¿Es este Joker el mejor o peor que hemos visto?

  •  
  •  
  •  
  • 71
  •  
  •  
    71
    Shares

Para establecer esta comparativa tenemos que recurrir a otras películas en la que este villano aparece, porque si, por más que nos hayamos encariñado de la historia de Arthur Fleck, es el enemigo number one del famoso murciélago de ciudad Gótica.

No voy a ir tan atrás, ya que la “serie” de Batman (Adam West) que todos conocemos en la que baila como “Enrique el antiguo” y tiene un enorme cinturón que fue incrementando su tamaño tanto así como la buzarda del actor protagonista, no es apta para críticas ni comparativas de este tipo.

Bueno vamos con las pelis!

BATMAN (1989)

En este caso tenemos a Jack Nicholson, dirigido por Tim Burton, hizo un papel memorable, burlón, tirando sacos de plata por todos lados, bailando y gastando a todos, sin dejar de ser Jack Nicholson, o sea encarnó al Joker, sin dejar su carisma de viejo careta, maníatico y presumido, eclipsó totalmente al Batman de Keaton, he hizo de la película un clásico del cine de super héroes, obviamente de 40 palos que costó la película, 6 se gastaron en el actor del Joker.

Si querés a Nicholson, pagálo.

BATMAN, EL CABALLERO DE LA NOCHE (2008)

Dirigida por Nolan, lejos la mejor película que hemos visto de super héroes, el joker interpretado por Heath Ledger, que hizo locuras para meterse en el papel tales así como escuhar a Sid Vicious y ver la naranja mecánica mil veces, encerrado en un departamento, logró así un personaje super oscuro, con una voz infernal que te paraliza y una estética de tipo “descuidada”  y morbosa, redondeando un villano temible lleno de frases épicas, acompañado por supuesto del groso de Christian Bale como Bruce Wayne. Por las dudas para que su papel no pase desapercibido, el tipo muere 6 meses antes de que se estrene el film, haciendo su actuación algo que va más allá de todo entendimiento.

SUICIDE SQUAD (2016)

Película rarísima, con tremendos problemas de continuidad, se apuntó demasiado a la estética y a la banda sonora y se olvidaron del guión, aquí el “Bromas”, tiene un papel “secundario” interpretado por Jared Leto, el cual aparece muy esporádicamente en la película, redondeando una pésima interpretación, lo pintan mas bien de putañero y mafioso barato, lo único positivo es que introduce a la re-contra riquísima y genial de Harley Quinn, lo único rescatable de esta poronga de película dirigida por David Ayer.

JOKER (2019)

Ahora sí, el Joker actual, el que está en boca de todos, dirigida por Todd Phillips, interpretado por Joaquin Phoenix, al que todos conocemos por ser el “forro de gladiador” o por tener labio leporino, hizo locuras para meterse en la piel del Guasón, bajo más de 20 kg, tratamiento psicológico de por medio, meses para lograr su risa ideal y su voz, ¿cuál fue el resultado? Un trabajo impactante por donde se lo mire, una interpretación sublime, acompañado grosos como Robert De Niro, redondearon una película que claramente estará entre las mejores de la historia.

Ahora la pregunta, ¿es el mejor Joker? No, no lo es.

Esta película está lejos de ser una película de super héroes, o de ser un super villano, es una historia dramática, una crítica a una sociedad decadente, venenosa, es la historia de una persona  sumergida en un mar de conflictos, de todo tipo, abusos, traumas, pobreza, fracasos, el cual no encuentra salida, o en otras palabras, una escapatoria.

Desarrolla una temible enfermedad mental, acompañada de distorsiones de la realidad y un profundo resentimiento a toda persona que se encuentre en la cúspide de esta pirámide o sistema desalmado que nos envuelve.

Me cuesta entender la diferencia de edad que establecen entre Bruce Wayne y el Joker, por lo que también, me sorprendería una secuela con un Batman extremadamente joven, seria tal vez innecesario.

Lo de Phoenix es insuperable, acompañado de una música impresionante y un manejo de color y técnicas sublime.

¿Es este el mejor Joker? No, pero es la mejor película que el Joker podría darnos.

Andá al cine.

Pd: Jared Leto, con el perdón de las damas presentes, la tenés adentro.

TAGS: