¿Te acordas cuando usábamos el compás en la escuela?

  •  
  •  
  •  
  • 26
  •  
  •  
    26
    Shares

Hace algunos días vi este meme en el muro de una amiga:

No pude evitar recordar algunas cosas. Teníamos varios tipos de compases, les recuerdo algunos:

El de plástico de colores varios

Algunos traían mina propia o los más exclusivos le podíamos anexar un lápiz o un color, hacer circunferencias de colores era el último grito. Bastantes enclenques pero con un poco de w40 podía usarse a la perfección. La traba de seguridad para el lápiz a elección era a rosca, presionaba menos que la delantera de Independiente. Le podías regular la altura subiendo más o menos el lápiz.

El de madera

De color claro y poco atractivo para la visual de un niño, no era el más aceptado entre todos, la mina era fija y cuando se te gastaba, tenias que hacerte una colonoscopía con el compás, para otra cosa no te iba a servir. Lo único que podemos rescatar de él, era su peso, lo demás deja bastante que desear.

El “maped” metálico

Robusto por donde se lo mire, su gris opaco le daba una solidez como a ninguno. Venía en una cajita de plástico gris con su tapa transparente, contemplarlo guardado en ella daba el mismo placer que ver videos de granos en el 2018. Tenía una mina gorda como el Kun, pero con la diferencia que traía una de recambio. Bastante preciso y servía muy bien a la hora de darte cuenta que se te había partido el lápiz y nadie te prestaba uno.

El de “algún hermano que estudio x cosa”

Muy escasos, casi te diría que de toda una escuela tal vez 1 alumno poseía uno. Era el compás que usó tu hermano/a en alguna carrera que lo precisó. De acero inoxidable, largo y con 278 regulaciones. Podías hacer un hipopótamo con esa bestia de la ingeniería. Venía en unas cajas negras con gamuza y los más pum para arriba, en una caja y bolsita con gamuza. Llegabas a perder eso y no volvías a tu casa, si hasta una gomita traían, era el Optimus Prime de los compás.

El improvisado

De estos teníamos 2 tipos, el que te buscaba cualquier cosa con forma circular para poder obtener su deseada circunferencia y el respetado de la clase, ese la tenía atada desde pequeño. Sacaba un clavo, un piolín y un lápiz, ataba una punta al clavo y enrollaba la otra punta al lápiz dependiendo el tamaño de la circunferencia que quería lograr. Hacía un trabajo impecable y dejaba a toda la clase como unos estúpidos por usar el aparatejo ese llamado “compás”. Un capo.

¿Y vos de cuál te acordas?

TAGS: