Entrevistamos a los rockeros de Tonta Liza

Una de ellas es la movida under de la música, bandas que vienen creciendo, haciendo poco a poco un público, que como todos sabemos, es difícil de convencer en esta ciudad. Por eso me entrevisté con los chicos de Tota Liza, una banda que se viene con todo…

Unos minutos antes de las 20:00 hs llegamos con Emilio (hombre morcilla) bajista de la banda Tonta Liza, a un taller mecánico donde nadie se percata que adentro, a excepción de algunos vecinos, hay una sala de ensayo. Nos recibe Ema (Aníbal Cuchillo) voz y guitarra, que luego de saludarnos, nos pide unos minutos para despojarse de su formal ropa de trabajo y buscar la comodidad previa al ensayo.

Entramos a la sala, hecha a pulmón, con buenos equipos y alguna que otra botella de fernet en una mesa improvisada. Nos interrumpe la charla viruta, la mascota del taller, un perro que toma protagonismo figurando en la entrada para el próximo show de la banda. Minutos más tarde llega Keko Aguilar, el baterista que anticipa que está por resfriarse pero parece olvidar el tema al recibir unos cariños de Ema. Se escucha un auto, es Leandro (el doctor Leo) primera guitarra de Tonta Liza, el integrante que faltaba para empezar la entrevista.

¿Cómo y cuando surge Tonta Liza?

Ema: Con Keko comenzamos hace un año y medio a intentar hacer algo de música, yo con una guitarra y él con unos bongó que tenía en su casa. Nos divertíamos bastante, teníamos el lugar, y así fue como se nos ocurrió empezar a hacer rock y formar una banda.

Keko: Ya tenía la idea de comprarme una batería, así que lo hice, y empezamos a zapar nosotros dos.

Ema: ahí fue que se nos unió un bajista, que luego remplazamos por uno mejor, creo (risas).

Emilio: Algo sabía en el bajo, tenía uno en mi casa y empecé a tomar clases. Me acuerdo de tocar en el garaje de la madre de Ema, con un amplificador de 15w y un perchero como pie de micrófono. Teníamos que desenchufar la heladera para el amplificador.

Keko: éramos un trío que tenía un par de temas propios, algunos que traía Ema. Después tuvimos la compañía de un amigo guitarrista, que nos ayudó a modificar, corregir y arreglar unas canciones. El fue que nos recomendó agregar al trío una guitarra más, y así fue que un alumno de él ( Leo) se copó con lo que hacíamos y acá está.

Ema: vino y no se fue más (risas).

¿Cómo surge el nombre?

Ema: en realidad no teníamos nombre, teníamos un montón pensados pero no nos decidíamos

Keko: un día ensayando, empezamos a charlar y nos acordamos de una frase de Homero Simpson y ahí quedo Tonta Liza.

Leo: yo llegué y ya estaba el nombre, me pareció original y como todo el que mira los Simpson, siempre hay alguna frase que podes usar. Igual ya no tenía voz ni voto en ese momento, llegué tarde.

Emi: lo íbamos a cambiar, de hecho nunca nos gustó mucho, pero ya tenía muchos fans, mucha repercusión (risas), así que lo dejamos.

¿En qué variantes del rock ustedes piensan que se encuadran?

Ema: yo creo que tenemos un poco de todo. Nos estamos formando y los temas van saliendo.

Keko: es raro, si bien a veces usamos las mismas bases, los temas no son iguales, tenemos temas muy rockeros y otros más tranquilos. Es lo que es.

Emi: la idea es que suenen todos los instrumentos y lo mejor posible (risas). Tratamos de ir variando los estilos, aunque a veces las letras no ayudan a cambiar demasiado, entonces los dejamos así, en su primera versión.

Leo: estamos constante mente haciendo correcciones y arreglos que ayudan a mejorar los temas. Teniendo en cuenta que todos estamos mejorando, los chicos más que están con profes, vamos haciendo distintas cosas.

¿Quién hace las letras?

Emi: es un varieté, Ema ya traía algunos temas, keko trajo una letra que nos gustó mucho de la cual salió una canción muy buena.

Ema: los hacemos entre todos, empezamos a zapar y yo frente al micrófono empiezo a unir frases, los chicos me tiran ideas y después le damos forma y sentido por supuesto.

Emi: nosotros le vamos tirando chimi desde atrás (risas) y el los va reproduciendo.

Keko: los hacemos entre todos, mucho ensayo sin estructuras, y mucha energía. Alguna que otra cerveza también.

Leo: casi siempre sale primero la melodía, hacemos un estribillo y después vemos como hacemos para cerrarlo.

¿Qué opinan de las bandas mendocinas?

Leo: no escucho bandas mendocinas, no puedo opinar demasiado. Lo que veo es que la difusión muchas veces no es buena, el circuito tal vez está un poco disperso y eso hace que no haya gran repercusión.

Keko: cuando un lugar se pone de moda, que casi siempre es un boliche, la gente termina ahí. Y en los lugares que tienen mucha repercusión para estos eventos, casi siempre tienen las plazas completas, hay muchas bandas que son muy buenas, conocidas y que ocupan esos lugares.

Emi: Mendoza está empezando ahora a darle más bola al espectáculo, me refiero a este tipo de cosas. Creo que hay que moverse, pero también habría que darle la oportunidad a las bandas emergentes como nosotros.

Ema: si te dan fecha para tocar un martes o un miércoles, probablemente no vaya mucha gente. Hablando un poco de las bandas mendocinas, creo que hay mucho cover, bandas muy buenas. La gente no se anima a curiosear e ir a escuchar otra cosa.

¿Qué es lo que buscan como banda?

Ema: sexo (risas). En realidad lo que buscamos ya lo encontramos, es tener una banda y que suene bien. De ahí en más empiezan a surgir otros proyectos como grabar un disco, tocar mucho e ir abriendo camino. Siempre para divertirse. No tenemos objetivos fantasiosos, es ir haciendo lo que está a nuestro alcance.

Emi: primero tenemos que sentirnos cómodos nosotros, con nuestros temas, en el escenario y después transmitirle eso a la gente. Si nosotros la pasamos bien, seguramente esa energía se contagia.

Leo: Tonta Liza la pasa bien, en los ensayos, en los toques, es nuestro cable a tierra. Olvidarse de todo durante las horas que estamos acá y disfrutar de eso. Nosotros tratamos siempre de estar conformes con lo que hacemos, si un tema no nos gusta, lo guardamos para otro momento, no lo desechamos.

Keko: la idea es que lo que hagamos, nuestros proyectos, salgan bien e ir cumpliendo los objetivos que nos proponemos.

Leo: lo que nosotros hacemos es rock garaje (risas). Ese es el estilo.

¿Qué respuesta tienen del público?

Emi: la respuesta fue muy buena desde el primer momento. Como todo el que está empezando los amigos acompañan mucho y esos amigos trajeron a otros y así vamos sumando gente.

Ema: creo que una de nuestras virtudes es no especular con eso. Y creo que da resultado porque a la gente le gusta la onda y vuelve a ir a los toques. Muchos nos han dicho que se le pegan los temas, algunos estribillos por lo que nos cuentan.

Leo: sinceramente nos falta mucho en lo musical, siempre hay más para aprender, eso a veces se nota. Pero así y todo la gente ve la onda, las ganas que salen del escenario y lo disfruta. Eso nos ayuda mucho.

Ema: nosotros ensayamos en una sala en Godoy Cruz, Dixon. Los pibes del lugar son muy buena onda, pero totalmente desconocidos para nosotros, la relación es escasa.

Con ellos tenemos una anécdota muy graciosa. Charlando con uno de los chicos, me confesó que no le gusta para nada lo que hacemos, que odia nuestro estilo, pero que no deja de cantar uno de los temas que más repercusión tiene. Contaba que debes en cuando escuchan el demo que nos grabaron.

Creo que hablamos del mismo tema que se me pegó a mi (pollo relleno) ¿Cómo surgió?

Ema: pollo relleno surgió de un altercado que tuvimos con unas galletitas que nos vendieron en el kiosco de la esquina (risas).

Keko: queríamos comer unas galletitas rellenas y no tenían, terminamos comprando cualquier cosa.

Emi: nos quedamos con las ganas de comprar lo que queríamos, y nos volvimos desilusionados, no sabes el enojo que nos agarró.

Keko: la idea es un poco idealizar como siempre uno deja para lo último lo que tendría que hacer primero. Si hubiéramos salido a comprar antes, probablemente hubiéramos conseguido lo que queríamos. Acá nos pasa siempre.

¿Cómo son sus shows y que proponen?

Ema: alegría, nosotros queremos que la gente se divierta, que sea una fiesta. Creo que trabajamos para que sea así.

Leo: nos gusta charlar con la gente, avisar cuando nos equivocamos, pasarla bien arriba del escenario. Que sea divertido y compartirlo.

Emi: lo primero que sale al escenario es una banda invitada (pablo´s band). Son amigos de Ema. Está muy bueno lo que hacen. Y con respecto a nosotros, es disfrutar, compartirlo con amigos, que la pasen bien. Y a los que no conocemos, conocerlos, y que sean amigos también.

Keko: probamos con temas nuevos siempre y vamos viendo si gustan.

Nos entendemos mucho entre nosotros y eso se ve en el escenario.

Ema: para mi estar arriba del escenario es como volver a la secundaria (risas). Es diversión, y que el público trasmita lo mismo.

¿Quisieran hacer algún agradecimiento?

Ema: a las tarjetas de crédito (risas), gracias a ellas que pudimos comprar equipos.

Emi: a los amigos que siempre están presentes y a los que nos preguntan cuándo volvemos a tocar. Son los que se divierten con nosotros.

Keko: a Emi Malizia, gran violero mendocino, por su ayuda y por traernos al doctor Leo, gran alumno de él.

Les agradezco por recibirme a los chicos, me despido de ellos mientras suenan los primeros acordes previos al ensayo. Afinan las guitarras, prueban el micrófono, pero falta algo. Viruta empuja la puerta y se recuesta en un rincón de la sala. Al parecer viruta no se ha perdido ningún ensayo desde el comienzo, no se sabe si le gusta la compañía o le gusta el Rock, yo creo que las dos.

Sigan a Tonta Liza por Facebook para enterarse los próximos shows: