Peripecias de salir con un histérico

  •  
  •  
  •  
  • 24
  •  
  •  
    24
    Shares

Este relato está basado en varios testimonios. Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia. Por cuestiones de seguridad se han cambiado los nombres de los protagonistas para salvaguardar su dignidad.

***

Martes

Hace dos semanas que Martín no me manda mensajes, el último que tengo es un “Buenas noches, Paula”. Se ve que no puede conciliar el sueño o le agarró un sueño profundo. ¿Qué hago? No le quiero mandar un mensaje porque medio que no le gusta que tome la iniciativa y le molesta, además creo que debe pensar que soy una intensa, ¿pero si no le mando pensará que no me interesa? Bueno, me tomo unos mates y veo que hago.

¿Le mando o no le mando un mensaje? Sé que no somos nada pero me trata como si fuera la única, como si solo estuviera yo, aunque no me lo dice, además siento como que quiere exclusividad conmigo, aunque no quiere compromisos. Siempre le escribo, le pregunto cómo está su día  y esas cosas porque me importa, me interesa saber cómo le ha ido. Quizá soy media densa o molesta, y no quiere que le pregunte por su día, a lo mejor cree que lo estoy controlando, pero estoy seguro que más de una vez me ha reclamado porque no le he preguntado cómo le ha ido. ¿Al final le gustará o no que le pregunte por su día? Ya me perdí… Encima ahora que me acuerdo él nunca me ha preguntado nunca como me ha ido a mí en mi día, pero para reclamarme por no haberle preguntado si tuvo un buen o mal día si puede mandarme un mensaje.

Ya fue, no le mando nada, si la última vez que tome la iniciativa se enojó y me trato como el orto, como si fuera una regalada que está detrás de él.

Uy…  Se me están quemando las tostadas, ¡todo por pensar en él!

Como no pensar en él si siempre me manda mensajes tiernos y bonitos. Siempre me decía que le encantaba y le volvía loco mi sonrisa y mis ojos. Se ve que también le encantaba otras sonrisas porque hace semanas que no sé nada. Quizá la culpa fue mía por creerme que era la única, y tragarme todas sus palabras dulces, además nunca habló de algo serio o una relación, solo me contaba que no les gustaba cuando la otra persona andaba hablándose con muchos porque decía que era cualquiera hacer eso, que no da ser de ese tipo, yo lo tomé como una indirecta que quería que estuviera para él, solo para él. Se ve que él no quería o hacía lo mismo.

A lo mejor se la hice muy larga, y él solo quería garchar. Pero es que la última vez que salí con alguien y tuvimos relaciones al principio de salir, me dejó de hablar a los pocos días, y medio que me tildó de facilonga. Creí que me iba a pasar lo mismo esta vez, que me iba a tratar de trola o fácil, pero se ve que tampoco les gusta que se la hagan media larga o un poquito complicada, ahí nomás dejan de esforzarse, pero si se la haces más simple también te dejan de hablar, ¡Quien los entiende!

Te juro que a veces no los entiendo. Quieren que la mina “entregue” rápido pero te tildan de facilonga. Quieren coger con muchas, pero no quieren que ellas disfruten del sexo como ellos y lo hagan con más de uno… ¡¿Entonces como quieren coger con muchas si no dejan que nosotras cojamos mucho y con muchos?!

Mejor no le mando nada y lo elimino a la mierda…. No no, ¡ahí me está escribiendo! Quiere que vayamos al cine, no pero mejor le digo que no, no puede aparecer así de la nada y venirme a invitar a salir. Ah no, pero me dice que me extraña, que estuvo complicado con algunas cosas, que esperaba que yo le escribiera, y que soy una forra por mandarle un mensaje, ¡tiene razón! Pobrecito él. Bueno quedamos para el viernes.

***

Viernes

Bueno, el último mensaje que me mandó Martín fue hace tres días, que hoy nos juntábamos pero no me ha dicho nada más, quedó en decirme la hora y el lugar. Ya fue, no le escribo más…. Ah no, ahí está escribiendo:

“Hola bonita. ¿Cómo estás? Se me complico lo de hoy, te escribo el martes para ver si hacemos algo el viernes que viene. Besos”

*Configuración>>Opciones>>Eliminar/bloquear.

Escrita por: “La loca de los gatos” para la sección: