La intolerante era del facho

La era del facho

Año 2018, la gente utiliza el término facho como si fuera tomar agua, es parte del vocablo habitual de la sociedad, un término tan del siglo XX sigue vigente en la era posmoderna, sobre todo en las redes sociales.

El mundo entero asocia la palabra “facho” a la censura, la violencia, el autoritarismo y el poder en demasía, cosas que pasaron en muchos países el siglo pasado durante los regímenes nacionalistas en Europa y América Latina… Pero actualmente se expande más allá de los términos militares y se empezó a encarnar en la sociedad como un insulto al que piensa u opina distinto.

Ahora vamos al núcleo de esta nota…

Dejando de lado los formalismos con los que pretendía expresarme, voy a empezar a hablar más en criollo y a ser más franca.

A mi humilde entender, hoy en día el progre es el facho que tanto critican y del cual se llenan la boca hablando, he aquí mis motivos para opinar:

Fachos son los feministas radicales, que se llenan la boca hablando de tolerancia y diciendo que todos pueden tener libertad, pero si una mujer, como yo, se manifiesta en contra del movimiento, automáticamente es escrachada e insultada como si fuera un animal, olvidándose de su tan preciada “sororidad”, porque si no apoyas su “cultura” sos una hija de puta que apoya al patriarcado y se olvidan de tu condición de mujer y que deberías recibir el mismo respeto que ellas reclaman fervientemente en miles de marchas y publicaciones.

Fachos son los que predican libertad, pero solo libertad para los que piensan como ellos, porque si alguien está en contra del aborto sos un misógino de mierda, te falta conciencia y humanidad, sos un enfermo de mierda y si expresas una opinión que no está a favor de lo que ellos predican o dicen, sos censurado y mandado al loquero porque “no sos normal”.

Fachos son los progres, que se jactan de velar por las libertades individuales, pero no podés decir que practicás una religión o que te gusta algún tipo de política porque se esmeran en descalificarte y en defenestrarte como si fueras un delincuente.

Fachos son aquellos que no respetan la libertad y diversidad de opiniones en una república democrática, son los que a toda costa quieren ver caer y desmoronarse al que piensa y opina distinto, son los que necesitan ver violencia para que sus actos cobren vida, son los que confunden la libertad con libertinaje, son los que quieren tomar el control de la sociedad mediante el autoritarismo y la presión para que pienses igual a ellos.

El progre es facho, el progre se convirtió en lo que combate, se convirtió en el Hitler que rompía vidrieras de judíos, en el Maduro que censura al que piensa distinto, en el Kim Jong-Un que quiere ver muertos a sus enemigos, todos líderes de izquierda reencarnados en ideales fascistas que predican libertad, pero destilan odio al que piensa distinto.

“Toda forma de desprecio, si interviene en política, prepara o instaura al fascismo.”
Albert Camus.

Nos vemos la próxima.