El infierno de los DLC

  •  
  •  
  •  
  • 54
  •  
  •  
    54
    Shares

El infierno de los DLC… si hay algo que odiamos los gamers de hoy en día, (menos los niños ratas de las cloacas), son los malitos DLC salidos del mismísimo infierno. Los DLC son como un vomito del propio Belcebú, son la peor creación en la historia de los videojuegos, es la manera “formal” que se ha implementado para sacarte guita, básicamente.

Obviamente y para no dejar rengos a los que no saben de qué hablo, les voy a contar lo que es un DLC primero antes de seguir basureando.

¿Qué es y qué significa DLC?

DLC son las siglas de “Downloadable Content”, ósea “contenido descargable” ¿Se acuerdan de las expansiones de los juegos? Bueno ahora son DLC en forma de mentira para sacarte guita.

Antes cuando vos te comprabas un juego, tenías mucho contenido dentro del mismo, vamos a poner un buen ejemplo: El Resident Evil 2. Si hacías tal truco o desafío podías incorporar nuevas ropas para utilizar. Si sabias el orden de juego, por ejemplo arrancar como Leon A, luego Claire B, luego arrancar de cero como Claire A (lado A) y León B, te daba otro contenido, sacabas otros dos mini juegos buenísimos y tenías mucho más por sacar y hacer, dentro del mismo juego que compraste. Así pasaba con varios juegos, sobre todo con los de pelea, que mediante un truco, ponele, sacabas otros personajes, o desafíos de torres como en el MKII (Mortal kombat 2).

No necesitabas nada más, solo el juego que te habías comprado y listo, tenías todo incluido. Pasaron los años y comenzaron a salir las expansiones de los juegos, como por ejemplo teníamos en Star Craft para PC y luego de unos años salió la expansión del Broodwar. Las expansiones estaban buenas porque si bien seguía el juego original, el contenido nuevo era muy completo, casi como un juego nuevo que adentro te venia de todo, no necesitabas comprar nada más, era otra opción más si te habías quedado manija con el juego original.

El mundo gaming era feliz, todos contentos con sus juegos coleccionables. Hasta que unos empresarios, hijos del mismísimo Lucifer, se juntaron en algún bar nocturno, con luces bajas, luciendo sus relojes, tomando alguna bebida y gestaron los DLC,  ¡¡¡los contenidos descargables!!! Si te sentías mal porque en tu país te afanan los políticos, bueno ahora comenzarías a sentirte el triple de mal, porque este plan tan malévolo cobró vida ya hace unos años y al día de hoy es algo imparable.  Ahora te venden el juego que recién sale, pelado, es más te dan hasta 3 opciones, juegos estándar, juego deluxe y la mejor versión de todas bien pijuda.

Si bien el juego es el mismo, cada pack te sale más caro por tener el contenido descargable incluido, ósea se acabó de comprar el juego y tener que destrabar todo por tu esfuerzo, ahora si lo queres, lo pagas. ¿Queres la ropita esa que te gustó?, pagala. Si compraste la versión estándar cada DLC va a rondar en los 5 dólares o más, ropita, colores de armas, experiencia, paquetes de monedas, diamantes, nuevos personajes, armas más poderosas, todo, exactamente todo te lo venden. Si tenes guita podes ser el mejor en segundos, solo tenes que pasar la plástica y listo, sos el más pijudo del barrio, se acabaron los trucos, las horas sentado sacando un desafío para tener un mini juego, etc.

Ahora todo es DLC, “las expansiones de antes” son DLC, algunas son bastante completas, otras son un robo directamente. Un juego amado por los niños ratas es el Fornite, si si precioso, colorido, innovador y gratis, si señora, ¡¡¡es gratis!!!, ¿no habrá algún engaño detrás de esto?, ¿vos te pensas que al ser gratis vas a poder tener todo para ser el mejor? Olvídate, si queres ser el mejor de tu región, pone la guita vieja, el juego es gratis pero si jugas así pelado con lo que te van dando, vas a ser la risa del grupo, vas a sentirte pobre y ansioso, si ansioso. Vas a ver que no ganas un pomo, ninguna partida y estas re enviciado con el juego, entonces ¿qué vas a hacer? Pasar la plástica para tener mejores armas, granadas y más contenido, y ahí decís “uy pero así me veo muy estándar como la mayoría”, entonces pasas la plástica de nuevo y te compras un par de vestimentas que te hagan ver muy bien, al fin de cuentas fuiste consumido por esta obra endemoniada que son los DLC.

Pero esto no es todo, hay varios juegos, por ejemplo Overwatch, Destiny2 y Starwars Battlefront, que tienen las “cajas de botín” y vos te preguntas “¿qué poronga es eso?” Bueno además de los DLC ahora podes comprar cajas de botín, pasas la plástica y te salta una caja, ¡¡¡pero no sabes que puta tiene adentro!!! O sea, abrís y te puede tocar una skin de un personaje que nunca vas a usar, un color de mierda y un sonido pedorro (a quien carajos le importa tener un sonido suelto), o sea ¡¡¡estas pagando por una caja que no sabes que puta tiene adentro!!!

Podes salir como un campeón o salir perdiendo como un boludo, esto señoras y señores es “el casino del gaming”, se te puede ir una guita importante abriendo cajas todo un día al pedo, gastando guita, sin saber que puta vas a ganarte hasta que te salga ese objeto tan anhelado que queres. Hay pibes que se gastan un dineral en DLC, en todo junto, así está el gamer moderno. Ojo hay juegos como el Rainbow Six, que si bien se pueden comprar los personajes y paquetes, si jugas muchísimas horas, podes ir recolectando monedas “in game” (monedas que ganas jugando) y con eso te lo podes comprar (cada partida te da unas 20 monedas y un personaje te sale 25000, si… es un largo camino, pero por lo menos digno.