Feliz día del amigo (o cómo salir de la temida “friendzone”)

  •  
  •  
  •  
  • 26
  •  
  •  
    26
    Shares

Esa piba que tanto te gusta, que te tiene mal, por la que sos capaz de dejar todo te viene diciendo cada vez que puede amigo. Y el pasado día del amigo te mando el saludo veladamente, en medio de un grupo, o en algún etiquetado masivo con otros que definitivamente no son de tu calaña. Porque aunque ella ya sepa hace rato tus intenciones, oscuras o no, no se dignó a mandarte un mísero mensaje de texto, aunque sea. Para ella sos del montón. Yegua ingrata.

Antes de entrar en un manual para revertir la situación, paso a detallarte exactamente tu estado mencionando el concepto de la Hipergamia. Las mujeres tienen en su cabeza una sola persona, o una idea de cómo tiene que ser este espécimen. El resto es un rejunte de especímenes a los que recurrir en caso de extrema necesidad.

En una charla con gente de mi generación fue una afirmación unánime. Del amigo se sale. Remando un poco, o mucho, pero se sale. El punto es cuánto tiempo y energía estás dispuesto a invertir.

Está en la biblia

Muchos de nosotros sabemos que para que un noviazgo, o posterior casamiento, prospere es necesario que los conyugues sean amigos. Esto es, haya un lazo de amistad en medio de rosa del romance y rojo de la pasión. Pregunten a su alrededor y verán casos de parejas que primero fueron “mejores amigos”.

Cuando puse está en la Biblia exageré, pero Santo Tomás lo menciona. Hay que buscar ser amigo antes que novio. Es básico. Él lo llama, el amor profundo.

Entonces ahí va la primera: retrucar el amigazo. Antes que ella lo mencione de vuelta al ver lo interesado que estás en su vida, decirlo vos. No falla. Porque desconcierta. Y después ella entra en una sensación de seguridad. Falsa, obvio, pero eso solo lo sabes vos.

Psicópata adaptado

En los tiempos donde no había redes sociales uno tenía que hacer inteligencia para conquistar. Eso si uno no caía en el grupo de los machos alfas a los que las féminas y su hipergamia tienen visualizados. El filo, o verso, era respaldado de un proceso de conocer aspectos de la vida.

Luego, empezar a frecuentar sitios donde ella iba, distintos a los que en normalmente la veías. Etcétera. La intensidad de esta medida dependía mucho de que tan capítulo de Mentes Criminales sea la historia del romance. Recuerdo un caso donde la mina confesaba que cuando el tipo, durante seis meses novio, empezó a mostrar profundo conocimiento de su vida ella se sentía indefensa. Por suerte para el vago, no existía el temita este de la violencia de género en aquellos hermosos días, y desafortunadamente para el muchacho porque la mina rompió con el por la intensidad de su amor y el joven deambuló años sufriendo en lugares frecuentados y charlando con conocidos en común.

En la actualidad el proceso de recolectar información no es tan marcado. Existen las redes sociales. Uno puede “Stalkear” perfiles. Y con eso se puede construir lo mismo que antes, pero en considerable menos tiempo. Y terminar frecuentando lugares, recitales, etc. El verso vía redes sociales no sirve. Porque pinta si la interesada ve algo atrayente en las fotos, pero la mayoría no se guía por lo que ve, sino por lo que ha visto en vivo y en directo.

Así que otra vez se repite Mentes Criminales pero en un crossover de Black Mirror.

Hacerle el amigo

Ante la profusa artillería del elemento femenino que pasaba por ignorarte, clavarte los codos en el pecho al bailar los lentos, finalizada por la lápida del amigo, el guerrero remador consumado no le quedaba otra que aceptar las reglas. Porque el experimentado senderista del desierto de la amistad sabe que esa lápida es de madera. Y muchas veces madera balsa.

Así que se asumía que había pasar de seducir y ponerla, a acercarse, preocuparse, hacerse amigo, convertirse en novio, que te presente a los padres, y eventualmente ponerla.

Notarán la presencia de la palabra “eventualmente” y es que este método tiene el mismo grado de eficacia que la seducción directa. Lo sé porque le pasó a un amigo.

Ojo, que en no pocos caos, ese “amigo” que te tira es que ni siquiera para amigo le interesas. Así son.

¿Y entonces?

Lo que muchos vendedores saben, o al menos lo repiten en los cursos de venta, es que cuando uno corteja está vendiéndose. Y sigue las mismas reglas básicas. Llamar la atención, despertar una necesidad y el grado de efectividad es de diez a uno, en promedio. Esto quiere decir que si haces las cosas medianamente bien, de diez encares “podes” lograr una. Salvo, y lo vuelvo a repetir, que uno sea macho alfa. O sea, foco de la hipergamia.

El hombre solo, por despecho, creó el MGTOW (hombres que siguen su propio camino) que ya mencioné en otra nota. Se dan cuenta que gastar energías en perseguir chicas es desgastante y destructivo, porque termina uno convirtiéndose en una babosa, y se ponen a buscar sus sueños. Negocios, carreras, deportes, etc. Pero esto es buscar un lugar en algún rebaño. Y si enfocan todo su esfuerzo en estas actividades se transmutan en alfa de ese rebaño en particular. Y por ende, foco de la atención de los respectivos miembros femeninos.

Y allí es cuando sacamos la carta de la amistad, pero a nuestro favor: solo buscamos amigas (guiño).

Y en este juego de ir y venir es que pasamos de pedir que nos elijan a elegir. Y gracias a esto es que la especie subsiste y la diversidad de actividades aumenta. Siempre hay un rebaño para cualquier oveja, y la genética marca el ritmo.

Conclusión

Si por alguna razón caíste en la Zona de amigos de una o dos chicas, no tenés que siquiera preocuparte. Convertite en amigo. No pasa nada. Mujeres hay muchas. Y es preferible la amistad de muchas que el aislamiento por una.  El juego de la friedzone es una cuestión de adolescentes inmaduros. Es más, llegada cierta edad, darse bola mutuamente es suficiente razón para cualquier tipo de relación. Inclusive a los viejos de la llamada segunda adolescencia (el viejazo) les agarra por el sexo y la seducción pero saben que abundan las posibilidades. Porque la necesidad es mutua. Y pasados los cuarenta y pico, si alguien está solo es por algo.

Hace poco vi un video motivador donde daba los tips para conseguir pareja. Había que seguir ciertas reglas. Pero si sigue esas reglas no te hace falta buscar pareja, creeme. Porque uno se empieza a rodear de personas afines a lo que uno hace y termina, quizás, en alguna relación de compañerismo. De amistad. Que es lo que verdaderamente importa.

Así que, Feliz Día del Amigo chicas.