Hoy te extraño más que nunca…

Despierto sin apuro, en mi teléfono suena el tema, ese tema que era nuestro favorito, la situación fue acomodada a propósito, no se hace cuanto, para comenzar el día pensando en ti, y vaya que sí da resultado.

Esa sonrisa de buenos recuerdos que al instante se convierte en ojos vidriosos por el dolor de extrañar. Esa felicidad transformada en dolor y en culpa, porque el que ama siempre se culpa.

¡Cómo te extraño! ¡Cuánto te extraño!

Ya no quiero mirar cuanto tiempo ha pasado, yo te sigo esperando como cada día, esperando que Dios me de la oportunidad de volverte a ver.

Hoy te extraño como cada día, o quizás un poco más…

Era tan feliz, y sabía que vos también lo eras, que no me importó el mundo, me ocupé tanto de dormir en tu mirada que nunca me ocupé de cuidarte.

Te busco día a día, en el cielo pero ninguna estrella se asemeja al brillo de tu sonrisa, en canciones y poemas, pero están tan pensados para rimar que no te identifico en ellos, te busco en mis recuerdos y allí te encuentro y lloro.

Hoy como cada día te extraño, y seguramente un poco más…

Extraño tomarte de la mano, acariciarte, extraño no saber de ti. Extraño tus caprichos, tus regaños, tu fuerza, tu valentía.

¡¡La puta madre!! Cómo te extraño.

Perdón por las palabras pero es mi corazón el que habla, y si escribo todo lo que dice podría maldecir por horas.

Es mi culpa, lo se, yo debí haberte cuidado, pero como dijimos una vez, no nos pertenecemos, somos libres y estando juntos somos uno. Ya no, hoy estoy solo, como ayer, como mañana.

Ya me han dicho que tengo que ser fuerte, aceptar que ya no estás a mi lado, que quizás no era el destino el de estar juntos para siempre. Pero mierda, como cuesta.

No se si pasaron mil días o solo tres, mi vida ya no lo tiene en cuenta, ya no tengo y todo es diferente. A veces sonrió, a veces hablo con Dios, pido que al morir me regrese a vivir nuevamente esos momentos felices a tu lado, que los haga eternos, algo así me imagino el cielo.

No creas que a veces no me enojo con vos, a veces te culpo, vos me dejaste, yo sigo aquí, donde te prometí que estaría.

Hoy te extraño más que nunca…

Siempre quise tomar un papel y un lápiz y escribir todo estoy que hoy te digo, aunque quede un poco desordenado, no soy un poeta ni quiero serlo, me parecen mercenarios, escribiendo lo que yo quiero escuchar, pero este desorden sale de mi corazón.

Perdón mi amor, perdón por dejarte ir, perdón por extrañarte, perdón por seguirte amando y perdón por amarte aun mas que cuando estabas conmigo.

Te perdono por dejarme, por no volver a saber de vos, te perdono el vació que me dejaste, te perdono mi vida obsoleta, te perdono por aparecer en mi vida.

Perdón nuevamente por no cuidarte, perdón por dejarte ir, perdón por minimizar aquel dolor que tenias en el pecho, perdón por no irme contigo.

Un cáncer no separa nuestro amor, espérame en el cielo mi ángel que nuestro amor es eterno…