El violador… ¿eres tú?

  •  
  •  
  •  
  • 277
  •  
  •  
    277
    Shares

De repente vemos en una plaza, en las calles, en las escalinatas de algún edificio público, a mujeres haciendo una coreografía que, además de dejar muchos memes y vergüenza ajena, deja un mensaje muy peligroso y del que realmente no se ha tomado la debida dimensión.

Con la excusa del genero y la opresión se esta atacando a los derechos humanos, derechos que deberíamos tener todos sin mirar el género (suena estúpido aclararlo, cuando dicen perseguir eso). Ahora resulta que, sin mirar y solo por la condición de ser hombres, son violadores y si no lo son, son violadores en potencia. Como si por el hecho de nacer con genitales masculinos o creerse y percibirse hombres llevaran en sus genes algo que no pudieran controlar que los hace violar.

Suena a algo de lo que Adolf estaría orgulloso: un grupo de personas ejerciendo poder sobre el otro solamente basado en su condición sexual. Ante la ley quieren llevar (con éxito) que este segundo grupo no pueda defenderse y no tenga ese derecho que dice que “todos son inocentes hasta que se demuestre lo contrario”. De esta forma puede ir una Mengana cualquiera, señalar a alguien y que éste vaya preso, simplemente dando por hecho que como es hombre, es criminal y culpable.

No hay diferencia con el movimiento nazi, con la quema de brujas ni con la condena social hacia la gente de color, en su momento. Hoy día es más grave mandar a “hacer la cena” a las manifestantes, en un acto un poco torpe e infantil que insultar, patear, pintar, defecar en la vía publica, romper la propiedad privada y agredir a cada hombre que pase por las manifestaciones, sea porque está en su camino, porque el libre de moverse en la ciudad o incluso quieren acompañar.

¿Hasta qué punto van a llegar para buscar esa “supuesta” igualdad? ¿A quiénes van a agredir? ¿A cuántos hombres inocentes van a meter presos, o van a escrachar, o arruinarles la vida, o llevarlos al punto del suicidio para demostrar que “somos todos iguales” y “quieren los mismos derechos”?

Entonces…  ¿qué pasa con los niños que crecen con ese concepto y ese mensaje directo, crudo, sin censuras, que va al hueso donde lo etiquetan con tamaña sentencia? Les decimos desde chiquitos que por nacer así son violadores en potencia y violentos? ¿No están acaso ejerciendo las mismas herramientas opresivas que tanto critican? ¿No les parece que estamos viviendo en un caos sensible generalizado donde los hombres ya no saben cómo desenvolverse ante una mujer por manifestaciones agresivas y ponzoñosas como estas?

Ejercer una violación sexual es una conducta enfermiza, horrorosa, absolutamente agresiva, denigrante, opresiva y traumática. ¿Les parece correcta la liviandad con la que un grupo de mujeres condena a un humano por el simple hecho de ser hombre? Donde ponen al mismo nivel a un violador que a tu papá o a tu hijo o a tu profesor? Les parece todo lo mismo?

No chicas, no, no me representan y tampoco me interesa que digan que no buscan representarme o que si me pasa algo van a salir a marchar (como he leído que responden ante el mínimo cuestionamiento), no quiero que lo hagan tampoco me prendo en la destrucción de lo público, como no me prendo en la violencia física, como no me prendo en la agresión, no me prendo en condenar a alguien por su “genero”.

No, el violador no eres tú, el Estado no te juzga por nacer y el mundo no es un macho opresor.