El infame guardarropas del boliche

  •  
  •  
  •  
  • 43
  •  
  •  
    43
    Shares

Si hay algo en este mundo más poronga, mas mafioso y cagador, es el mundo de los guardarropas en los boliches. Un antro de otra dimensión, un lugar sin seguro, sin confianza, un lugar donde es tan oscuro que ni sabes quién te atiende, un lugar donde no te dan garantía de lo que estas dejando y lo peor de todo es el vale que te dan para que tu pertenencia sea devuelta, un papelito que no vale dos mangos proveniente de un talonario. Un papelito que lo guardas con máxima precaución y de un momento a otro te sale la frase: La concha de su madre si yo lo dejé acá.

No sabes si te lo robo un duende, si te lo afanaron en el baño, si se te cayó cuando te bajaste los lompas para mear, no sabes si lo canjeaste por un trago, se lo diste a tu amigo “responsable” o lo metiste en la billetera, el único comprobante de tu cartera, campera o lo que sea, no sabes donde carajos fue a parar. Anda a reclamarle a Magoya después tus pertenencias. No te dan nada ni en pedo y hablando de pedo… hay dos enemigos, bah… tres enemigos letales del guardarropas:

La ebriedad

Primero tenemos el factor pedo, o sea si te pusiste borracho y mas encima te dan un numerito de talonario donde juraste por tu vida meterlo en un lugar seguro, olvidate, chau campera, mochila o lo que fuere, sos un pobre infeliz cagado de frio, sin tus llaves de la casa, no tenes como puta volverte a tu hogar a no ser que te acarree algún amigo buena onda. Tenes dos opciones, perdiste todo en esa camperita que dejaste en el guardarropas del infierno, atendido por el mismísimo Satanás, o te quedas a dormir en un amigo… porque de solo pensar que tenes que estar 2 hs tocando timbre o la puerta de tu casa para que te abran o llamando por celular al fijo, al celular y nadie te da pelota ni tus viejos o si vivís en pareja peor… ahí toca cinto o escobazo, te hiela la sangre. Lo peor de todo y volviendo a lo anterior, te vas a cansar de asegurar que dejaste el papelito en tal lugar, vas a decir que no puede ser si estabas seguro, que esto y lo otro. Una vez me pasó que salí a bailar, obviamente el papel nunca lo encontré, me clavé con una campera y el papelito muy hijo de su gran putas apareció el domingo cuando comíamos un asado en la casa del tío, envuelto en un pedazo de papel higiénico con unas monedas y un elastiquín, mi cara de “la puta madre acá estabas” no tenía precio, mezclado con resaca y pensando si podía llegar a volver a buscar mi campera a la tarde. Obviamente no iba a encontrar ni al gato.

El frío

El segundo enemigo letal del guardarropas es el frio. Si dejas las cosas en el auto te pueden reventar el vidrio, si te abrigas bueno, todo bien pero vas a terminar dejando la campera en el guardador porque el calor comienza a aumentar dentro de la pista y es un embole terrible andar como un virgo con la campera en la mano y si no lo que les pasa a la mayoría de las mujeres, es vestirse de semi verano en invierno y no llevar un carajo de abrigo. Se cagan de frio una hora en la fila y adentro están joya como si nada. Algunas sacan de una carterita muy pequeña unos abrigos que no sabes cómo puta hacen para meterlo ahí adentro, la verdad que algunas la tienen súper clara, pero para los hombres eso es todo un misterio. Ahí estás como un choto abrigadísimo en pleno invierno.

Media estación

El último enemigo es la media estación, no sabes si llevarte abrigo si no llevarte, si te vas a cagar de calor o no, salís y decís: esta lindo afuera y después a las 6am te cagas de frio, entonces para ser precavido terminas llevándote la fucking campera y dejándola en la inmundicia de guardarropas, o sea tenes que hacer una o dos horas de cola afuera, después comerte la fila para guardar la pilcha, otro quilombo porque por ahí es un despelote y la fila se va a la B y a la salida ni te cuento. Te la baja, te saca el pedo, te quita las ganas de salir. Varias veces se han armado piñadera, gente reclamando porque perdió el numerito y quieren sus pertenencias mientras el que te atiende por dentro disfruta de tu sufrimiento, es un tipo sin alma, es un tipo que tiene el poder y el control de todo.

En fin, el guardarropas maldito te la puede hacer pasar para el orto o que te salga todo perfecto. Mi consejo es cagate de frio, no lleves nada o clavate un pullover bien virgo en la cintura o en el cuello pero trata de evitar ese antro que nunca va a desaparecer.