Porqué tatuarte este invierno

Una vez más, tuve el placer de entrevistar a Leopoldo Sposato de Fusión Tattoo, quién se ha convertido un referente en la escena local del oficio de plasmar arte en la piel. En esta ocasión le estuve haciendo un par de preguntas relacionadas a la mejor época para tatuarse, cómo está la actualidad del tattoo en Mendoza y a cómo vive la crisis económica el ambiente del tattoo.

¿Por qué ésta es la mejor época del año para tatuarse?

Lo que favorece tatuarse en invierno es la poca exposición  a los rayos del UV del sol y al no haber humedad con calor elevado, lo cual propicia la proliferación de bacterias en cualquier herida, hay menos riesgos de que se contamine un tatuaje en el proceso de cuidado. Teniendo en cuenta que el tattoo es una laceración controlada y las probabilidades de que el tatuaje se infecte son mucho menores.

Cuando uno se tatúa el trabajo tiene un período de “ventana” o de curado, de aproximadamente 10 días. Por lo tanto el invierno hay menos exposición al calor y la temperatura. Además está tapado del sol, que es lo que puede hacer que un tatuaje se infecte y de los rayos ultravioletas, que son los que pueden hacer perder color y pigmentación al trabajo.

¿Qué cuidados debemos tener si nos tatuamos ahora?

El tatuaje es una laceración controlada como bien dijimos más arriba y como tal, la herida se tiene que lavar con jabón de glicerina neutro y aplicar crema para tatuajes tres veces al día. No exponerlo al agua ni al sol y estar alejado de las mascotas ríos y mares.

¿Cuánto tiempo tardo en hacerme una manga, una pierna completa o toda la espalda?

Todo depende del diseño, de la complejidad de los detalles del mismo, pero por lo general un trabajo grande se hace en cuatro o cinco sesiones completas.

¿Qué cuidados debo tener entre sesión y sesión?

Los mismos que al finalizar el trabajo, alejarlo del sol, del agua, lavarlo con jabón y ponerse crema.

¿Qué puedo hacer si tengo un tatuaje que no me gusta?

Hay dos opciones, o se lo borra con tratamiento láser, el cual no recomiendo, o se rediseña algo sobre el tatuaje anterior, logrando taparlo. Esto se llama “cover” y genera resultados excelentes, donde nadie sabe qué había antes.

He visto que hay muchos tatuadores que desempeñan su oficio en sus hogares, ¿es seguro? ¿Qué debo tener en cuenta para asegurarme que el lugar está en condiciones?

Estamos hablando de un impacto que sufre la piel del cliente, por ende deben tomarse medidas de higiene y también es un error tatuarse con personas que no tengan el curso de contaminación directa o cruzada y rcp, contar con un lugar limpio, abierto, fresco, iluminado y que cumpla todas las condiciones de asepsia requeridas. De ser una actividad “under” y “amateur” ha pasado a ser algo artístico y profesional, por ende recomendamos tatuarse en lugares diseñados y adaptados a estas necesidades, si no queremos correr riesgos innecesarios.

¿Cuál es la tendencia de los mendocinos al momento de tatuarse?

Mendoza es uno de los públicos más complicados, aunque hoy se van animando a hacer otros estilos, no tanto maorí y tribal. Hoy se animan a fusionar naturaleza y elementos o diseños vanguardistas y fuera de lo común. Nosotros siempre recomendamos jugársela, animarse a algo distinto.

¿Hasta qué punto el tatuador debe opinar sobre el trabajo a realizar?

La opinión del tatuador es muy importante, porque se trata de algo para toda la vida. Nosotros tenemos un concepto de estética que va de la mano con la adaptación corporal y la proyección del envejecimiento de la persona y la piel, que muchas veces el cliente no tiene en cuenta factores anatómicos. No es lo mismo lo que uno se imagina a la realidad y al paso del tiempo. Entonces recomendamos en función lo que estéticamente  se adapta mejor, aunque la última palabra SIEMPRE la tiene el cliente.

Suele pasar muchas veces  que cuando se omiten los consejos del tatuador y un colega marca algún detalle en ese tatuaje, el cliente tiende a culpar al creador y no a su capricho o mala decisión.

¿Ha tenido impacto la crisis económica en la cantidad de tatuajes que hacer normalmente en un mes?

Nosotros hemos decidido afrontarla volviendo a los precios del año pasado para que la gente pueda seguir tatuándose, ya que el tattoo es un lujo, no un elemento de primera necesidad. Además damos opciones de pago con tarjeta hasta en 12 cuotas y así poder financiar un trabajo de calidad, a un precio económico.

Tatuarse es un placer, un gusto muy lindo y algo que queda para siempre con nosotros, por eso queremos que siga creciendo esta actividad en la provincia y que sea inclusiva, para todos, no para una elite o grupo reducido.

Pueden contactarse con Leo y su equipo de tatuadores haciendo click en la imagen: