Sarpadas propuestas para tus vacaciones de invierno

Si sos de esas personas detestables que tienen vacaciones de invierno, pero no tienen un mango, yo te puedo tirar unos tips para que vayas viendo cómo organizar tu tiempo y que no se te pasen volando.

Soltero sin pibes:

Estas pensando en invernar, dormir hasta sacarle varices a la cama es demasiado deprimente, así que voy a compartir cuales serían mis planes mis planes “pum para arriba”, re diver para que vayas organizando:

– Dar vuelta el colchón de la cama de dos plazas porque esta pandeado de un costado.

– No mentirse diciendo que vas a ordenar o limpiar otras cosas, se honesto con vos mismo, y prepárate con tiempo una lista de 10 pelis y 4 series que siempre quisiste ver. El que quiera me consulta mis páginas de cabecera por el Facebook, porque encima de loser…nerd.

– El look ante todo: combinar las pantuflas con el pijama y la bata es fundamental. Las mías son de vaca con patitas, manos y cuernos incluidos, a imagen y semejanza mía. Ojala eso fuera en joda…

– Degustación de chocolates: siempre rescatar uno del quiosco cada vez que salgas al mundo exterior.

Mi depósito, desde donde escribo esta nota.

– Abastécete como para una expedición a la Antártida de dos semanas: deja comida en la heladera o pega imanes de deliverys por toda la casa.

La heladera de una amiga de una amiga.

Si has cumplido con todo esto haz alcanzado el “nivel langosta” de la antigua filosofía oriental, con sus tres principios fundamentales: comer-cagar-dormir. ¡Felicitaciones!

A tener en cuenta, dado que no cabe en ninguna parte salir, menos a cagarse de frío con la ropita finita de salir, a esperar afuera de un boliche que te dejen entrar, o siquiera transitar un lugar público abierto y sin calefacción…dígase calle, si se llega a dar la situación de encontrarse con otro humano, y no hablamos de coito bajo ningún punto de vista, más básicamente se te invitaron tus amigos a comer: ponele onda no seas marmota.

Pareja y/o con pibes:

Nunca va dejar de sorprenderme el frenesí porteño por ocupar a los purretes las dos semanas, les buscan actividades para todos los días no vaya a ser que les quede media hora libre, piensen y se les escape “Maaaaá ¿puedo salir a jugar al patio?”, o aún peor “Paaaaaaaá ¿jugamos al algo?”.

 

Te esperan 15 días de tus hermosos querubines haciendo esto con tus pelotillas

Estas son tus opciones:

– Fumarte obras de teatro para infantes, con todas esas canciones pegajosas y detestables, nulo argumento, nutrido color e inagotable merchandising.

– Cagarte de frío en la plaza: pero vale la pena jugar con los pibes.

– Cualquier actividad al aire libre es copada y gratificante, en Mendoza hay de todo para hacer en los ríos y montañas, sobre todo si tenes complejo de Indiana Jones o de Dora la Exploradora. Te podes tirar en parapente, hacer trekking, deportes en la nieve, buceo, caminatar, running. Y los pibes la flashean maaaaal.

– Si vas a entrar en pánico, te voy a dar un par de juegos de interior:

El honguito: no tiene nada que ver con darle plantas alucinógenas a los chicos, la idea es que se queden quietitos y el primero que se mueve o habla pierde. No, ustedes tampoco tienen que consumir hongos.

Tampoco derrapen,  fanáticos de Mario Bros. abstenerse.

La búsqueda del tesoro escondido: la idea es registrar la casa a ver si tu cónyuge tiene algo de plata escondida que no te haya dicho, si no hay nada por lo menos se pasó la tarde y te sacaste la duda.

El karate zen: jugamos a ser orientales pero de manera suave, dando golpes relajantes en la espalda de mami o papi.

El secuestro: ordená la pieza o no te devuelvo tu juguete favorito, se puede usar una temática del lejano oeste, y se lo colgás del ventilador o lo tiras por la ventana.

Viaje al espacio exterior: una expedición a un mundo lejano, con mucha comida y olores divertidos. Habitado por seres espaciales llamados “nonos” o “tiox”.

Pareja sin pibes:

Con el frio que hace y sin críos que le rompan las pelotas, es al pedo: