El difícil arte de tapar un tattoo antiguo

 

 

Todos sabemos que a la hora de hacerse el primer tattoo no investigamos, no ahondamos en el diseño y estilo y encima solemos ir a lugares no profesionales, buscando precio más que calidad. Estos lugares suelen fallar en los diseños, cometer errores tremendos y hacer desastres en nuestra piel. También puede pasar que nos tatuamos por moda o sin tener claro qué queremos que quede plasmado de por vida en nuestro cuerpo. Todo esto genera que en el corto plazo nos cansemos o nos demos cuenta del error cometido y debamos buscar la manera de arreglar el tatuaje mal hecho o en su defecto, taparlo por completo.

A la hora de borrar o arreglar un tattoo nos encontramos en una disyuntiva sobre qué nos conviene más. Por un lado tenemos el tratamiento láser como una opción para borrar los tatuajes. Los problemas de este sistema son: el elevado costo y la falta de garantía de que el tatuaje se borre por completo. El láser quema la piel, encuentra las partículas de tinta y las explota dentro de la misma. Eso no quiere decir que las borre, sino que, al achicar la partícula de tinta, permite que las defensas de nuestro organismo la absorban por medio de los glóbulos blancos y el sistema reticular endotelial. Pero esto no gran tiza que la micropartícula de tinta pueda ser eliminada. He tenido muchos clientes que han realizado varias sesión de láser sin tener los resultados deseados y lo que le ha quedado es una cicatriz de quemadura y un tatuaje medio despuntado por partes. Un espanto. Así que por otra parte, y en el caso que se pueda, la mejor opción es arreglar el tattoo o hacer un “cover”.

Si el tatuaje esta dentro de los parámetros de simetría se puede arreglar rehaciendo el mismo. Pero hay casos en que el tatuaje es imposible de pulir, así que se procede a tapar el mismo con otro diseño. Lo ideal a la hora de tatuar es buscar diseños lineales y coloridos más allá del gusto del cliente, buscar colores fuertes como el azul, el verde, algunos rojos y si el tatuaje viejo este bastante borroso se puede realizar el tapado con estilos blanco y negro.

Los estilos de diseños recomendados para tapar un tattoo son los New school, Neo tradicionales, trash polka y algunos full color. Su explosión de diseño y color nos dan libertad para tapar casi todo.

En el caso de las mujeres siempre es mejor el resultado de un tapado con mariposas 3D, plumas, árboles, algunos mandala y dependiendo del tatuaje que se encuentre ya tatuado, animales.

Lo que es muy importante a la hora de elegir un tattoo y siguiendo estas consignas, es buscar dentro de estos estilos el tatuaje que nos guste. Pero debemos aprender de los errores del pasado y tomarnos el tiempo de ver los cover realizados por el tatuador, para ver si el resultado del tapado o cover es óptimo y nos deja satisfechos. Es una técnica que no todos los tatuadores dominan a la perfección.

También cabe recordar que es muy importante adaptar el diseño según el lugar del cuerpo, para que estéticamente quede bien y no desfavorezca el formato del cuerpo. Por ejemplo muchos creen que con tribales maorí se puede tapar tatuajes, y suele ser casi imposible hacerlo. Por eso es muy importante seguir los consejos del profesional del tatuaje a la hora de elegir el rediseño. No cometamos los errores del pasado amigos.

 

Antes:

Después:

Antes:

Después:

Antes:

Después:

Antes:

Después:

Antes:

Despues: