El peor mensaje que podes recibir en tu celular

  •  
  •  
  •  
  • 20
  •  
  •  
    20
    Shares

Cansado de algunas cosas, cansado de correr la tortuga que se me escapa. Sobre todo cuando se trata de la tecnología, y sobre todo cuando se trata de mi smartphone… esta aparatito que es tan importante en mi vida que incluso influye en mis estados de ánimo.

Si estoy apurado y no para de sonar el wasap… me complica la vida… quiero ver los mensajes, pero estoy manejando macho…. y el inspector me está mirando y tratando de interpretar si tengo puesto el anteojo un día nublado para poder mirar para abajo y leer los mensajes…

Igual lo que si me enoja… lo que me enoja de verdad, lo que me revienta realmente las tarlipes, lo que no puedo controlar y que es autónomo dentro del teléfono es ese momento….

El momento que uno no quiere que llegue, ese que sabes que en algún momento va a llegar, que un día vas a prender la pantalla del celular…y que ahí va a estar…como en una película de terror cuando sabes que del otro lado de la cortina hay alguien… así vas a mirar el celular, con miedo, queriendo no ver lo que va a ser verdad, lo que te va a joder la vida por el resto de tu existencia… y es ni más ni menos amigos…que el famoso mensaje que no tenes memoria. Que está llena la memoria… que tenes que liberar espacio…

Y es algo realmente fantasmagórico, primero porque uno no entiende exactamente qué es lo que llenó el celular, si las aplicaciones, si las descargas automáticas, si esa foto que te pasaron por wasap y que por el tamaño del paquete del negro nigeriano o maoí que te lo metieron una vez más en medio de una joda estúpida

Y honestamente no entendes, porque por ejemplo, si te mandan un video X… ba… triple x… generalmente es así. Y te llega el video y te aparece ese mensajito horrible… y vos decís… lo miro y lo borro…y lo miras y lo borras… pero el mensaje sigue ahí… y ese es el momento de confusión de incertidumbre… porque si fue ese video que provoco todo esto, porque antes tenias memoria, pero cuando ese video se descargó recién ahí te avisaron de la falta de… Entonces… por que el celular se empeña en seguir jodiendote la vida cuando vos ya te decisiste de la prueba del delito.

Y es en ese momento cuando comienza un trajín casi sin fin, entre vos y el celular y los recuerdos verdaderos que tenes guardados… porque te tengo que decir algo macho… o hembra… Parece que lo que quiere el celular de vos es una prueba de valor, una demostración  de amor… lo que quiere es que elimines todo eso que te encanta tenerlo en el celular… Quiere que le demuestres que no es un simple objeto en tu vida que almacena cosas y te comunica con el mundo… Y ahí es donde te encontras con el verdadero dilema de la existencia…. ¿Qué carajo borro?

Y durante aproximadamente 3, 4 días o una semana te la pasas en tus tiempos libres tratando de eliminar pequeñeces… fotos, virales, repetidas, descargas, audios musicales… eliminas 5 mil veces el caché del celular, que realmente no sirve para nada… porque el mensaje sigue estando ahí… y vieron que jode realmente…jode un montón en realidad… porque cada vez que miras el celular está ahí arriba ese disco que te dice la palabra lleno… elimine espacio… y que te incita casi al abismo mismo de tener que eliminar cosas geniales que conservas en el aparato.

Y en el fondo sabemos qué es lo que hay que borrar, pero no queremos… nos negamos y volvemos de a ratos a eliminar algunas fotos como si eso hiciera la diferencia.

Y cuando ya estamos hartos, cuando ya no aguantamos mas, cuando te das cuenta que las funciones del celular no están tan óptimas como antes. Cuando queres sacar una foto, una simple foto y el hijo de mil te dice que no puede porque está repleto de porquerías, te calentas y le entras a los archivos como modernización a los ministerios… y empezas a eliminar todo…. hacer mierda el celular, literalmente, porque uno tiene la sensación que esos recuerdos te hacían más valioso.

Y te dan ganas de gritarle al que hizo el smartphone con tan poca memoria… Y ahí me doy cuenta que antes era más libre, que antes no dependía mi vida de una memoria llena, ¡y que esto con el Nokia 1100 no me pasaba!

Escrito por Omar Galarza para la sección: