Las redes sociales son y serán una bosta

  •  
  •  
  •  
  • 37
  •  
  •  
    37
    Shares

¿No les pasa que estos días miran con poco amor las redes sociales? ¿No están cansados de ver las mismas 10 publicaciones que les sale en su muro de Facebook cuando tienen 2000 amigos? ¿Qué acaso nadie publica más nada entre toda esa gente? ¿Instagram se les hace solo una red social para mirar culos? ¿Ya están cansados de los 19.374 grupos de whatsapp? ¿Twitter? ¿Sigue existiendo eso? Bueno, a mí me pasa lo mismo. Más allá que siempre vamos a usar y seguir utilizando por horas y horas (aunque no lo admitamos) toda esta porquería totalmente innecesaria, les voy a contar porque creo que las redes sociales hoy en día son una bosta.

Facebook, “La red social para viejos”

Así lo etiquetan los niños centennial de ahora (entiéndase a centennial a los que nacieron del 2.000 en adelante, si naciste antes de ese año técnicamente sos un millenial, y no tu hijo/a como muchos creen). La pionera de este mundo virtual, que va en recaída a niveles abismales. Cada vez son menos los que la usan y por lo general son personas entre 26 a 45 años. El único uso que tiene, para los jóvenes de 15 a 35, es el de compartir memes porque, a diferencia de Instagram, te da la opción de guardarlos en la galería directamente sin tener la necesidad de robarlos con capturas de pantallas y andar recortándolas después. El único uso, además de los memes, es para publicar opiniones, ideas o pensamientos, ya que es la única que te permite explayarse sin límites de caracteres y en el feed lo muestra de manera legible y fácil para comentar y armar debates acalorados sobre cualquier chotera que tengan ganas de discutir, porque por aquí son todos filósofos, doctores, políticos, DTs, ingenieros nucleares, Greeanpeacers, mamas luchonas, programadores, humoristas, vistimas, etc. En fin, ya nadie usa Facebook, salvo para armar bardo con gente que en la puta vida van a conocer, y para escrachar gente en los grupos de compra-venta.  Encima ahora no se pueden hacer encuesta en los estados (era de lo que más usaba personalmente), ¡una cagada!

¿Cuándo empezó su caída en picada?

Después del Facebook Gate (el problema que tuvo por la venta “poco legal” de información a compañías privadas, por decirlo en pocas palabras) donde la compañía cayó de un día para otro un 7% sus acciones, y a la a semana un 20%, Si lo llevamos a números fue algo de 150.000 millones de dólares (15.000 millones perdió Mark de su bolsillo, el dueño de Facebook), un garrón… Imagínate la cara que te queda, algo así masomeno’:

Bueno, después de esa cara de alien y el juicio millonario que se comió tuvieron que cambiar muchas cosas, y ahí es cuando, además de la caída de millones de usuarios por temor a que le roben datos e información privada, dejó de ser rentable para negocios y publicidades de servicios o productos en sus Fan Page, pero eso es otro tema aparte que no voy a tocar en esta nota.

¿Qué hizo Mark?

Uno pensaría que pudo haber hecho un arduo y extenuante trabajo de reconstrucción para con su producto, con horas y horas ideando un plan para renovar o innovar con alguna idea suya, pero no, la hizo fácil y cortita… Agarró y compro WhatsApp, y luego hizo lo mismo con Instagram. O sea, literalmente se compró a la competencia, ni medio pensar alguna estrategia de marketing o de mercado.

Dato curioso: También trató de comprar Snapchat (la que usan los chotos para ponerse lengua y orejas de perros o animales en fotos o gifs) por una suma de 3.000 millones, si leyeron bien… Tres mil millones de dólares en 2013, cuando esta red social estaba en su máximo auge, y no pudo. “¿Son tontos los culiados de snapchat?” pensarán, ¡pero no! En el 2017 Google le ofreció 30.000 millones de dólares, si lo llevamos a letras seria treinta mil millones de dólares. Desconozco si en la actualidad alguno la pudo comprar.

Instagram, esa red social con la que siento un amor-odio.

Hoy en día es la red social que más se usa entre los jóvenes. Lo que destaco es el chat que tiene, es ágil, no hace falta que tengas una app aparte como Messenger Facebook, se puede mandar fotos instantáneas, el diseño de las historias es más simple y rápido, y podes tener varias cuentas guardadas a la misma vez y abrirlas con un solo toque (herramienta muy útil para los que administran cuentas empresariales).

¿Lo malo?

Que como no podes publicar estados con solo texto (como en Facebook y/o twitter) la única manera de intercambiar opiniones con los demás es en las histories, lo que termina generando que todos los boludos/as suban 123.109 histories por día pareciendo una fila de puntitos finitos por la cantidad de historias que se muestra arriba.

Mark se dio cuenta de esto ¿y qué hizo?, el muy hdp te clava publicidades entre historia e historia cada vez más seguido y en mayor cantidad, algo así como “veo una historia,  otra historia, publicidad, veo una historia, publicidad, veo dos más, publicidad”. Ni hablar del feed, ves 3 fotos y ya te sale alguna publicidad de por medio.

Otra cosa mala que tiene es que en el feed solo podes subir videos con duración de hasta 1 minuto, y las fotos no podes poner un texto muy largo porque te ocupa toda la pantalla y parece un testamento que nadie se gasta el leer.

Twitter, ¿Sigue existiendo?

Si, sigue existiendo pero no se usa mucho, o al menos no conozco mucha gente en Mendoza que la use de manera frecuente. Personalmente no la uso por el simple hecho que mencione recién, pero estética y funcionalmente me parece de lo mejorcito que hay, es más, la compañía que desarrolla Twitter es líder en el mundo de la programación  y aplicaciones web, compitiendo con gigantes como Google (el gigante más gigante de todos).

No nos olvidemos que Twitter fue el creador de los hashtag, las selfies, y fue la primer red social es funcionar como App, aunque esos momentos dorados en ser pionera quedaron en el olvido, hoy también viene en picada casi de igual manera que Facebook. Si bien muchos famosos/as la suelen usar, le falta esa cuota de interacción entre usuarios que tiene Facebok o Instagram, por ejemplo.

Y en whatsapp simplemente diré que más que una red social es un app de mensajería instantánea. No hay mucho para hacer más que mandar algún que otro meme, videos, ver la cantidad innecesaria de pornografía que corren por los grupos de wsp de los vagos, los audios eternos de minutos que suelen mandar algunos, los 1.239 grupos y 1.303 sub grupos de laburo, facultad, compañeros de secundaria, amigos, familiares, etc. Lo único que a partir del 2020 anunciaron que habrá publicidades en la sección de estados, ¿Cómo será? De la misma manera que en las historias de Instagram, entre estado y estado que veas te van a clavar alguna publicidad de prepo. Además se les ofrecerá a los negocios y empresas que usan el WhatsApp Business un servicio pago para vender mejor sus productos.

Y así es como todas las redes sociales, con la excusa que le sean rentables a sus compañías, de a poco se van transformando en una cagada llenas de publicidades. Mark Zuckemberg no es ningún boludo, compró a toda la competencia antes que alguno lo pudiera destronar y ahora es el Bill Gates de nuestra época, y dudo que alguien le pueda competir. El único escenario posible que se puede dar es que Google pueda conseguir comprar Snapchat  y le encuentren la vuelta, no me extrañaría que esto suceda en un par de años. Lo otro que se puede dar es que Twitter, el otro gigante dormido que viene callado y con perfil bajo hace algunos años, ya esté craneando algo totalmente innovador y nos sorprenda a todos.

Mientras tanto, seguiremos con las mismas porongas obsoletas.