El manifiesto comunista según Nicolás Del Caño

Hacemos un análisis sobre la sociedad en la que se encuentra Nico Del Caño, y en este nos dice que el hombre está determinado por las redes sociales, los dólares que el no pudo obtener y que después compro a escondidillas. También dice que la sociedad moderna no sabe aprovechar de la gastronomía zurda ya que no todos consumen el típico “Pan Relleno” que Lenin hizo alguna vez para sus seguidores en el Kremlin. También dice que quienes poseen los medios de producción de este tipo de alimento son pocos, entonces presentara un proyecto para masificarlo…

Si lo vemos de otra manera podríamos decir, que estas minorías son los amos y señores de las esquinas céntricas, siempre que estén con sus malabares, su caja de verduras con panes rellenos y su fasito, mientras que la mayoría pasa con sus autos y trata de ignorarlos porque ya no hacen nada nuevo en ese tipo de circo. Y a pesar de ello, viven por causa del otro, gracias al esfuerzo del que se ganó esa monedita en un trabajo perteneciente al sistema.

La vida de los amos se caracteriza por estar rodeados de riquezas y prosperidad, jamás harán pesadas labores que le causen cansancio y dolor. Frente a esta injusticia de vivir gracias al otro, Nicolás defiende al nuevo zurdo que se incorpora a no trabajar pero si a dar vuelta por las plazas con pulseras de manufactura propia y obviamente, sin bañarse. Pero hace hincapié en la salud también, proponiendo a todos sus afiliados una obra social como OSDE NEO.

Según él, esto no es propio solo de la Plaza Independencia o de la Plaza España, sino que se encuentra extendido a 2490 msnm, altura a la que se encuentra Machu Picchu. De manera tal que Latinoamérica se encuentra sometida a esta forma de vida, en la que un hombre accede a ser un hippie careta, como otro que vio por ahí, en algún recital o algo.

La sociedad actual, sostiene Nico, es irracional, está lejos de ser aquella en la que todo ser humano puede desarrollarse para poder ser libre y feliz. Estos valores ya no existen, lo único que sucede es que nos hemos convertido en dependientes de la tecnología, o sea que si sale un teléfono más copado, no te lo podes comprar porque no te alcanza la guita, y eso a Nicolás le molesta. Lo único que prima en esta sociedad es el valor simbolizado en el dinero. Entonces nos invita a pensar en comprar algunos dólares y vacacionar en Brasil por lo mismo que cuesta un S6.

Luego de este análisis por parte de Nicolás, en donde toma como principal característica la importancia del pan relleno, propone una salida: cambiar la estructura general de la sociedad.

En esta propuesta considera al proletariado, la clase oprimida como la única clase que puede conducir esta transformación haciendo uso de la fuerza. Es por eso, que no va a buscar trabajadores para que lo acompañen con su voto, él va siembre detrás del joven universitario, ese de mente abierta, porque un obrero de la construcción no va a entender la receta del pancito.

Nicolás Del Caño considera que al liberarnos, podremos evolucionar y desenvolvernos en una sociedad donde impere una gran variedad de rellenos para ese pan, o un abanico de diseños para pulseras. Dejará de ser una sociedad cerrada y cubrirá las necesidades de la humanidad desde que nace hasta que deja este mundo. Todos podrán alimentarse, educarse y tener derecho a hacer malabares, no bañarse, tener descuentos en mochilas gigantes para ser mochileros full time y como si fuera poco, el diputado o senador cobrará como una auxiliar de maestra jardinera.

Estas son las ideas principales que se desprenden del texto:

  • Siempre hubo una la lucha de clases

En todas las sociedades siempre ha existido una lucha de clases entre opresores y oprimidos los cuales pueden representarse como el que te vende harina en el almacén y el que hace el pan relleno.

  • Producto de los zurdos surgirá la violencia para hacer una mejor sociedad

Aparte de la creación de armas que terminarán con la burguesía, ella misma ha hecho despertar a los hombres, a la base oprimida que son los proletarios, esos universitarios que tienen como clientes fijos en la Facultad de Filosofía Y Letras de la UNC. Cansados deque el faso les cueste más caro.

  • Solo los zurditos jóvenes pueden conllevar una revolución

Como están en contra del sistema, de los gobiernos de turno, enojados con sus compañeros de trabajo, crean una revolución al no presentarse al lugar donde trabajan, si son concejales, como el muchacho de Godoy Cruz, por ejemplo, directamente es más fácil no presentarse a trabajar, que presentar algún proyecto para mejorar el bienestar de los que representa, la minoría que compra pan relleno.

Hasta el próximo lunes.

Por Gato con Botox.