar hacia donde se encontraba esta chica, que por supuesto, jamás estaba sola, era la única que podía estar dentro del móvil, mientras sus compañeras estaban cagándose de frío como yo… A ella la rodeaban siempre dos o tres varones uniformados que se veía claramente que dejaban la vida en cada intento por sacarle una sonrisa o recibir una caricia (así como si fueran un perro del orto, pulgoso y flaco, pero no importa). ¡¡¡La puta madre, zonzo el hombre cuando está enamorado!!!

La cosa fué que entre comentario y joda con mi compañero sobre las cosas que uno haría si te diese bola o lo que le dirías, empezamos a hacer el típico chiste de “echame gas pimienta, no me importa nada”, “esposame”, “méteme  el palo en el culo”, “mátame”  esas cosas de pajero que piensa uno. Pero mis pensamientos se fueron a otro lado y entonces hice un silencio abrupto que mi colega noto preguntándome:

– Gordo, ¿qué te pasa tarado?, ¿te congelaste?

– No papu, pero me acabo de dar cuenta que lo peor que le puede pasar a un hombre es enamorarse de una mujer así… – le respondí.

– ¿¿¿Qué??? ¿Estás en pedo tan temprano? – me dijo mi cumpa sorprendido.

– No… ahora te explico porque – inspiré profundamente como cuando vamos a vaticinar una opinión fundada y largué – Vos imagínate, siendo un humano mortal, esa mina te da bola… en cuanto se sacó la ropa te robo el alma (hermanos míos si ustedes la vieran me darían la razón), una vez que te afanó el alma, ya está… sos de ella, te pelotudiza automáticamente. Supongamos que tenés guita…¡puf! te la come toda, te vas a gastar todo en tenerla contenta, cuando ella diga “hola”, vos garpaste un viaje. Ni hablar si un día te aparece vestida con lencería erótica, sos capaz de desheredar a tus hijos. En el caso que no tengas guita peor. Tomemos otro ejemplo, como son los mandatos sociales, ¿viste que dicen que todos los peluqueros son morfetas?, ¿que todas las enfermeras son ligeras de cascos?, ¿que todos los patovicas son golpeadores y brutos?…bueno las mujeres policías corren la misma mala fama de las enfermeras y aclaro que me parece una mierda absurda estos mandatos sociales, pero no me culpen a mi, yo no los invente… así que imagínate, te vuelven loco los celos y vas a pensar que en cada guardia que esté, te va a cagar con otro naca, o que un comisario jeropa se la va a llevar de secretaria y capaz que afloje, se la presentas a tu vieja pero de cuajo que te va a decir “¿es milica?… es puta” tu viejo también pero lo más probable es que te diga “¿es milica?… es puta y yo me la quiero garchar”

– ¡Como te la va a querer garchar tu viejo! Jajajja – me dijo mi amigo riéndose a carcajadas.

– Si boludo, imaginate le dirías a tu viejo “¡papá! Es mi novia, hijo de puta” y tu viejo te respondería “Que me calienta, está tan riquísima”. Pero eso no sería lo peor… Tus amigos también le van a estar mirando el culo – seguí pensando en voz alta – naaaaa… es una cosa que no podrías llevarla a ningún lado, encima tienen unos turnos de mierda. Te doy otro ejemplo… cena de navidad, toda tu familia y vos solo, salta una tía y te dice “Roberto ¿y tú noviecita?” y vos “está de guardia tía”, la vieja con cara de chiste te responde “seguro se la deben estar  amarrocando en la comisaría, capaz le agarraron el culo de botella para las cañitas voladoras”. Vos te comes la cabeza pensando si es cierto lo que dice la vieja, con una sonrisa de gil en la carompa – sentencié mi veredicto final con la mirada perdida en ese pedazo de orto.

– Vos estás loco Gordo – cerró la charla mi amigo.

Así que ya ven mis queridos, ese estilo de mujer, con ese cuerpo y esa mirada, con esos laburos atestados de onanistas lobeznos, solo puede ser novia del diablo o de alguien que no tenga alma, ni sentimientos, ni nada, a nosotros los mortales… nos deja por el piso, nos enferma, nos arruina, nos lastima y emboba para siempre.

PD: Un saludo grande a la gente del Cele y a la chica policía que nos roba un suspiro a todos los que vamos a verla domingo por medio. Es solo una nota en tu honor.

TAGS: