Mendorock & tours (una brillante idea para llenarte de guita verde)

  •  
  •  
  •  
  • 21
  •  
  •  
    21
    Shares

Hoy quiero, utilizando este medio precisamente, ayudarlo a usted estimado y querido lector, brindándole la espléndida idea, el revolucionario método y los precisos pasos a seguir para la puesta en marcha de un negocio propio, un negocio que es el futuro de Mendoza y el trampolín para su salto a la estabilidad financiera que tanto anhela. Pero… ¿cuánto les voy a cobrar? Jajajajaja, esa es la mejor parte: ni un centavo. Sólo sentir la satisfacción de haberle ayudado a usted, un pobre infeliz, a progresar en la vida.

Todo negocio necesita algo para empezar, yo no  proveo nada material, sólo los estoy avispando con estas ideas y consejos invaluables.

Mendoza está creciendo en cantidad de turistas, es una industria en pleno apogeo y todos los que nos visitan hacen y sufren lo mismo en su estadía. Ir a la montaña, visitar una bodega, andar en bicicleta por los surcos, y ser pungueados en la calle Las Heras o peor aún, asistir al bodrio de la Fiesta de la Vendimia. Basta, agarre papel y lápiz, anote y comience a ganar pesos, dólares y euros.

Primero tenemos que invertir en una Trafic, camioneta o un micrito; prestado, alquilado o mejor aún si es propio.

Ya se pasó la bola entre los turistas que Mendoza es aburrida, siempre lo mismo, nosotros vamos a ser distintos, innovadores, nos vamos a enfocar en sus gustos musicales, gastronómicos y de ahí elaborar un tour de acuerdo a esos datos. Pero nada es improvisado, na na na, el turista nos tiene que mandar previamente a un WhatsApp pre establecido las respuestas a un escueto cuestionario. Nombre y apellido, edad, música y comidas predilectas, son los puntos en que nos vamos a enfocar, lo que sí o sí  debemos saber antes que el afortunado llegue a Mendoza.

Les voy a poner un ejemplo:

Llega a Mendoza un turista de Buenos Aires,  más de cuarenta pirulos, varón y es fanático de la banda de rock “Todos tus muertos” , lo recogemos en el aeropuerto, lo llevamos al hotel y al otro día empezamos nuestro trabajo en serio, el tour comienza fuerte, poniendo toda la carne en la parrilla, lo llevamos al parque, más precisamente a la cancha de la Lepra , ahí están todos los muertos,  a medida que pasamos frente a esa canchita muerta de frío le vamos relatando al turista los números de las recientes campañas del equipo y le informamos que llevan toda una vida en la B sin haber estado nunca ni siquiera con mínimas chances de subir a la A. Créame, al turista se le caerán las lágrimas de tanta emoción, la piel se le erizará como a una gallina, sentirá la decepción de los hinchas en carne propia y hasta irá a mear las ruedas de los autos de los jugadores que a esa hora están entrenando. Después lo llevamos al cementerio de Godoy Cruz, al de capital,  y cerramos por la nochecita en alguna sanguchería sobre la Gobernador Videla, si el turista no es un futuro muerto después de comer un sanguche ahí, al menos iniciará el proceso.

Recuerde que la comida entra por los ojos y un tour vale lo que usted ve y hace el primer día.

Al segundo día usted ya ganó con ese turista de Buenos Aires, se lo metió en el bolsillo, lo puede llevar a cualquier lado que él le perdonará todo, incluso si lo lleva a las termas de Cacheuta.

Pasemos a un  ejemplo internacional: llega una pareja de mejicanos, en ése país los Enanitos Verdes son muy conocidos, incluso ellos  grabaron un tema llamado “Tu cárcel”, una canción compuesta por un ídolo de ése país azteca. Mismo procedimiento, recogida en el aeropuerto, hotel y al segundo día empezamos a todo vapor.

Iniciamos el tour por la casita de piedra, la cárcel de la Boulogne Sur Mer, estacionamos en una calle aledaña a observar cómo los familiares de los reclusos tiran bultos hacia adentro, bolsitas con merca, porros, alfajores, condones, celulares, etc., sin intervención de ningún guardia, por encima de la muralla, siii, la muralla que divide todo, todo lo que fue, de lo que será. Después seguimos hasta Guaymallen, cuna del cantante Horacio Marciano Cantero, recorremos la feria de Guaymallen, luego nos desplazamos a San José y tomamos un porrón en la terminal de ómnibus, nos sacamos fotos en el monumento al indio (el mejicano es descendiente mayormente de Mayas o Aztecas) se sentirá muy identificado, y cerramos cenando en el parripollo de la cancha del Boli (nombrada en una inolvidable canción con David Lebon como invitado).

Mejor imposible.

Por la noche tomamos tequila haciendo karaoke en la San Martín Sur, pero es opcional.

Próximo turista, vamos a pensar que es una persona del exterior, no hispanohablante, fanático de Guns N Roses, ¿a quién no le gusta Axel, Slash y compañía? Aquí tendremos que hacer un tour combinado, pero no por ello engorroso, dado la cercanía de ambas etapas, etapa uno, lo llevamos al Tiro Federal de Mendoza, pasando el hospital militar hacia el norte, allí veremos pistolas, pistolones y pistolitas y luego etapa dos, al rosedal del parque General San Martín para las selfies.  Cena en la Arístides y por la madrugada a ver balas y balines en la Rodríguez Peña o, si al turista le gusta la acción y paga un módico plus en dólares por lo arriesgado, lo llevamos a ver guns a los barrios del oeste y norte del gran Mendoza, no quiero decir Las Heras porque ya recibí una queja por privado por estigmatizar a esa gente tan laboriosa.

Turista nacional fanático de la banda punk “Los Violadores “, mismo sistema para el día del arribo.

Ustedes estarán pensando que lo lógico es llevarlo de tour a alguna iglesia, pero se equivocan, no metamos a todos los curas en la misma bolsa, no sabemos en qué iglesia puntual podremos encontrar a uno pecador, en éste caso tendríamos que visitar al menos tres Iglesias diferentes para dar seguro con alguno, pero sería mucho gasto de transporte y pérdida de tiempo valioso. Por eso sugiero llevar al turista a la casa de gobierno o a la Legislatura de la peatonal, allí encontraremos a los políticos, violadores de nuestras aspiraciones, de nuestro futuro, de nuestra felicidad, les sugiero que el paseo por estos lugares no sean extensos, sería decadente, depresivo y hasta corremos el riesgo que la ira y la cólera despierten en el turista y se quieran desquitar con nosotros.  Para levantar los ánimos y garantizar que ése cliente regrese a Mendoza al año siguiente, llevarlo por la nochecita al distinguido cabaret “Levanta Pitufo ” sobre la ruta siete antes de La Salada, allí sirven los mejores choripanes con cerveza negra de Mendoza. Ojo, éste sitio es recomendado personalmente por mí, el trato es excelente y los precios son accesibles, y como me dijo la morocha Ester el primer día que fui: “no le hagas caso al tufo, lo importante es hacer feliz al Pitufo”. Desde ése día me hice habitué y hasta me dan fiado las chicas.

Próximo ejemplo y último.

Les aclaro, podría estar todo el día dándoles ideas brillantes acerca de éste fabuloso emprendimiento porque la variedad de gustos musicales y gastronómicos es casi interminable, pero quiero dejar más ideas para una próxima entrega. Porque usted se lo merece, porque usted lo necesita.

Charly García, casi 50 años en el ambiente musical, ¿quién no bailó al ritmo de sus canciones? Primer día, ya lo saben. Segundo día: la misma y agresiva actitud, ponemos toda la polenta en la olla, nos vamos hasta la feria de Godoy Cruz,  dejamos la trafic y nos subimos al tren, hacemos el recorrido completo hasta la pujante ciudad de Las Heras, ida y vuelta, tres veces seguidas. Recuerden que Charly nunca viajó en tren, siempre lo hizo en avión y nunca necesitó a nadie alrededor, nosotros haremos lo que él siempre quiso y nunca pudo, ir en tren hasta la loma del orto y con un batallón de gente chivada alrededor.

Por la noche cenamos guisos de madre, postres de abuela y torres de caramelo en la cantina del ex club Pacífico, sobre la calle Perú,  allí fue donde Charly fue molido a patadas por la yuta una vez que él se fue de lengüita.

Por un dinero extra podemos llevar al distinguido turista al hotel donde se pegó el famoso chapuzón pero ya habría que sobornar al conserje, no es aconsejable porque no queremos involucrar a terceros en éste proyecto.

Espero haberle sido útil, demás está decir que aquí estoy, el  GG El capataz para servirle.