Fiesta

  •  
  •  
  •  
  • 16
  •  
  •  
    16
    Shares

La Fiesta de las estrellas; con mi pelo mojado yo me encuentro a alguien.
Hashimoto Takako

Fiesta de frutas;
fiesta de lunas;
fiesta de selvas bajo el Ártico;
fiesta de la Sinfonía Fantástica.

Tu pelo enredado es el caos de la mañana.
Te da el sol en la cara, estás soñolienta, estás recién levantada, estás de mal humor, con el resabio en tu boca de una noche plateada.
Sos el día empezando, despacito.
(Imagino esto)

Fiesta de perlas tibias;
fiesta de sol;
fiesta de mares en calma chicha.

Estás parada con el mundo a tus pies, principalmente yo.
Estás parada ahí, con tu voz acariciando al cielo.
Estás parada ahí y de a poquito te van saliendo alas, unas alas chiquitas pero necesarias.

Fiesta de chispas en la panza;
fiesta de pechos desnudos;
fiesta de caricias desde el horizonte.

Una vez bailaste conmigo, creo que fue PJ Harvey, estoy seguro que fue Down By The Water; de golpe todo se llenó de gente, la música siguió pero nos envolvió una marea de personas. Nos fuimos separando como peces por la corriente; tuvimos nuestro mundo particular por unos minutos.
Algunas veces nos encontramos caminando casi siempre en la calle Catamarca -una vez en la Alameda, de noche, como fantasmas. Vos en tu galaxia, yo en la mía.
Te sueño los días que tengo insomnio.
Esta canción es inmortal, es la que canta el animal salido de las profundidades de mis ideas, del block con tapas azules, que tiene todas sus hojas escritas con tu nombre.
Ahora me estoy expandiendo concentricamente respecto de un punto central, si me pudieras mirar ahora, sólo un poco.
Me estoy metamorfoseando en el aire, mientras vuelo, si me pudieras mirar ahora, sólo un poco.

Fiesta tu boca;
fiesta tu nariz;
fiesta de sombras;
tu sombra sobre mi sombra;
fiesta de brisas marinas
colmadas de sal y naufragios.

Me voy a intentar dormir en mi Sputnik, que está en el patio junto a los malvones.
Respiro despacio,
Tengo los ojos repletos de insomnio y de peces.
Otra noche escuchándote cantar entre las madreselvas, el frio y mi devoción.