Amor paterno

En estos tiempos modernos donde las ideas izquierdistas se hacen cada vez mas fuerte y el feminismo va modificando la cultura y la sociedad a su paso, hay algo que se esta infravalorando cada vez mas, y eso señores es el amor paterno. Esa es la razón de mi nota.

Mi vida no ha sido fácil, se que todos tenemos problemas, pero en mi caso particular tuve una etapa de dos años muy jodidos. En ese periodo de tiempo, mi mama sufrió un cáncer muy severo, pero no voy a entrar en detalles, ya he escrito mucho sobre ese tema. Si leyeron mi relato “Llamada de emergencia”, entenderán lo que les digo.

Después de la perdida de un familiar querido, todo el mundo cambia, ya no vez todo con la misma perspectiva y una de esas perspectivas fue el de la convivencia con mi papa.

Toda mi vida hasta ese momento, mi relación con él fue muy distante, yo lo veía a el como una figura de autoridad, el que no me dejaba salir de chico y el que solo era el proveedor de mi familia. No era (y no lo es hoy en día) un tipo cariñoso, solo me dio un abrazo en toda mi vida y ese fue en el pasillo del hospital Perrupato frente a la puerta de la cama 98, cuando mi mama abandonó este mundo.

De a poco la relación fue mejorando, pero seguía siendo amarga. Nos llevamos bien y entre los dos llevamos muy bien la casa. Nos costó adaptarnos a todo, pero lo logramos.

Con el pasar de los años me interesé cada vez mas en la lectura, hasta que un día compré un libro llamado “Cementerio de animales”, de gran Stephen King. Al leerlo me di cuenta que el tema trasfondo de la trama era el amor y el “instinto paterno”, para el que no lo haya leído (o visto en la peli) les cuento un breve resumen:

La historia comienza con doctor llamado Louis Creed, un hombre que creció solo bajo la tutela de un hermano de su padre, ya que su papa falleció cuando el tenia solo tres años y su madre lo abandonó.

Cuando llega al pueblo donde se desarrolla la acción conoce a Jud, un anciano muy tosco, cuya esposa es estéril, razón por la cual nunca pudo tener hijos. En un breve lapso de tiempo Louis y Jud ven entre si el lazo de padre he hijo que nunca conocieron.

Al desarrollarse la historia la mujer de Jud sufre un infarto y Louis la salva dándole solamente una semana mas de vida y una muerte mas digna.

Pero Jud no olvida el favor que Louis le hizo, es por esa razón que cuando el gato de Ellie (la hija mayor de Louis) sufre el accidente, Jud lleva a Louis al cementerio MicMac. Él sabia que Louis y Rachel (esposa de Louis) habían tenido una discusión respecto al miedo a la muerte que Ellie tenia y sabia muy bien que la niña no iba a enfrentar la idea de la perdida de un ser querido.

El resto de la historia creo que ya todos la conocen, ya sea por la novela o por la película. Ya se, parece que me desvié del tema, pero ahora voy a enganchar la idea general de vuelta con un diálogo. Cuando ambos hombres volvieron del cementerio, Louis le pregunta a Jud…

– ¿Qué hicimos esta noche?

– Enterramos a tu gato – le responde. El hombre se da vuelta y antes de irse dice una frase que me marco, porque en ella comprendí la forma de ser de mi papa, al igual que la de la mayoría de aquellos padres nacidos de 1980 hacia atrás. Jud le dijo algo mas o menos así.

“El corazón de un hombre es árido, como la arena del desierto del cementerio MicMac, es casi carne viva, un hombre cosecha lo que puede y lo cuida.”

Después de leer esa frase comprendí que toda la novela se centraba en el amor padre e hijo, en todo lo que un hombre es capaz de hacer con tal de que su familia no le falta nada. “Un hombre cosecha lo que puede y lo cuida.”

Mi viejo, como tantos otros, se rompió el lomo toda su vida, trabajando incansablemente, para que nunca nos faltara nada. Después de la muerte de mi mama, él pasó a llevar a cabo los dos roles. Pasé de no contarle absolutamente nada, de dirigirme a él casi como un desconocido a convertirlo en mi mejor amigo.

Después de 26 años me di cuenta que él no era cariñoso, no porque no quisiera, o porque no lo sintiera, si no porque nadie le enseñó a demostrar afecto. Hoy me arrepiento de no haberme dado cuenta antes, es el mejor padre que pude haber tenido y le voy a estar agradecido siempre a la vida por haberlo puesto en mi camino.

Me despido de esta nota pidiéndoles que cuando puedan, se reconcilien con su viejo si están peleados y si no denles un abrazo y beso. Porque el corazón de un hombre es árido como arena del desierto, pero no por eso significa que no le guste recibir amor.

TAGS: