¡Que vivan las tetas!

14724402_203643436733976_2738134289427770298_n

No es fácil hablar de una enfermedad sin que nos dé un poco de miedo. Y si, es normal.

Hoy, en todo el mundo, se celebra el Día Internacional de la Lucha contra el Cáncer de Seno. Para mí, es importante destacar el hecho de “celebrar”, celebramos la oportunidad de poder tener la chance de saber cómo cuidarnos, cómo realizar el auto examen y así poder obtener un diagnóstico y una detección precoz que nos ayudan a la supervivencia.

En este día lo que se hace es tratar de crear conciencia y dar a conocer los medios por los cuáles mujeres y hombres pueden colaborar con su salud.

No debemos olvidar también que dentro de la lucha, se incluye el impulsar a que el acceso a los controles, los estudios médicos, los diagnósticos y los tratamientos, sean accesibles a más personas.

Según la OMS, cada 30 segundos se diagnostica en algún lugar del mundo, un cáncer de seno, es un dato super importante que nos debe alertar. Y como soy de las que piensan de que el cuidado siempre comienza por uno, acá te muestro cómo nos tenemos que realizar el auto examen:

Ese es el comienzo, pero no es suficiente. La recomendación es que las mujeres mayores de 40 años se realicen una mamografía UNA VEZ AL AÑO y en las chicas menores de 40 años, un ultrasonido con la misma frecuencia.

Los tratamientos pueden ser quimioterapia, radioterapia, y llegado el caso, la mastectomía (extirpación de la glándula mamaria o parte de ella) en uno o ambos senos.

En los hombres, se puede dar entre los 60 y 70 años, y algunos motivos pueden ser la exposición a radiación, antecedentes familiares de cáncer de seno o exceso de estrógenos (puede darse en la cirrosis por ejemplo). Los tratamientos son iguales a si se tratara este tipo de cáncer en una mujer.

He conocido personas que han sido unas guerreras increíbles pero que no pudieron ganar la batalla. Y me he rodeado de luchadoras incansables que vencieron a la enfermedad y otras tantas que aún le están haciendo frente con una templanza digna de admiración.

Por ellas, por las que se fueron, por las que vencieron, por las que luchan, nos sumamos a la concienciación.

TU LUCHA ES MI LUCHA

Grandes, chiquitas, redondas, gota, turgentes o víctimas de la gravedad, de la forma que sea: ¡Que viva la teta!

14753472_203636583401328_5191402689069530115_o

(Gracias Lieta, Anouk y Diana)