El Zoológico | Parte 2

  •  
  •  
  •  
  • 18
  •  
  •  
    18
    Shares

En el caso del vampiro que nos ocupa, todas las fuerza ocultas de la naturaleza,
profundas y poderosas, deben haberse unido de alguna forma monstruosa.
“Drácula” Bram Stoker

I

El nuevo ser, el cerebro vampiro, tenía hambre, aunque no supiera qué es lo que es eso. Desde que había surgido de la cabeza de Walter Aroca (el guardabosques) había deambulado por los cerros, hasta que tomó rumbo hacia la ciudad. La mutación que sufrió, causada por el encuentro con Ugg, le había dado  un campo magnético que le permitía flotar y además una boca con un colmillo para succionar el líquido vital de sus víctimas.

El cerebro mutado sentía un ansia voraz, de su fauces caía un hilo de baba verde fosforescente. Su sentido de radar le avisaba de los obstáculos que se le presentaban en el camino.

Llegó a las periferias de la ciudad.

Estaba amaneciendo, las calles se comenzaban a llenar de gente que iban a iniciar su día.

Federico Musa se dirigía a su auto para ir a trabajar cuando fue atacado por el cerebro. Éste le clavó su único colmillo en la nuca en un ataque sorpresivo y le libó toda la sangre de su cuerpo en pocos segundos. Musa cayó al piso entre convulsiones, su cabeza comenzó a crecer desorbitadamente hasta que estalló.

El cerebro de Federico Musa salió volando y se puso a la par de su nuevo compañero.

El cadáver del hombre quedó tendido ante la vista de su familia, que lloraba desconsolada

La epidemia había comenzado y pronto fue incontrolable, creciendo exponencialmente.

II

-… Hemos repelido varios ataques pero tuvimos que abandonar la seguridad del rancho para salir a campo abierto… Las escaramuzas son brutales, los cerebros vampiros siempre tienen hambre, no duermen, no descansan, lo único que hacen es buscar comida…Y nosotros somos su alimento…

…En la batalla de la tapera perdimos a casi todo el grupo, la pelea fue feroz… El Winchester se quedó sin balas y lo usé cómo una maza para golpear, pero tuvimos que huir… Ahora los pocos que quedamos y yo nos acercamos a una fábrica, al parecer abandonada… Espero que en ese lugar encontremos refugio y por sobre todo sustento…

El resto me ha nombrado tácitamente como el líder… No sé por qué, pero me gusta esa sensación de poder que me da tomar las decisiones, pero también tengo el gusto amargo de sentirme un cobarde por abandonar a Marta..-

III

Cuando lo fueron a buscar al naufrago Ugg, los miembros de la patrulla de rescate casi caen víctimas de la epidemia, tuvieron que  repeler el ataque de varios de los cerebros vampiros, la proliferación de estos seres era tal que casi habían extinguido a la especie humana y a toda vida nativa del planeta.

La Federación Intergaláctica estaba preocupada por la situación que se estaba viviendo en el planeta Tierra, se tenía por premisa no intervenir en la evolución de las civilizaciones inferiores, el statu quo era no intervenir en sus acontecimientos, pero la pandemia podía llegar a extenderse a todo el espacio conocido.

Los miembros de la Federación se plantearon que el culpable debía de ser castigado.

IV

-…Hemos encontrado más sobrevivientes cuando estábamos en la búsqueda de alimentos, agua y de armas, de todo lo que nos pueda servir… Los recién llegados al grupo han aceptado mi liderazgo sin chistar, muchos están en estado de shock, creo que no caen en la realidad que estamos pasando… Hace un par de días que no nos encontramos con más cerebros vampiros…

Nos hemos hecho fuertes en esta fábrica abandonada pero estoy seguro de que no soportaremos un ataque directo… Por el momento he ordenado que cierren de la mejor manera posible el perímetro del lugar, para que la resistencia que podamos oponer sea lo mejor posible…-

…Escucho un grito de alerta del vigía que hice poner en la parte alta del lugar….

…Nos han encontrado…

V

Ugg estaba asustado, no sabía que le acontecería. Estaba parado frente al  Gran Consejo de la Federación. Los integrantes de éste eran de diferentes especies, provenientes de diversas partes del Universo, de apariencia e idiosincrasia muy disímiles pero con el mismo objetivo: conservar la armonía entre los diferentes planetas, para establecer un libre comercio y un flujo migratorio que potencie las culturas. Por eso el uso del Vaccinum era tan importante para evitar contagios de enfermedades. El hecho de que Ugg se dejase llevar por la desidia era una falta gravísima.

Ugg nunca imaginó que podría causar tal calamidad, tanto horror. Él era un sencillo chofer de naves de transporte de carga, que tenía que mantener a su familia, y ahora estaba metido en ese lio que le podía acarrear un castigo muy fuerte.

Y así fue: Ugg fue mandado a la Tierra para ser parte del equipo de contención de la plaga que mandó la Federación. Debía de ser de ayuda, sino sería ejecutado.

VI

-… Estamos rodeados, son miles los cerebros vampiros que nos asedian… Están ahí, latentes, flotando ingrávidos, esperando una orden de vaya a saber quien para atacarnos… Varios de los del grupo que conformamos entraron en pánico y quisieron escapar… Fue un acto estúpido, porque murieron de la peor forma, desangrados y sufriendo una agonía terrible…

Es una situación comprometida, casi diría que ya estamos muertos…

Escucho gritos de terror, ha comenzado la arremetida de los cerebros… La primera oleada es rechazada… Combatimos furiosamente, luchamos por nuestras vidas… He establecido tres líneas de defensa, círculos concéntricos de barricadas, a los cuales nos vamos retirando a medida que los seres repulsivos y ominosos van avanzando… Luego de unos quince minutos de lucha de las cincuenta personas que éramos quedamos apenas unas diez… Por mi parte lucho con denuedo por mi subsistencia, tengo como arma un hacha y me he cansado de reventar sesos, pero los brazos ya no me responden… Hemos llegado al último bastión de defensa, al último círculo y vamos cayendo de a uno, hasta quedar sólo cinco…

Presiento que el fin está cerca y me pregunto cómo será morir… Me digo a mi mismo que mis últimos pensamientos serán para Marta.

Fin de la segunda parte…